Dos años del concesionario Indian Motorcycles Madrid

Publicado el miércoles 11 de diciembre de 2019
Dos años del concesionario Indian Motorcycles Madrid

Conocidos como Milla Custom, Gema y Paco llevan desde 2005 en Madrid con su pasión, las motos. Ahora están enfocados, entre otras cosas, con las Indian, las motocicletas de Medina, Minnesota (EE.UU.). En esta aventura les acompaña Quique Meliá.

Para celebrar los dos fértiles años que llevan con la cosecha de su negocio ofrecieron a los entusiastas de las dos ruedas y de las motos Indian, un selecto encuentro de amigos que pudieron comprobar su hospitalidad y buen gusto.

Las estrellas del momento fueron las motos, sobre todo la Challenger 2020, con el nuevo propulsor, el Indian PowerPlus de refrigeración líquida y gran potencia. La versión Dark Horse acaparó la mirada de los presentes en el centro del área.

En estos encuentros me deleito observando a la gente. Unos, con los ojos fuera de la órbitas, ataviados con unas de sus tres camisetas negras y aparcando su humilde montura lejos de miradas críticas. Otros, recién bajados de su ampulosos todoterrenos, en la misma puerta, por comodidad y exhibición. Estos también son los que se suben a las motos expuestas (sacrilegio para algunos) para hacerse la foto con el móvil reluciente.



Y luego están los motociclistas veteranos, que se agachan a ver detalles técnicos. Comentan lo apropiado de los neumáticos de ésta para esto y otras precisiones interesantes. Y en el concesionario de Indian Motorcycles Madrid hay mucho que ver, mucho que comentar. La gama es amplia, con estilo propio y soluciones diversas respecto a motorización (refrigeraciones disponibles atmosféricas o por líquido).

La más fotografiada de todas la motos expuestas (y mi favorita para probar) es la Indian FTR 1200, con unos 120 CV para estrujar el mango. Cosa fina. Horquilla invertida, monoamortiguador trasero, frenos Brembo€ un carácter deportivo rabioso e indomable. Además de una estética agresiva, con un chasis tubular a la vista. Una rompenucas en el semáforo.

La mítica marca de motos americanas fundada en 1901 se está haciendo un hueco en el nicho de las motos custom, con un crecimiento en ventas y, lo que es más importante, en amigos y simpatizantes de la marca que desean una identidad propia, amparada bajo las siglas Indian, que ofrece calidad, tecnología y buen rollo. Te animamos a pasar por la Avenida de Valladolid, 19 (Madrid) o visitar su web. Seguro que algo dentro de tí hace tilín. Si quieres, puedes solicitar una prueba de demostración de los diferentes modelos disponibles y verás que tu espíritu puede cambiar.

 

Especial MotoGP
0