Las motos eléctricas también se ven afectadas por la normativa del gobierno

Publicado el lunes 22 de junio de 2020
Motos eléctricas

No solo el gobierno ha dejado al margen a las motocicletas en sus Planes de Automoción para incentivar el mercado, sino que también condiciona el normal desarrollo de las motos eléctricas dentro del Programa MOVES II.

En una coyuntura económica y social tan complicada como la derivada por las consecuencias de la pandemia por coronavirus, la motocicleta se alza como solución eficaz y eficiente de transporte por multitud de motivos. Esta obviedad, sin embargo, es invisible para los responsables de los distintos Ministerios encargados de diseñar proyectos de futuro de cara a la "nueva normalidad". Primero fue dejar fuera las motocicletas de los Planes de Automoción que incentivan con ayudas la compra de vehículos. Ahora es la indefinición respecto a las motos eléctricas, lo que deja este mercado, incipiente pero con un recorrido y potencial futuro inmenso, en auténtico punto muerto.

Según el nuevo Programa MOVES II, solo se podrán acoger a ayudas de 750 € las motos eléctricas de las categorías L3e (moto, por tanto no ciclomotores –L1e-), L4e (con sidecar) y L5e (tres ruedas) con un precio máximo de 10.000 € cuya potencia sea igual o superior a los 3 kW y cuya autonomía mínima sea de 70 km. Además no está previsto ninguna ayuda por achatarramiento, lo que sí se ha incluído en el terreno de los automóviles.



Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de todas las motos eléctricas del mercado

La citada indefinición de este plan lo reflejan las conclusiones de ANESDOR, patronal del sector de la motocicleta de España, en el siguiente comunicado:

"El Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno de España publicó el 17 de junio en el BOE el Programa MOVES II, para incentivar la compra de vehículos eléctricos. El plan será gestionado por las comunidades autónomas que tienen tres meses para desarrollarlo. Durante el lapso de tiempo entre el anuncio público de la normativa y la aplicación de la misma se desincentiva de forma directa la compra, ya que los consumidores aplazarán la adquisición a la espera de las ayudas.

El legislador, consciente de esta problemática, ha incluido en la Disposición Adicional Segunda del Real Decreto el carácter retroactivo en la compra de turismos y furgonetas desde el día siguiente a la publicación en el BOE, pero deja fuera a los vehículos ligeros. ANESDOR ha trasladado al Ministerio de Transición Ecológica su disconformidad ante el desarrollo del Programa MOVES II, que en el caso de la moto inmoviliza 'de facto' al sector.

En la anterior convocatoria del Programa MOVES, el plazo que otorgó el Gobierno central a la administración autonómica para su desarrollo fue de dos meses. En la mayoría de las comunidades se superaron los cuatro meses, y se dieron casos en los que se sobrepasaron los ocho o ni tan siquiera se llegó a publicar.

Adicionalmente, en tanto que el plan cuenta con una limitación económica, la entrada en diferido de la moto puede provocar que haya ciudadanos que aplacen la compra del vehículo y cuando quieran adquirirlo ni siquiera puedan acogerse a la ayuda, ya que los fondos pueden haberse consumido en su región.

ANESDOR pide al Ministerio de Transición Ecológica que modifique urgentemente la normativa del Programa MOVES II ya que actúa de forma contraria a los intereses sociales, económicos y políticos que promueve, discriminando a las motos eléctricas y paralizando su mercado".

Especial MotoGP2020
0