Nuevas Ducati Streetfighter V4 y V4S 2020

Publicado el miércoles 23 de octubre de 2019

Era obvio: hubo una Monster S4RS con la mecánica de la SBK más bestial de su momento en Ducati. Hubo una Streetfighter derivada de aquella 1098. Tenía que llegar la versión naked de la preciosa Panigale V4. Y a la vista, no defrauda.

208 CV, más par a medio régimen, la electrónica de la V4 y alerones laterales para pegar la moto al suelo. Por cifras, estilo y apariencia, la Streetfighter V4 2020 resulta simplemente espectacular. Es una idea clásica, que, una vez más, sobre el papel funciona y sobre el asfalto estamos deseando probar: coges la SBK y la despojas de carenado, ajustando después el resto de componentes a un uso más polivalente.

En el caso de la nueva Streetfgihter V4 además se le ha dotado de una estética agresiva y muy "Ducati". Esa agresividad se refleja en un frontal en el que ves que el diseñador se ha basado en la mirada de la Panigale V4, como debe ser, pero también en el famoso personaje de comic, el Joker

La moto estará disponible en dos versiones, diferenciadas básicamente por las suspensiones: Streetfighter V4 y V4S, con llantas forjadas Marchesini y suspensiones O?hlins controladas ele?ctricamente.

El motor es el V4 Desmosedici Stradale de 1103cc. En esta versión entrega 208 CV a 12.750 rpm con un par de 123 Nm a 11.500 rpm, y puede llevarse hasta los 220 CV con accesorios y escapes especiales, ya proporcionados por Ducati.

Cigüeñal contrarrotante, motor compacto, con las muñequillas desfasadas 70º, pistones de aluminio moldeados y, por supuesto, distribución desmodrómica. Las trompetas de admisio?n son fijas, pero en la inyección encontramos cuatro cuerpos de mariposa con dos inyectores cada uno: el primero, debajo de la mariposa se usa a bajo régimen de carga; el segundo entra en acción cuando el otro sube de vueltas.

El sistema Ride by Wire permite operaciones complejas y consigue modular las sensaciones del motor segu?n el modo de funcionamiento elegido por el piloto. Otro detalle curioso es que la moto desconecta la bancada trasera de cilindros cuando estás al ralentí y la temperatura del agua supera los 75º, aumentando así la comodidad del conductor.



El chasis también es el empleado en la deportiva, bajo el nombre de disco "front frame". Su mayor ventaja es que para la báscula en solo 4 kilos, dejando gran parte del trabajo de resistencia al propio motor. En la parte trasera el subchasis va sujeto al motor y a esa pieza "front frame", un basculante de aluminio con un monoamortiguador que lleva el mecanismo de bieletas unido a la parte trasera del motor.

Con todo ello, la Streetfighter V4 consigue un lanzamiento de 24,5º y un avance de 100 mm, para un peso en seco de 199 kg. Las suspensiones se confían a una horquilla Showa BPF de 43mm y un amortiguador trasero Sachs completamente regulables.

Un amortiguador de dirección también firmado por Sachs es equipamiento de serie en la estándar, mientras que en la versión S se montan suspensiones Öhlins con horquilla NIX-30 y amortiguador trasero TTX36. Todo ellos está controlado por la segunda generación del sistema O?hlins Smart EC 2.0 que, entre otras mejoras, ha modificado el interfaz de uso, más sencillo e intuitivo, llamado OBTi (Objective Based Tuning Interface). A la hora de frenar, nuevas pinzas monobloc Brembo Stylema, desarrolladas a partir de las famosas M50.

La electrónica es de última generación, la misma que en la deportiva Panigale V4: incorpora una IMU de seis ejes e informa a la infinidad de sistemas de ayuda al pilotaje. Hay una ABS Cornering EVO de tres niveles de intervención seleccionables. El control de tracción DTC Evo2 es el que se utiliza en las Panigale V4 R y V4 R SBK.



Es capaz de adaptar su intervención sobre la base del deslizamiento y ángulo de inclinación empleando una nueva estrategia "predictiva": no solo "lee" la derrapada, también es capaz de percibir las variaciones en el agarre, actuando sobre el avance de encendido, la inyeccio?n e, incluso, sobre las va?lvulas de los cuerpos de mariposa para mantener los para?metros o?ptimos de combustio?n y asegurar una respuesta y control del motor ma?s fluido. Todo esto significa mayor estabilidad saliendo de las curvas y superior aceleracio?n, con mejor sensación de control. Tiene ocho niveles de intervención regulables, seis en seco, dos en mojado. Se incorpora al sistema un nuevo DSC, capaz de controlar las deslizadas, llevando más allá el control de tracción.

Se monta un sistema anti wheelie DWC Evo, más preciso. El DPL, control de lanzamiento, se puede utilizar en tres niveles, de forma que puede ajustarse a las preferencias de cada piloto. Un nuevo quickshifter, DQS Evo2, utiliza los datos de inclinación de la IMU para maximizar la estabilidad de la moto cuando se cambia de marcha en las curvas, mejorando además los tiempos de cambio de velocidad con respecto al anterior.

Capaz de trabajar en conjunción con el embrague antirebote y el control de freno motor (EBC: controla la apertura de las mariposas en reducción regulando así la retención, en función de inclinación, marcha y apertura del puño), el DQS Evo2 permitirá mejores reducciones y frenadas que nunca sin tocar la maneta.

La moto incorpora tres modos de conducción de serie: Race, Sport y Street. Solo este último reduce la potencia a 155 CV, manteniendo los dos anteriores los 208 CV. Influyen en todas esas ayudas electrónicas y en el caso de la Streetfigher V4S en las suspensiones electrónicas. Estas, con el nuevo sistema de control, permiten elegir entre modo manual fijo y un modo dina?mico que las hace variar de forma automática.



Tiene además la ventaja de permitir al piloto personalizar la intensidad de la respuesta de las suspensiones a los eventos de conduccio?n personales: frenado, trazado de curvas, aceleracio?n, etc, y permitirle modificar los coeficientes de funcionamiento de los componentes individuales de la suspensión.

Todo puede controlarse a través de los mandos del manillar y visualizarlo a través de la pantalla TFT de segunda generación, de 5", con dos diseños a elegir: Road y Track. Por supuesto, está preparada para recibir el DMS: el sistema de conectividad del móvil de Ducati, y para utilizar el DDA (Ducati Data Ansalyser+GPS) capaz de registrar no solo tiempos por vuelta, sino también otros datos, utilizándose prácticamente como un sistema completo de telemetría.

La carrocería recurre a elementos afilados y cortados al mínimo detalle para darle esa agresividad necesaria. En ella, unas alas laterales ayudan a mantener el control en rectas a alta velocidad y a requerir menos intervención electrónica: generan 28 kg de presión hacia el suelo a 270 km/h. Por supuesto, los semimanillares han dejado paso a un manillar alto. El asiento, a 845 mm de altura y las estriberas algo más adelantadas, configuran una posición de conducción más "naked" y polivalente. Por supuesto, a estas alturas, no podía faltar el faro, completado un equipamiento "full LED".

Ambas versiones llegarán a las tiendas españolas el próximo mes de marzo 2020 a un precio de 21.990 euros para la Ducati Streetfighter V4 y de 25.490 euros para la Streetfighter V4 S.

 

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Ducati.
Precios del Ducati con ficha técnica y equipamiento completo.
0