Prueba Daelim S16 Fi: nuevo en la ciudad

Comentar Publicado el jueves 22 de marzo de 2018
Prueba Daelim S16 Fi: nuevo en la ciudad

Daelim es una marca muy consolidada en nuestro mercado, con muchos años de recorrido. Siempre se ha caracterizado por sus scooter de rueda baja, suelo plano, precio contenido y buenos acabados. Pero las cosas están cambiando.

Sigue siendo un Daelim y lo demuestra en muchos detalles. Los modelos coreanos continúan siendo económicos en su planteamiento y están bien acabados, pero el resto ya no es tan definitivo. Los últimos Daelim S3 y Daelim Steezer ya no exhiben suelo plano siempre: puedes elegir si lo quieres con esa característica o las versiones sin esta estructura. Y el nuevo Daelim S16 ya no es un rueda baja, sino un rueda alta. El primero de la marca con esta particularidad.

Y ha sido yodo un acierto por parte de la marca coreana. Es un scooter diferente, con una estética moderna y agradable, de mecánica básica, ya Euro4, la misma que se monta en el Besbi nuevo. Bien acabado, cuenta con un equipamiento correcto en el que de lo importante solo echamos en falta el reloj horario. Daelim ha conseguido un rueda alta compacto, ciudadano, con una agradable respuesta del motor, buena estabilidad y, sobre todo, a un precio muy contenido que, una vez más, se convertirá en uno de sus mejores argumentos de ventas. Se ha bautizado, además, con la letra "S", todo un clásico en Daelim, que ya lanzó y vendió bien los S1, S2 y todavía vende, como estrella de la gama, el S3. En este caso, a esa "S" en lugar de acompañarle el número que corresponde en la historia (debería ser S4), se apellida con la medida del neumático delantero, de 16", que le da su clasificación como rueda alta.



Está construido sobre un chasis básico, en tubo de acero, con unas formas que permiten un suelo plano para poner los pies y poder llevar paquetes o bultos entre ellos, y con un gancho en el contraescudo para enganchar bolsas. Es compacto y ligero. Detiene la báscula en poco más de 110 kilos. Está dentro de lo que consideraríamos, en este aspecto, un scooter básico. Monta una horquilla convencional, bien calibrada y una suspensión trasera con un único amortiguador lateral al motor, sin cierre del basculante por el otro lado. Es un sistema básico, clásico en scooter de bajo precio y ligeros. Pero lo cierto es que está bien diseñado: otros scooter con este tipo de suspensión notan la ausencia de refuerzo en un lado, con ciertas torsiones e incluso con una suspensión algo blanda. No es el caso y el S16 funciona muy bien en este sentido. Algo similar ocurre con los frenos. Con la Euro 4 es obligatorio, en los 125, frenos combinados CBS o antibloqueo ABS. Lógicamente, si quieres mantener un precio bajo, es más barato el sistema de frenos combinados, que es el que emplea este S16, y cumplen bien. El mayor problema de este tipo de sistemas es la falta de tacto. Si frenas con las dos manetas, al llevar la izquierda conectada al trasero y también al delantero, y la derecha al delantero, en algunos casos es fácil llegar a bloquear la rueda delantera sin quererlo. No ocurre en este Daelim. Frenando fuerte con ambas manetas, bloquea antes de atrás, avisándote de lo que puede pasar si sigues apretando aún más. En las ruedas recurre al truco de otros compactos, ya que realmente solo la delantera es de 16", con una trasera de 14". Es una buena combinación que permite disfrutar de la mayor estabilidad que ofrece un neumático delantero de 16" con una mayor agilidad gracias a la trasera de 14". Además, deja más espacio detrás para el depósito de gasolina y el hueco bajo el asiento.





El motor es una nueva creación de la marca. Es de aire, con culata de solo dos válvulas con las levas apoyadas en los balancines por medio de rodamientos para menor rozamiento y alimentado por inyección Delphi. Un dato interesante es que mantiene pata de arranque para emergencias, a pesar de esta inyección. Entrega 8,83 CV a 7.500 rpm con suavidad y buen empuje desde abajo.

En el equipamiento hay que destacar sobre todo el baúl trasero de serie. Como buen rueda alta compacto, bajo el asiento (que se abre desde el lateral) solo cabe un casco abierto. Daelim, previsores en este aspecto, han equipado al S16 con un baúl donde sí cabe, aunque justo, un integral. Incorpora luces LED en los pilotos posteriores, pata lateral con desconexión del motor y un cuadro elegante y bien diseñado, pero en el que falta un reloj horario, un componente barato y muy útil en el día a día ciudadano. Y puestos a pedir, no le vendría mal una pequeña guantera o, al menos, una bandeja portaobjetos en el contraescudo donde poder dejar mandos de puertas, llaves u otros pequeños objetos a mano.

Daelim S16 Fi: en marcha

El S16 es un scooter de rueda alta de clarísima vocación ciudadana. Casi todos los rueda altas de 125 lo son, claro está, pero este S16, por su compacidad y su ligereza, está especialmente bien concebido para los que no tienen necesidad de salir de la urbe.

Es un scooter ligero, con un asiento no muy alto y un suelo plano bastante amplio. Es fácil, por tanto, subirse y acomodarse en él. También maniobrar en parado resulta sencillo, tanto llevándolo al lado como desde el asiento. Los mandos están en buena posición en general y tienen un tacto correcto, tanto los de las piñas como el gas o las manetas de freno. Se pone en marcha con toda facilidad y emite un sonido contenido, grave y de calidad. No hay ruidos raros. Ahora bien, el motor es algo frío: en los primeros segundos de funcionamiento tiene cierta tendencia a calarse si no aceleras un poco. Pronto se estabiliza y ya se mantiene perfectamente al ralentí, quizá algo bajo en nuestro unidad y por ello responsable de que se cale en estas circunstancias.



EN CIUDAD

Es el hábitat natural de este scooter. Es ágil, ligero, estrecho y tiene un motor con una agradable respuesta desde abajo y en medios. Su asiento permite que lo conduzca cualquier persona, casi con cualquier talla. A sus mandos requiere un periodo de adaptación, ya que el manillar va algo alto y con las puntas abiertas. Esto hace que vayas en una posición un tanto adelantada, como en una moto de carretera más que como en un clásico rueda alta. Pero en poco tiempo te habitúas y no lo extrañas ni resulta incómodo. En marcha resulta fácil de llevar. Es estable y noble, y no le encontrarás reacciones extrañas. Las ruedas, unas chinas CST, tienen suficiente agarre y transmiten al conductor esa condición. Por otro lado, el radio de giro es algo más limitado que en otros scooter similares y eso hace que tengas que maniobrar más veces para pasar por sitios que requieran ese máximo giro.



EN CARRETERA

Se comporta muy dignamente, con buena estabilidad y buenas reacciones igualmente. Pero el motor, económico en cuanto a consumos, tampoco es excesivamente potente. No alcanza los 100 km/h reales (algo al alcance de menos scooter que antes desde la entrada en vigor de la Euro 4) y esto hace que en autovías y carreteras de acceso a las ciudades se vea algo limitado para rodar a la velocidad del tráfico. Aún así, resulta cómodo y suficiente para esos desplazamientos de entrada y salida a las urbes.



Daelim S16 Fi: Así lo vemos

Es un scooter agradable en ciudad, fácil de llevar y muy compacto. Nos gustaría que girase un poco más y que llevase, al menos, el reloj horario, necesario en la ciudad. En la carretera se defiende con unas prestaciones justas, similares a otros scooter de su nivel de potencia. Es cómodo, aunque la posición de conducción requiere acostumbrarse, con las manos un poco abiertas. Con equipamiento justo, sin grandes faltas ni lujos, en la autovía es capaz de alcanzar los 105 km/h en el marcador a tope (88 km/h reales) y de mantenerlo el tiempo necesario, pero no es su mejor faceta.



CON PASAJERO

El pasajero tiene sitio suficiente, con buen mullido de asiento y puede sujetarse a las asas laterales, que se prolongan por detrás dela siento. Lleva, además, un baúl de serie que, aunque no tan firme como para apoyarte del todo, sí da una cierta seguridad al pasajero, porque no puede irse hacia atrás. Los reposapiés son fijos, saliendo desde la plataforma. Algo justos para largos desplazamientos, se llega bien y se puede apoyar los pies con comodidad.

FICHA TÉCNICA

Motor

4T, 1 cil., aire

Cilindrada

124,6 cc

Potencia máxima

8,83 CV a 7.500 rpm

Par máximo

9,2 Nm a 5.750 rpm

Suspensión del.

Horquilla telescópica

Suspensión tras.

 1 amortiguador

Freno del./tras.

1D. 240 mm/D. 205 mm

Chasis.

Tubular acero

Neumático del.

100/80-16

Neumático tras.

120/70-14

Long. máxima

2.010 mm

Entre ejes

n.d.

Altura asiento

800 mm

Cap. depósito

6,2 l.

Peso declarado

111 kg

Precio

1.895 € 


Fotos: Javier Ortega
0