MAPFRE Cuidamos tuMoto recuerda las claves de la moto eléctrica

Publicado el martes 28 de julio de 2020
MAPFRE Cuidamos tuMoto recuerda las claves de la moto eléctrica

La moto eléctrica será uno de los pilares sobre los que se asentará la nueva movilidad. MAPFRE Cuidamos tuMoto ha aprovechado su último informe para recordar las claves que hacen que este medio de transporte cobre cada vez más importancia en nuestra sociedad.

Según datos de ANESDOR, que recoge MAPFRE Cuidamos tuMoto en su último informe, las matriculaciones de motos aumentaron en 2019 un 19,2%, de las cuales un 7,8% eran motos eléctricas. Esto supone que, el pasado año, la moto eléctrica presentase un crecimiento del 242% interanual.

Es importante recalcar, también, que una gran parte de estas motos eléctricas que se matricularon, y que contribuyeron a esta estadística, respondían a su utilización en servicios de mensajería y en flotas de motosharing, especialmente en Barcelona, Madrid y Valencia.

Al tratarse de una tecnología relativamente nueva, MAPFRE Cuidamos tuMoto ha querido recordar cuáles son sus principales características, y cuáles son sus principales ventajas respecto a las motos convencionales.

  • No hace falta acudir a gasolineras. Las motos eléctricas cuentan con todo lo necesario para poder cargarlas, bien en un enchufe doméstico convencional, o en un punto de carga rápida, que reduce considerablemente el tiempo necesario para poder utilizarla de nueva, y que en apenas una hora permite recuperar cerca del 80% de capacidad de batería.
     
  • No emite ni gases ni ruido. Estas motos ofrecen prestaciones similares a las de las motos tradicionales, aunque siendo 100% ecológicas. Lo habitual es que dispongan de una sola marcha y no tengan embrague, a lo que hay que sumar que, gracias a sus características, ofrecen un gran empuje desde parado, y desde el acelerador se regula la aceleración y la velocidad que se desea.
     
  • Permiten obtener un importante ahorro, cercano al 90%, en los costes operativos con relación a un ciclomotor de combustión. Según la DGT, el consumo de electricidad tiene un coste de menos de 1 euro por cada 100 km circulados. Además, las motos eléctricas no pagan impuestos, ya que al tratarse de un vehículo que no genera emisiones contaminantes, cuentan con importantes bonificaciones o están exentas del impuesto de circulación en gran parte de los municipios, y tampoco pagan impuestos de matriculación. En el caso de Madrid, por ejemplo, como medida de reactivación tras la crisis del coronavirus, se concede una ayuda para la adquisición de patinetes, bicicletas, ciclomotores y motocicletas eléctricas con un máximo de 600 euros para ciclomotores, y 750 euros para motos.

 

Especial MotoGP2020
0