Las motos custom más baratas de cada marca

Publicado el jueves 19 de diciembre de 2019
Motos custom

Un segmento de mercado muy relevante ha sido, desde hace muchos años, el de las motos custom. Son modelos inspirados en el gusto americano nacido en los departamentos de diseño de Harley-Davidson y que acabaron inspirando a casi todas las marcas importantes. Hoy día puedes encontrar custom para todos los carnets de moto, para todos los gustos y para todos los precios.

Fueron, durante muchos años, una opción razonable de moto de uso diario y turístico. Fueron también, para muchos, un símbolo de estatus, para orgullosos propietarios de una moto grande, pero sin las prestaciones ni el "estrés" de exceso de prestaciones y potencia. Otros simplemente encontraron en ellas una forma de expresar su personalidad y carácter. Pero no solo eran imagen. Las motos custom tienen ventajas evidentes. Por ejemplo, con sus asientos bajos se suele llegar bien al suelo. Son cómodas, lo que se aprecia en viajes largos. Y son motos que antaño eran más fáciles de personalizar que una naked y, sobre todo, que una sport o una trail.

Durante unos años les salió dura competencia: desde que el segmento retro se puso de moda (y nació, precisamente, como una rama del mundo custom), mucha gente encontró en estas motos una sustituta a sus custom anteriores. Eran igualmente fáciles, versátiles e incluso, últimamente, hasta más personalizables. Pero las motos custom siguen teniendo sus adeptos. De ahí que muchas marcas, tras salir del mercado, hayan regresado otras vez hacía él. Ahora mismo, en esta lista puedes encontrar hasta 14 marcas que ofrecen motos custom y todas ellas tienen, al menos, un modelo de inicio que convencerá a muchos aficionados. Estas son las 14 custom más baratas de todas las marcas que hoy día comercializan este tipo de motocicleta.




1. Keeway Superlight 125 (2.199 €)

Entre las custom más baratas que te puedes comprar hoy día, de marcas conocidas y bien establecidas, se encuentra esta Keeway. Lleva muchos años en el mercado demostrando fiabilidad y facilidad de uso. Es una moto original que se ofrece en dos versiones, al mismo precio ambas: Superlight y Superlight Limited Edition. La primera es la clásica custom 125 muy equipada, con alforjas, pantalla y defensas, repleta de cromados. La segunda cambia de coloración cada año, siempre mate, siempre con notas oscuras y siempre más llamativa. Incorpora manetas anchas, mandos estilo Harley-Davidson y, como 125 que es, puedes conducirla con carnet de coche.



2. Macbor Rockster (2.199 €)

Tendrás una difícil elección si estás buscando la custom 125cc más barata, puesto que Macbor ofrece esta Rockster al mismo precio que la Keeway. Sin embargo, es una moto distinta, menos vista pero igualmente atractiva. Resulta más compacta que la Keeway y más manejable. Es una marca con el respaldo de Motos Bordoy, creadores y propietarios de la marca Macbor, bien pensada para ser una moto de uso diario y ciudadano, con una cuidada terminación y un motor agradable y fácil.



3. UM Motorcycles Renegade Sport (2.390 €)

UM Motorcycles es una empresa con sede en EEUU especializada en bajas y medias cilindradas. Siendo su origen el que es, su gama de custom es amplia e incluye hasta cinco modelos distintos, todos ellos de una estética custom impecable y "de libro". Su gama comienza, ordenando por precio, en esta Renegade Sport, un moto compacta y ágil. Incorpora un motor de aire y culata de dos válvulas, con cambio de cinco velocidades, que entrega casi 10 CV y que busca, ante todo, economía y facilidad de uso y mantenimiento.



4. Daelim Daystar VL 125Fi F (2.595 €)

Prácticamente sinónimo en nuestro país de "custom básica de 125" es esta Daelim Daystar después de cerca de 20 años en el mercado. Es una motos sencilla, fácil, de buen tamaño y a un precio razonable, que en esta última versión hereda el chasis y parte ciclo de la 250, con dos amortiguadores traseros y dos discos de freno. Sigue en el mercado, cada día más perfeccionada y más cómoda, con buena fama en cuanto a comodidad, polivalencia y economía.



5. Mitt 125 MB (2.995 €)

Está claro que en el mundo de la moto dos cilindros suelen ser mejor que uno, pero eso aplicado al custom es un dogma religioso: las grandes custom han sido siempre de dos cilindros, aunque en V, pero el par motor, la respuesta y el sonido que emiten los dos cilindros no pueden igualarse con uno solo. Mitt tiene con la MB la más barata de las custom bicilíndricas del mercado. Sigue siendo una 125 que puedes llevar con carnet de coche. Hay, de esta MB, una espectacular versión 400 cc, como es lógico, más cara y reservada para los conductores con, al menos, carnet A2.



6. Hyosung Aquila GV 125 S (3.795 €)

Si una custom debe ser dos cilindros, qué mejor que estos, además, estén situados en forma de V transversal. Hace años hubo varias marcas que ofrecían esta configuración en 125, pero ahora solo queda Hyosung con la Aquila GV 125 S. Recientemente ha modificado por completo su diseño e incluso estrena un motor en V más cerrada y de buenas prestaciones, con cierto estilo custom sport, más deportiva que su predecesora. Entre las más caras de las custom 125, sin embargo, tiene motivos para justificar su precio, en ese motor, en su gran agilidad y, sobre todo, en unas prestaciones considerables, cercanas a las de las naked y sport 125.



Todas las motos custom del mercado

7. Zontes V-310 (4.695 €)

Zontes es una marca que ha llegado para revolucionar el segmento medio. Su propuesta de motos a precios muy ajustados, con un equipamiento de lujo y todas ellas movidas por la misma plataforma mecánica, un monocilíndrico de 300cc, de agua y cuatro válvulas, moderno, potente y ciertamente deportivo, es factor clave en su producción. Con él, en un chasis modificado con respecto a sus hermanas de gama, se construye esta V-310, una moto que puede englobarse dentro del mundo custom, pero de cierto estilo "Muscle Bike" futurista y de comportamiento más sport de lo habitual en el segmento.



8. Honda Rebel CMX 500 (6.200 €)

Honda tiene muy clara la filosofía a aplicar en las motos diseñada para el carnet A2: modelos sencillos, de alta calidad, fáciles de llevar y muy polivalentes. Todo ello es lógico en un segmento cuyos clientes, en muchos casos, pasan por su primera moto. Así es también la Honda Rebel 500, un modelo que recupera el nombre de sus antiguas custom de media cilindrada, con unas líneas que suponen una reinterpretación moderna de los cánones estéticos custom clásicos y que puedes usar todos lo días en tus desplazamientos, en viajes esporádicos y que tampoco renuncia a un comportamiento dinámico que permite incluso una conducción sport divertida.



9. Benelli 502 C (6.399 €)

La Benelli es otra de esas motos que podrían clasificarse como custom, o no. Cuenta con una posición de conducción que sí se acerca a este estilo de moto, pero una estética en absoluto americana o clásica, sino más bien de "Muscle Bike" moderna. Es similar en estos planteamientos a la Zontes, y ambas a su vez claramente inspiradas en el diseño de la Ducati Diavel, pero en este caso con el efectivo bicilíndrico Benelli que comparte con la Leoncino y con la trail TRK. Una moto diseñada específicamente para el carnet A2, con una estética que no deja indiferente.



10. Harley-Davidson Street 750 (7.400 €)

También Harley-Davidson, la marca reina de las custom, tiene una moto de inicio de gama, cuyo objetivo es resultar lo más económico posible. Pero en el caso de la filosofía Harley actual (que parece que cambiará próximamente con sus modelos fabricados por la matriz de Benelli en China en base a la BN 302 de dos cilindros en línea)), una custom debe ser grande, aparente y con mucho par. Y eso, lógicamente, obliga a emplear un motor V-Twin de un mínimo de 750 cc, como es en este caso. Destaca la decoración oscura, llanta trasera de 17" y toda la estética Harley-Davidson en una moto que se ha diseñado específicamente para ser una Harley ciudadana.



11. Kawasaki Vulcan S (7.850 €)

En los años 90, en pleno apogeo del estilo custom, Harley-Davidson se enfrentó a duros competidores. Los japoneses hicieron sus propias custom, modelos que muchos aficionados consideraban superiores a las originales americanas. Una de las gamas de motos que mejor recuerdo dejaron fue indudablemente las Vulcan de Kawasaki, que consiguieron hasta generar clubs a su alrededor. Con el motor de origen ER-6, uno de sus bicilíndricos medido mejor valorados de los últimos años, Kawasaki hizo renacer esta gama con la Vulcan S, una moto más polivalente y sport, de líneas modernas, que se ha convertido en una gama completa.



12. Yamaha XV 950 R (9.899 €)

Si las Vulcan consiguieron sus propios clubs de fans, las Virago y Drag Star de Yamaha tampoco se quedaron detrás. Sin embargo, al igual que el resto de marcas japonesas, la marca del diapasón abandonó hace unos años este tipo de motos, aunque ha permanecido esta XV 950 R dentro de la gama neo-retro de la marca, bajo el titulo genérico de "Sport Heritage". Se define como una V-Twin de mucho par, asiento bajo, con llanta delantera de 19" y trasera de 16", más cercana realmente al mundo custom que a lo que hoy día se entiende por "retro".



13. Moto Guzzi V9 Roamer (10.678 €)

Justo es reconocer que Guzzi ha vivido estos últimos años un resurgimiento importante, gracias precisamente a esa moda retro. Sus V7, imitando a sus homónimas de los años 70, han cuajado bien en el mercado, permitiendo a la marca invertir y evolucionar sus motores V-Twin con apariencia "de siempre", pero de nueva tecnología. Una de las primeras motos en aprovechar esta contingencia fueron las V9, motos a medio camino entro lo retro y lo custom, cuya gama se inicia con esta Roamer. Es una moto que recuerda a una custom, pero con una posición de conducción muy neutra y clásica, lo que le da mayor polivalencia.



14. Indian Scout Sixty (12.390 €)

No es precisamente barata frente a las rivales mencionadas, pero sí es la que resulta más económica en la gama Indian. La rival histórica de Harley-Davidson renació hace pocos años y lo hizo con una tecnología avanzada, buenos chasis en motos de original y propio estilo custom que recuerda las líneas de la marca que fue hasta los años 50 y con chasis y motores muy punteros, capaces de hacer de sus motos no solo customs solventes, sino con un comportamiento dinámico cercano al de las naked sport europeas y japonesas.

Especial MotoGP2020
0