Prueba Lifan E3 ElectriCity: opción real

Comentar Publicado el jueves 07 de junio de 2018
Prueba Lifan E3 ElectriCity: opción real

Desde los primeros scooters eléctricos que probamos hace unos años, que no pasaban de ser una curiosidad cara y sólo útil en casos muy concretos, hasta ahora, las cosas han cambiado mucho. Este Lifan E3 ElectriCity es una opción real, suficiente para moverte por ciudad, a un precio similar a uno de gasolina.

El futuro de los scooters pasa por la electricidad. ¿Qué le puedes pedir a un ciclomotor para que sea una buena herramienta de transporte en ciudad? Lo primero, que todos los días te lleve y te traiga por esa ciudad sin complicarte la vida. Si afinas más, que sea cómodo, que no gaste mucho e incluso que sea estéticamente aceptable. Así, como sabemos todos, hay muchos€ de gasolina. Si ya nos referimos a scooters eléctricos, yo tengo claro lo que hay que exigirle: lo mismo que al de gasolina. Y, además, que tenga autonomía suficiente, puesto que hoy día todavía no puedo repostar cuando me haga falta sin tenerlo previsto y, sobre todo, que su precio sea una alternativa real a los de gasolina.



El Lifan E3 ElectriCity cumple esas condiciones. Es un scooter con homologación de ciclomotor (placa de matrícula amarilla) y, por tanto, puede ser conducido a partir de los 15 años con licencia AM. Es eléctrico, fácil y agradable de llevar, y dispone de una autonomía real cercana a los 50 kilómetros, con batería extraíble o posibilidad de carga sin sacar la batería. También cumple con ese requisito de un precio similar al de un scooter equivalente de gasolina: 1.950 €.

Es evidente que puedes comprar scooters de 50 cc más baratos, pero también más caros. Los precios de este tipo de vehículos en nuestro mercado oscilan desde los mil y pocos euros (puedes encontrar todavía alguna oferta rozando los mil "pelados") hasta más de 3.000 de los más caros. 1.950 € para un scooter eléctrico es un precio muy razonable (hasta hace poco no encontrabas nada así por debajo de los 4.000 €) y más después de haber probado las posibilidades del simpático Lifan.



CÓMO ES EL LIFAN E3 electriCity

El Lifan es un scooter pequeño de tamaño. Ligero y compacto, con ruedas de 10", emplea una carrocería diferente y original, con un estilo funcional y práctico al 100%, siendo además moderno y divertido. Está disponible en varios colores, todos ellos llamativos y vivos. Se comercializa con un cargador portátil que puedes llevar bajo el asiento, dejarlo en casa o en el punto en que suelas recargarlo. Incorpora un cuadro digital bastante escueto, bien diseñado y con la información precisa. No obstante, echamos en falta algo tan básico y útil en la ciudad como un reloj horario.

La estructura es muy simple y ligera, como debe ser un scooter así. Dispone de un chasis en tubo de acero, que permite un suelo plano sirve para soportar el resto de componentes. Cuenta delante con una horquilla telescópica con 65 mm de recorrido y detrás con una pareja de amortiguadores. Para frenar emplea un disco delantero y un tambor trasero, ambos independientes, ayudados por un sistema de frenada regenerativa que, en marcha, apenas notas. Para moverse emplea un motor de origen Bosch que va instalado en el propio cubo de la rueda trasera, sin escobillas, capaz de entregar 1,9 kW con un par constante de 110 Nm.



La batería es extraíble. Va bajo una trampilla en el hueco de debajo del asiento. Abres el asiento y te encuentras una bandeja que sale con solo tirar de ella y sirve para dejar cosas. Retiras la trampilla y encuentras la batería, de litio (60v, 24Ah), y puedes desenchufar la clema que la conecta (solo una) y tirar de ella para sacarla. Pesa 9 kilos, por lo que puedes llevártela con cierta facilidad. Pero si tienes garaje, permite enchufar el scooter sin sacar la batería para mayor comodidad. Tarda 6 horas en cargar al 100% desde cero. Y con esa carga tienes unos 50 kilómetros de autonomía, comprobados y reales.

En el equipamiento destacar el uso de luces LED tanto en el faro como en todos los pilotos, así como el enchufe USB de serie y una pata de cabra que desconecta el motor, caballete central y conmutador de tres modos de uso.



LO MEJOR

- Opción real de movilidad ciudadana

- Precio asequible

- Facilidad de uso

MEJORARÍA CON

- Reloj horario

- Guantera delantera

CÓMO VA EL LIFAN E3 electriCity

Ha sido una agradable sorpresa probar este Lifan E3 electriCity, sobre todo por dos razones. La primera, es divertido y agradable de llevar. No es un deportivo, no te va a sorprender por sus prestaciones, aunque anda lo suficiente para lo que es el tráfico normal en una ciudad. Y por precio y autonomía es un scooter válido para el día a día que te puede hacer dudar si necesitas uno de gasolina o basta con éste y dejar de pagar combustible.



Ha sido una prueba distinta. No medimos prestaciones y no hacemos largas rutas por carretera, ciudad y autovía. No tendría mucho sentido, como entenderás. Simplemente lo hemos guardado en el garaje y lo hemos sacado prácticamente a diario para hacer gestiones, ir a la compra y los movimientos típicos del día, incluyendo servir de vehículo de apoyo para las fotos de otras motos de pruebas, con conductor, fotógrafo y equipo encima. Y convence, porque hace su trabajo.

Subirte a él es muy fácil. Se llega al suelo de sobra, es muy bajo de asiento y resulta compacto en general. Para arrancarlo lleva una llave de contacto que funciona igual que la de cualquier scooter. De hecho, monta el bloqueo de dirección normal y la apertura del asiento desde aquí. Con el contacto dado, hace un "check" del cuadro y éste se enciende, mostrando abajo una "P" roja. No anda así. Tienes que pulsar el botón de arranque (también como el de cualquier scooter) hasta que enciende "Ready" en verde. Entonces giras el acelerador y sales.



En la piña derecha tienes un mando giratorio con tres posiciones. Son los modos de conducción. En el 1 es excesivamente suave, con poca fuerza. Lógicamente es el que menos gasta. Solo servirá para maniobrar a muy baja velocidad o, por ejemplo, circulando en recintos cerrados. Así, sirve para manejarte por un almacén grande o sitios similares, ya que es silencioso y no contamina. La posición 2 es aconsejable para rodar con tráfico intenso o para salir. Es suave de salida y llega a alcanzar los 40 km/h, aunque le cuesta. El modo 3 es algo violento de salida, muy potente. Roza los 50 km/h ahí e incluso los supera a veces. Yo, en concreto, he utilizado habitualmente el 2 para salir o para rodar por calles transitadas, dejando el 3 (puedes hacerlo en marcha con comodidad) cuando no hay tráfico y quiero ir un poco más deprisa.



Insisto en que es divertido de llevar. Es muy suave, sin ningún ruido salvo el de rodadura. Tampoco hay vibraciones ni se aprecian holguras o malos montajes en la parte ciclo. Las ruedas de 10" le dan gran agilidad y se mete por cualquier parte, girando en nada de espacio. También es algo nervioso si fuerzas el manillar al girar. Es otro efecto de las ruedas de 10", pero en este caso, con sus prestaciones, no es algo que pueda siquiera asustar. Las suspensiones cumplen, a pesar de que también esas pequeñas ruedas hacen que en zonas muy bacheadas le cueste más pasar con soltura. Los frenos también se pueden calificar de correctos, con buen tacto y bastante potencia para parar al Lifan. En curvas se tiene bastante bien. Llegas a dar con el caballete en el suelo, pero tienes que inclinar más de lo que parece prudente en una conducción normal. Sin embargo sí es capaz de inclinar con nobleza hasta ese nivel. Cuando estás saliendo de una rotondas o esquina, el motor eléctrico tiene suficiente par como para no darte sensación de que falta motor para sacarlo, y más aún si lo llevas en modo "3".



Es, en conclusión, un sustituto suficiente y lógico de un scooter de 50 de gasolina. Solo una autonomía limitada de unos 50 kilómetros le da una desventaja, pero en este caso es mínima. ¿Alguien hace más de 50 kilómetros sin parar en ciudad, con un scooter de 50? Quizás algún mensajero. El resto de usuarios, no.

ASÍ LA VEMOS EL LIFAN E3 electriCity

Llevamos ya diversas pruebas de vehículos eléctricos. Son curiosos, diferentes y tecnológicamente muy avanzados. Pero no siempre han resultado una alternativa real a la gasolina. Esta es una de las pocas veces en las que, de verdad, puede convertirse en una opción muy interesante para el que busque un ciclomotor ciudadano. Tiene un precio similar al de sus congéneres de gasolina y una autonomía real que puede ser suficiente para un vehículo de su categoría. Además, exhibe un funcionamiento agradable y fácil de llevar. Estas tres capacidades son clave y lo convierten, como vemos, en esa alternativa real.



En carretera no lo pasarás bien, como con cualquier ciclomotor. Solo te queda echarte al arcén e intentar ser visible, porque el resto de usuarios de la vía pasará deprisa. En ciudad es todo lo contrario: ágil, rápido en los semáforos, silencioso y limpio, dispone de una parte ciclo suficiente en todos los casos que tengas buen asfalto. Las ruedas de 10" son poco amigas de los baches.

Con pasajero sorprende. Para lo pequeño que es, no se aprecian grandes diferencias ni en prestaciones ni en comportamiento entre ir encima uno o dos ocupantes. Equipa estriberas plegables, cómodas, y una plataforma trasera (donde además puedes montar el baúl opcional de la marca) donde el pasajero se puede agarrar. Muy cómodo en todos los sentidos, es un scooter con un nivel de equipamiento correcto, aunque echamos en falta el reloj horario en el cuadro y alguna guantera o bandeja para dejar cosas en el escudo delantero. En autovía, directamente, no puede entrar por su consideración como ciclomotor.

FOTOS: Javier Ortega

FICHA TÉCNICA LIFAN E3 electroCity

Motor

Bosch sin escobillas, en la rueda trasera

Potencia máxima declarada

1,9 kW

Par máximo declarado

110 Nm constante

Cambio/Transmisión

Directa

Chasis

Tubo de acero

Suspensión delantera

Horquilla hidráulica

Suspensión trasera

Doble amortiguador

Freno delantero

Disco Ø180 mm

Freno trasero

Tambor Ø110 mm

Neumático delantero

3.00-10

Neumático trasero

100/80-10

Entre ejes

1.190 mm

Altura asiento

N.d.

Capacidad depósito

50 km autonomía (6 horas de carga)

Peso declarado

72 kg en orden de marcha

PRECIO

1.950 €



0

Scooter 125

Cómo limpiar a fondo tu moto o scooter

No sólo es una cuestión de apariencia. Limpiar la moto adecuadamente es obligatorio para un...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Uno de los aspectos que más interesa a la hora de comprar un scooter nuevo de 125 cc es su...

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

Conducir un scooter en invierno no es siempre agradable, sobre todo por dos razones: llueve y hace...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

La velocidad máxima de un scooter de 125 cc es un aspecto muy importante para decidir la compra de...

Motos Custom

Las 8 mejores motos custom 125
Las 8 mejores motos custom 125

Las 8 mejores motos custom 125

La estética custom y retro está mas de moda que nunca y las motos 125cc son una gran opción para...

Esto es Drag Style

Esto es Drag Style

Hola amigos. Tengo una Harley-Davidson Sportster 1200 R de 2005 que, desgraciadamente, uso muy...

Subastada la moto que diseñó Wayne Rooney

Subastada la moto que diseñó Wayne Rooney

La custom, Lauge Jansen, que fue diseñada por el delantero del Manchester United, ha alcanzado un...

La Harley-Davidson que sobrevivió al tsunami japonés

La Harley-Davidson que sobrevivió al tsunami japonés

El Harley-Davidson Museum expone la moto del japonés Ikuo Yokoyama, modelo que navegó durante más...

Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP