Prueba Ducati Multistrada 1200 S DVT: alfombra mágica

Comentar Publicado el lunes 01 de febrero de 2016
Prueba Ducati Multistrada 1200 S DVT: alfombra mágica

La alfombra mágica de Las mil y una noche es el "vehículo" más similar que se me ocurre para que entiendas en qué se transforma la Ducati Multistrada 1200 S DVT cuando te pones el casco.

Cómo cambian los tiempos. No te estoy diciendo que me estoy haciendo viejo. O tú. ¿Recuerdas cuando hablar de una Ducati era referirse a motos dignas más de superhéroe de Marvel que de una persona normal? Embragues para culturistas, funcionamientos herráticos... frente a prestaciones apabullantes, diseño de vanguardia y, sobre todo, mucho, mucho carácter, carisma y actitud.

Ahora miras frente a frente un modelo como la última evolución Ducati Multistrada 1200 S y descubres que los años nos han deparado más montañas de estos aspectos positivos, y que los negativos se han esfumado detrás de una vorágine tecnológica que la distingue como referencia en su segmento.



Te garantizo que ninguna otra moto se adapta a tus necesidades como esta Ducati Multistrada 1200 S dotada de suspensiones electrónicas DSS, tanto que se lleva más con tus pensamientos que con tus manos. No sé si eres un purista-talibán de los que reniegan de las ayudas electrónicas a la conducción en moto. Yo opino que estas mejoras te empujan a una conducción más segura, tanto como te empuja el mítico V-Twin italiano a 90º de 1.198 cc capaz de regalarte 160 CV de potencia máxima. Sensaciones, imagen... todo puede ser nuevo, pero la forma como sientes que una fuerza invisible te impulsa por detrás, en lugar de tirar de ti por delante como una rabiosa tetracilíndrica, sigue siendo magia pura en los modelos que salen de la factoría de Borgo Panigale.

Camaleónica Ducati Multistrada 1200 S

El papel de alfombra mágica de la Ducati Multistrada 1200 comienza de inmediato con su puesta en marcha. En efecto, la llave de proximidad te evita el engorro de quitar y ponerte los guantes cada vez que realizas esta acción. Antes hay que apretar un botón con el dibujo de un candado para que la moto te reconozca como propietario. Después, un exclusivo sistema de pulsador que combina el botón de arranque y el corte pondrá en marcha uno de los ejemplos pioneros del maxitrail más asfáltico, la deriva más popular en los últimos años de este segmento. El perfil off road es marginal, con neumáticos 100% de carretera y llantas de aleación. Con recorridos de suspensión amplios, postura de conducción erguida y opciones electrónicas específicas "enduro", está dispuesta a afrontar poco más allá de un fácil camino de tierra para llegar a un próximo destino. Para eso ya está la nueva edición Ducati Multistrada 1200 Enduro presentada en el Salón de Milán 2015.

Personalmente, me encanta que las motos tengan nombres propios y no simples siglas. Black Shadow, Square Four, Interceptor, Katana, Chief, Road Glide, Ninja... En el caso de la Ducati, el término Multistrada hace referencia a su capacidad de adaptación a cualquier tipo de carretera con la musicalidad del idioma de Verdi. Y esta definición ya te adelanta cómo es, en lugar de tener que ser tú quien lo descubre después de rodar con ella.

Y entonces, desde que recorres los primeros metros a sus mandos, te das cuenta que no se trata de que tú modifiques tu conducción a cada tipo de vía, sino que los "hilos" de esta auténtica alfombra mágica ya se mueven por ti para que saques lo mejor de cada medio. Seguro que tienes un recorrido favorito para tus salidas de fin de semana en la que debes recorrer distintos tipos de carreteras. Guárdate la llave de la "Multi" en el bolsillo que nos vamos de ruta. Por cierto, es la versión Ducati Multistrada 1200 S con paquete Touring, es decir, equipada con maletas 858 l. de capacidad), puños calefactables en tres niveles y caballete central.

En ciudad con la Ducati Multistrada 1200 S

El tramo urbano obligatorio para salir de los límites de la ciudad también forma parte de las opciones disponibles en la maxitrail italiana. Mejor hacer los deberes antes de empezar a rodar, aunque también es posible elegir entre las diferentes alternativas una vez en marcha pulsando un sencillo sistema en la piña izquierda. El modo Urban restringe la potencia máxima a 100 CV, los niveles de intervención de los controles de tracción DTC, anti-caballitos DWC y ABS con intervención en curvas gracias a la plataforma inercial IMU con giróscopos y acelerómetros es máximo y la regulación de las suspensiones alcanza su máxima suavidad. Todo ello incide en una conducción relajada y preventiva frente a los peligros de la urbe.

A ello añade un radio de giro notable para una moto de sus características, dotada de horquilla invertida, y una posición de conducción erguida para controlar bien el tráfico a tu alrededor. También es regulable la altura del asiento (825-845 mm) para llegar mejor con los pies en las paradas de semáforos, etc., y hasta la instrumentación TFT te muestra la información de un modo especial (el tacómetro solo aparece en los modos Touring y Sport, por ejemplo) para que de un vistazo tengas toda la información que necesitas en este entorno. ¿Te dije que esta moto se adapta a ti con solo pensarlo?
Pero todavía falta lo mejor. La principal innovación del último desarrollo Ducati Multistrada 1200 y Multistrada 1200 S que nacieron en 2015 introdujeron el primer sistema de propulsor con distribución variable DVT que actúa tanto en admisión como en escape. De este modo se cambia el grado en el que las válvulas de admisión y las de escape están abiertas respecto al movimiento del cigüeñal. El objetivo es adaptar su respuesta a cada necesidad. Así, en conducción urbana, con el motor a bajo régimen, se beneficia de un elevado par en pos de una respuesta a bajo y medio régimen vigoroso, con una posición exacta a apertura de ambos grupos de válvulas desmodrómicas. En cambio, cuando necesitemos respuesta a elevados regímenes en conducción fuera de la ciudad, la distinta posición de las válvulas (no cambia ni el tiempo de apertura ni el ángulo de los árboles de levas) hará que los gases de escape, al salir por su conducto, "empujen" a los de entrada para un óptimo llenado de la cámara de combustión, aumentando el rendimiento. Tú no tocas nada, pero la moto vuelve a amoldarse a ti. Olvídate de los traqueteos del bicilíndrico a bajas vueltas. Son historia.

En autovía con la Ducati Multistrada 1200 S

Esa carretera de curvas que tanto te gusta requiere que hagas unos cuantos kilómetros por vías rápidas. La Ducati Multistrada 1200 S ejerce de "transformer" y vuelve a reinventarse para tu mejor disfrute. El modo Touring eleva la potencia disponible hasta el máximo, aunque con una entrega más suave que en la opción más deportiva. Los niveles de control DTC, DWC y ABS siguen siendo elevados y las suspensiones reaccionan a las irregularidades del terreno con suavidad. El confort es la principal premisa, tanto rodando solo como acompañado.

Tu pasajero disfrutará de un asiento elevado que le permite visualizar la carretera como si estuviera con el manillar en las manos. Tan solo recela del primer momento de subirse, porque las maletas instaladas en nuestra unidad obligan a movimientos complicados. Ahora bien, una vez acoplado, la posición es perfecta, así como el mullido y el espacio disponible en el asiento. Los kilómetros transcurren como si nada. Echas en falta mejor visibilidad en los retrovisores, muy bonitos, pero poco prácticos.

Incluso a elevada velocidad constante, con el control de crucero activado, la protección es notable. La pantalla se puede regular en 60 mm de altura (¿has contado hasta ahora cuántas opciones regulables llevamos?) con una mano incluso en marcha y todo confluye para una máxima calidad. Esta sensación queda impresa en tus ojos cuando bajas la vista para admirarla. Los detalles sobre el depósito, las inscripciones con el nombre de la marca en la tija o las piñas retroiluminadas, además del faro delantero LED o la pantalla TFT (que se gradúa automáticamente cuando pasas un túnel, por ejemplo, pasando de fondo blanco a negro para visualizar mejor los dígitos), completan un modelo absolutamente Premium.

Las mínimas vibraciones que se perciben entorno a 140 km/h, nada molestas, desaparecen de repente cuando incrementas el ritmo. Lástima que ya estés fuera de ley sin apenas darte cuenta, porque la tarjeta de invitación para salir disparado hacia el horizonte lleva tu nombre... cuidado, porque también la carta certificada de la DGT. En sexta, la mínima apertura del puño te instala en el punto del velocímetro que necesitas en cada momento antes de que pestañees, una sensación de vigor e inmediatez gloriosa. Será la acción del DVT, cuyo trabajo no lo delata en ningún momento.

En carretera secundaria con la Ducati Multistrada 1200 S

Y, por fin, llegamos a los kilómetros más sabrosos de nuestra ruta, esa carretera revirada, con poco tráfico y buena asfalto que saca las dosis más preciadas de tu adrenalina. La Ducati Multistrada 1200 S exhibe el espíritu Panigale que deriva de su motor originario de superbike y lo hace con todas las consecuencias. El modo Sport cobra todo su sentido, con máxima potencia y entrega sin concesiones más niveles de intervención justos de DCT, DWS y ABS para que no interfiera en tus prestaciones y suspensiones endurecidas. El chasis multitubular refleja unas dotes dinámicas extraordinarias. Los movimientos son dignos de una moto deportiva, permitiéndote mover tu cuerpo en cada curva para lograr unos ángulos de inclinación sorprendentes. La estabilidad es máxima y la nobleza de la trazada imperturbable. ¿Quién quiere varias motos para varios propósitos si puedes tener todo en una?

Las aceleraciones son abrumadoras y el sonido tanto en retención como al subir de vueltas te embriaga, supongo que también a quien asiste desde fuera al espectáculo. Es asombroso cómo desaparecen los kilos, de nuevo, como por arte de magia. Y hablando de ases en la manga, si ruedas por la noche también cuentas con una nueva faceta camaleónica: los faros adaptativos, que facilitan tu conducción al iluminar el ángulo que deja muerto un faro delantero convencional en la trazada de curvas. Este sistema debería ser de obligado cumplimiento en toda motocicleta de aquí a pocos años por el inmenso incremento de la seguridad que significa.

Puede que después de este recorrido, todavía no te haya convencido de las bondades como amigo de las que la Ducati Multistrada 1200 S dispone para ti. Entonces también hay un plan B, porque todas sus opciones electrónicas son personalizables. En cualquier caso, las gracias en mayúsculas no dejan de salir de tus labios dentro del casco cada milímetro que disfrutas a bordo de la Ducati Multistrada 1200 S. Al bajarme de ella, tengo la sensación de que ya he vivido el futuro.

0
Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Ducati.
Precios del Ducati Multistrada 1200 con ficha técnica y equipamiento completo.