Prueba Daelim Besbi 125: reedición Vintage

Comentar Publicado el miércoles 25 de abril de 2018
Prueba Daelim Besbi 125: reedición Vintage

El Daelim Besbi 125 fue una de las referencias entre los modelos retro del mercado hace años. Ha estado ausente estas últimas temporadas, pero ahora regresa renovado, con todo el carisma que le hizo un éxito de ventas.

El nuevo Daelim Besbi 125 no es que sea eso, nuevo, sino que nada tiene que ver con su predecesor, salvo la marca y el nombre. Aquel antiguo Besbi pasó a la historia. Daelim, que sabía lo bien que había funcionado ese tipo de scooter, no quiso dejar el hueco en la gama y lanzó un Daelim Aroma que apenas ha durado un par de años en el mercado. Cambió la homologación, de Euro 3 a Euro 4, y el Aroma fue una de sus víctimas. Ha habido que esperar algún tiempo para descubrir el nuevo retro básico de la marca coreana, porque estaba claro que no iban a despedirse de este segmento.

Vuelve al nombre clásico de Besbi, al que le trajo mayores éxitos. Emplea nuevo chasis y motor, una parte ciclo diferente y, a la vista está, una carrocería completamente novedosa. Pero no renuncia a las señas que fueron su éxito. Sigue siendo un scooter económico, de corte retro, con una faceta utilitaria my marcada como se puede deducir de su suelo plano o del baúl trasero de serie, entre otros detalles.



No supera los 2.000 €. Eso, desde la entrada en vigor de una Euro 4 que encareció los scooters de 125 cc hasta un 25% en sus costes (nuevos catalizadores, inyección electrónica, sistemas de frenado sofisticados, etc) es un precio de los que encontrarás en la parte más económica del mercado. Y sigue siendo un retro original. No es una reedición ni reinterpretación de algún scooter clásico y no quiere parecerse a ninguna moto en concreto de los años 50 ó 60. Ni siquiera se ha buscado que se pareciera al primer Besbi o al Aroma. Es diferente, más moderno dentro de lo retro.

Dinámicamente es un buen scooter. Mejora a sus antecesores, tanto al Aroma como al primer Besbi, que hoy en día estaría muy superado técnicamente. Anda bien, es más estable y noble que aquéllos, resulta muy cómodo para desplazamiento diarios cortos dentro de la ciudad y el motor tiene un funcionamiento muy correcto, sin vibraciones ni ruidos. Es, en el fondo, un mejor scooter para un segmento que Daelim dominó hace años y, por tanto, tiene posibilidades para volver a convertirse, de nuevo, en uno de los referentes entre los de su estilo.

CÓMO ES EL DAELIM BESBI 125

Es un scooter retro claramente. Las formas generales del scooter, las calcas traseras afiladas hacia atrás, el faro rectangular encastrado en el manillar o los detalles cromados son elementos de este estilo, como te digo, sin querer parecerse a ninguna referencia en concreto. Pero como es frecuente en este etilo de scooters, también recurre a detalles de tecnología actual que no solo influyen en un mejor funcionamiento, sino que a nivel estético también sirven para romper esa línea clásica con guiños al siglo XXI. En el caso del Besbi, los LED en pilotos de intermitencia y en el trasero, tanto para posición como freno, cumplen a la perfección con ese cometido.



El chasis es el clásico de cualquier scooter básico, una estructura de acero que permite el empleo del suelo plano, un elemento que permite mayor comodidad a la hora de subirte al scooter y que también sirve para llevar objetos voluminosos apoyados ahí y sujetos por el gancho porta bolsas de la columna de dirección. Si necesitas llevar más cosas, tienes un hueco bajo el asiento, suficiente para un casco integral y, además, incorpora de serie un baúl, estilizado y cómodo de usar, pero solo para un casco jet.



En la parte ciclo destaca el uso de dos llantas de 12". Es algo en lo que mejora a sus antecesores que empleaban llantas de 10". En los frenos, destaca un sistema de frenada combinada, bien calculado y con buen tacto gracias, entre otras cosas, a sus dos discos de freno. Es más grande y algo más pesado que los primeros Besbi y Aroma, pero se contiene con solo 115 kg de peso y no se siente mucho menos ágil que aquéllos. Asimismo, con una altura de asiento de solo 790 mm, tampoco resulta difícil llegar al suelo y moverlo con soltura.



El motor es otra de las grandes novedades. Es una unidad de la última generación que está empleando Daelim, similar al de su nuevo rueda alta, el S16. Un motor sencillo, de aire y culata de dos válvulas, emplea un alternador de baja inercia y sistemas antifricción en la distribución para conseguir una alta eficiencia y, por tanto, bajo consumos. Se extraen 9 CV a 7.500 rpm con un par motor de 9,2 Nm a 5.750 rpm.



CÓMO VA EL DAELIM BESBI 125

Es un scooter agradable y fácil de llevar, noble de reacciones, con un motor de prestaciones suficientes y que, en ningún caso, te va a meter en problemas. Es digno heredero de los anteriores Daelim retro. También aquéllos eran scooters muy utilizables y divertidos de llevar, pero éste es mejor. Las llantas de 10" de los anteriores los hacían ratoneros, muy ágiles, además muy bajos de asiento, pero también un tanto nerviosos y, sobre todo, con mal asfalto, bastante incómodos. Las llantas de 12" mejoran el scooter. Le dan mayor prestancia al parecer más grande y mejoran el comportamiento, ahora más noble y progresivo, sin haber perdido agilidad.



El nuevo motor también ayuda en esa mejora del scooter. Tiene buena respuesta desde abajo y está muy lleno en cualquier régimen de vueltas. Tienes la sensación de que para la misma velocidad, para la misma entrega de potencia, gira a menos vueltas. Y eso da confianza a la hora de acelerar, pues es muy progresivo. No es ningún "tiro" en cuanto a prestaciones, pero queda en la línea de aceleraciones y velocidad punta de cualquier rival.



Es un scooter urbano y es en la ciudad donde se encuentra en su auténtico ambiente. Se nota además la experiencia de la marca en este tipo de scooters. Es ágil y muy maniobrable, frena bien y acelera bien en las salidas. Está bien equipado para este uso. Cuenta con pata lateral con desconexión del motor y caballete central, así como co estriberas del pasajero que se esconden en la carrocería y se despliegan pulsando con el tacón en los botones que lleva. Solo echamos en falta un reloj horario en el cuadro. Las suspensiones están taradas más bien blandas. El Besbi no tiene absolutamente ninguna intención deportiva y más bien quiere ser cómodo. Estas suspensiones, más las llantas de 12", han mejorado mucho el comportamiento sobre suelos e mal estado.

En carretera se defiende bien. No alcanza los 100 km/h reales, al igual que muchos de sus rivales, pero resulta cómodo. Puedes llevarlo, además, con el gas bien abierto: el motor no da síntomas de sufrir y solo hay que tener cuidado de no meterlo en corte de encendido, aunque no es fácil, porque lleva un desarrollo bien calculado y esto solo sucede en largas cuestas abajo si te empeñas en llevarlo a tope. Es estable y se sujeta al suelo con corrección, pero no invita a grandes tumbadas ni apuradas de frenada. El chasis abierto que requiere el suelo plano flexa más que los chasis cerrados y le ves que si fuerzas mucho, empieza a moverse. No va a pasar de ahí y no asusta ni mucho menos, pero avisa de que no está hecho para eso.



ASÍ VEMOS EL BESBI DAELIM 125

Se erige como una de las opciones más interesantes del mercado si buscas scooters que no lleguen a 2.000 €, ya que a un comportamiento neutro se suma una línea de carrocería agradable y de moda. Es capaz de rodar por ciudad a buen ritmo y de forma muy cómoda, por lo que sus mejores puntuaciones van a esos capítulos, tanto en ciudad como en confort de marcha, con un buen asiento, buena posición de conducción y mucho sitio para los pies en su plataforma plana. En carretera va justo de prestaciones, pero sigue siendo cómodo. En autovía, claro está, esas prestaciones justas se aprecian más: el tráfico va más deprisa que tú. Buena opción para el pasajero, las suspensiones blandas y el motor de solo 9 CV nota que llevas a un invitado, pero éste no tendrá queja, ya que dispone de asas, reposapiés plegables y mucho sitio sobre el asiento. El equipamiento está bien elegido, salvo la ausencia de un reloj horario, algo esencial para un scooter urbano. Las luces LED en pilotos, baúl trasero, doble pata /caballete o el gancho plegable portabolsas son ejemplos de ese buen nivel de equipamiento, a valorar en un scooter de su precio.



Más información del Daelim Besbi 125

0

Scooter 125

Cómo limpiar a fondo tu moto o scooter

No sólo es una cuestión de apariencia. Limpiar la moto adecuadamente es obligatorio para un...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Uno de los aspectos que más interesa a la hora de comprar un scooter nuevo de 125 cc es su...

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

Conducir un scooter en invierno no es siempre agradable, sobre todo por dos razones: llueve y hace...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

La velocidad máxima de un scooter de 125 cc es un aspecto muy importante para decidir la compra de...

Novedades

BMW F 750 GS 2018: Review y primeras impresiones

El trabajo realizado en la nueva BMW F 750 GS es un desarrollo completo de toda la moto, volver a...

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

El Salón "Vive la Moto", que este fin de semana se está celebrando en el IFEMA de Madrid, nos ha...

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot sigue adelante con su evolución como marca centrada en la movilidad eléctrica y su próximo...

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor irrumpe en el mercado con modernos modelos de 125cc y 250cc de diseño propio para diversos...

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Daelim.
Precios del Daelim con ficha técnica y equipamiento completo.