Ducati Precios desde 8.350€ a 9.850€, según versión

Ducati Scrambler 2015: Por fin la vemos en Colonia

Publicado el viernes 20 de febrero de 2015
Ducati Scrambler 2015: Por fin la vemos en Colonia

Una de las motos más comentadas de esta época anterior al Salón de Colonia; una moto de la que llevamos viendo fotos espía, fotos parciales, vídeos... y hasta un contenedor amarillo que se suponía que la llevaba dentro. Y es tan impactante como esperábamos, hasta con cuatro versiones distintas.

No es una nueva Ducati retro, como fueron aquellas de hace unos años. No; la nueva Ducati Scrambler es una moto actual, sin ninguna intención de parecer antigua, sólo que en su nombre y decoraciones si quiere recordar a una de las motos más importantes de la historia de la marca italiana.



La Ducati Scrambler original respondía a las necesidades del mercado americano de los años 60. Presentada en 1962, su historia continuó hasta 1975 adoptando distintas cilindradas. Fue una 250, una 350 y llegó a 450, y siempre con gran éxito. La actual es una 803cc, con el motor Desmodue de la Hypermotard 2012 y Monster 796, con tapas en aluminio y modificado en los árboles de levas para mejorar la respuesta, con un cruce de válvulas a 11º. Emplea un embrague APTC con sistema antirrebote y cambio de seis velocidades. Entrega 75Cv a 8.250rpm y un par motor de 6,9kgm (67NM) a 5.750.
Como siempre en Ducati, el chasis es en tubo de acero. Con un ángulo de dirección de 24º se garantiza una buena agilidad y con un manillar ancho, su buena maniobrabilidad. para las suspensiones se ha confiado en Kayaba; una horquilla 41mm y un monoamortiguador con ajuste de precarga, montado en cantilever lateral. Para frenar se recurre a Brembo, que proporciona un disco de 330mm delantero con pinza radial Brembo Monobloque M4.32B y a un ABS Bosch 9.1 MP AMS. Detrás, un disco de 245mm completa el sistema. En las ruedas destaca el uso de una delantera de 18" y el empleo de neumáticos Pirelli MT60RS especialmente producidos para la Scrambler.

Un original faro, redondo, con leds alrededor para luz de día, piloto trasero full led, con 12 diodos de posición y seis más de freno (18 en total frenando); el cuadro, redondo y ladeado detrás del faro, pero completamente digital?muchos detalles toman inspiración en aquellas Scrambler originales pero absolutamente modernos en cuanto a su tecnología.

 

Pero es los cuatro acabados posibles lo que más ha sorprendido de la Scrambler: Icon, Urban Enduro, Full Throttle y Classic, cada uno acercándose a un estilo estético diferente. La primera, la Icon, se venderá en amarillo o rojo, con chasis y asiento negro. Los paneles de alumno del depósito se pueden intercambiar y supone la más bñasica de la gama. La Urban Enduro, en verde con asiento marron, supone un plus para los aficionados al off-road: protector de motor, guardabarros delantero levantado, rejilla en el faro, cubre barras en la horquilla y un logo específico.

La Full Throttle se inspira en aquellas carreras de flat track y para ello, además de su color negro con detalles amarillos, monta escape bajo Termignoni, manillar bajo, asiento tipo Flat Track, tapas del depósito en negro y otro logo propio. Y por último, la Classic, en naranja "Sunshine", con chasis negro y asiento marrón, con guardabarros metálicos, depósito con banda negra, tipo "años 70" y, por supuesto, también su logo especial.

Muchos detalles se quedan en el tintero: inscripción en el tapón "Born in 1962", asas para el pasajero escondidas y otros muchos quedan por descubrir, en una moto que merecerá la pena acercarse a verla cuando llegue a las tiendas.

Precios:
— Icon roja:            8.350€
— Icon amarilla    8.450€
— Urban Enduro   9.850€
— Full Throttle       9.850€
— Classic                  9.850€
 
Disponibilidad
— Versiones Icon               A partir de febrero
— Resto versiones               A partir de marzo

0