Derbi anuncia que en marzo cerrará su planta de Martorell

Publicado el miércoles 20 de febrero de 2013
Derbi anuncia que en marzo cerrará su planta de Martorell

Tras los traslados de producción de Honda, que mantiene la producción de sus modelos de trial en España, Yamaha y el próximo cierre de Suzuki en territorio español, ahora le ha tocado el turno a Derbi. Piaggio alude motivos de eficiencia y de mejora de la productividad por las que traslada la producción a Italia y cerrará, en marzo, la fábrica de Martorell dejando a cerca de 150 trabajadores en la calle.

91 años de historia y éxitos acabarán a finales de marzo de la forma más cruel cuando Derbi eche el cierre a la única fábrica española que seguía produciendo modelos de esta marca en la localidad barcelonesa de Martorell. Tras esta decisión, perdemos a una de las marcas históricas de España que lleva fabricando motocicletas desde 1922 y que pasó a ser propiedad del Grupo Piaggio en el año 2001.

Tras dos años de incertidumbre y de pender de un hilo, la dirección de Derbi ha anunciado al comité de empresa de la planta de motocicletas que  presentará el expediente de regulación de empleo (ERE) para despedir a todos sus trabajadores, unos 150 en total.

Estos trabajadores se aferraban a la idea de que el grupo inversor Giba Holding siguiese su plan de usar dicha planta para el desarrollo de un biplaza de cuatro ruedas, lo que garantizaba la continuidad de la actividad productiva y de los empleos, pero finalmente este grupo inversor no producirá dicho modelo en la ya mítica fábrica de Derbi, rompiendo todos los planes de esos trabajadores que han participado de la historia de Derbi.


Piaggio, la matriz de Derbi, anunció a principios de 2011 su decisión de cerrar la planta catalana y trasladar la producción a Italia, pero ha prolongado el cierre a la espera de encontrar un inversor. En junio del año pasado, la plantilla aceptó un ERE de suspensión temporal con el objetivo de alargar la producción hasta hallar una alternativa industrial, un acuerdo que aplazaba 'sine die' el cierre de la factoría y establecía las condiciones de los trabajadores que serían recolocados con la nueva alternativa industrial y las de los que serían despedidos.

La producción de la fábrica de Derbi se alargará hasta finales del mes de marzo. Si no hay ninguna alternativa, que sería un milagro, se prevé el despido de la plantilla de Derbi a principios de abril. El inmediato adiós de Derbi se une al de Suzuki que verá como en marzo también tendrá que abandonar la producción en su fábrica de Gijón.

0