Vuelta Mototurística a Valladolid – Memorial Javier Herrero: así se forja la leyenda

Publicado el viernes 24 de mayo de 2019
Vuelta Mototurística a Valladolid – Memorial Javier Herrero: así se forja la leyenda

Además del nombre, el título de Leyenda se lo ha ganado a pulso el motoclub que lleva organizando actividades durante 42 años y las mejores concentraciones invernales desde hace 37. Pero también gracias a los otros eventos que ocupan su año, como éste, que se celebra desde hace 25 años.

En 1994 se celebró la primera edición de la Vuelta Mototurística a Valladolid, aunque a Mariano -el jefe-, su honestidad castellana no le auto-permite concederse las bodas de plata: "... es que hubo dos años que no la hicimos, así que llevamos 25 años, pero hemos hecho 23 Vueltas". ¡Cómo es este Mariano!

Porque además de la Concentración Invernal Internacional La Leyenda Continúa en Cantalejo, auténtico buque insignia del Club y su evento más mediático y multitudinario –aunque selecto, eso sí–, es en actividades mototurísticas, como esta última y las que se organizan durante todo el año, donde se forja un espíritu de compañerismo y hermandad entre los integrantes de La Leyenda y sus fieles que acaba desembocando en el prestigio que, a día de hoy, atesora ya una concentración que, en su nuevo formato y localización, cuenta solo cuatro ediciones.

Ni un pero, y ni un Stop



La fórmula es aparentemente sencilla: juntar a un grupo de amantes de la moto y hacer con ellos una buena ruta salpicada de actividades interesantes, buena comida y alojamiento agradable. Pero es al meterte de lleno en el asunto cuando te das cuenta de que, precisamente, el hacerlo fácil es lo complicado. Es ahí cuando los de La Leyenda demuestran el buen hacer que les da los años de experiencia y, por supuesto, el cariño con que lo hacen. ¿Ejemplos? Decenas. Desde el briefing inicial destacaban la puntualidad suiza que aplicarían a cada actividad. ¿Puntualidad suiza? ¡Los suizos ponen en hora sus relojes con los horarios de los de La Leyenda!

 

¿Más cosas? La preparación al detalle de cada actividad, recorrido por los pueblos participantes o visita a museos o lugares de interés, contando en todos ellos con la disposición de cada ayuntamiento desde el alcalde al concejal de turismo de turno. ¿Otra? El cuidado por los menús y la elección de los restaurantes. Y, por acabar con un ejemplo de ese hacer fácil lo difícil, ¡qué manera de gestionar el tráfico por parte de la organización para que los participantes no tuviéramos que hacer ni una parada en los Stops o Ceda el Paso del recorrido! Parece poca cosa, ¿verdad? Pues solo viendo cómo se lo curraban y el fluir del más de medio centenar de motos presentes, es cuando tomas conciencia de lo clave que es para que todo vaya, nunca mejor dicho, rodado.

Entre quesos y castillos



La visita o parada en los castillos vallisoletanos tiene siempre protagonismo en la clásica mototurísitica y este año tuvimos buena ración de ellos. Desde la visita el viernes al de Fuensaldaña, bautizado como "Castillo de Castillos" por albergar una exposición sobre todos los que podemos encontrar en Valladolid hasta los que recorrimos el sábado (Montealegre, Torrelobatón...) y, entre medias, parada y degustación de quesos en Villalón de Campos. Todo ello en una ruta de más de 200 km por carreteras "muy de Tierra de Campos" que terminaba con comida "top" en el Parador de Tordesillas. No hay más que decir: lujazo de plan.

Para el domingo quedaba otra preciosa ruta, más corta, hasta Sacramenia, pero con parada técnica y muy cultural en Campaspero, y nuevamente con toda la atención por parte del ayuntamiento que solo un club con la solera de La Leyenda ha sabido fraguarse en su provincia natal.

Y hablando de leyendas...



La edición de este año de la Vuelta Mototurística tenía sabor especial porque, en esta ocasión, La Leyenda homenajeaba a otra leyenda, esta del periodismo.

La edición 2019 recibía el "apellido" de Memorial Javier Herrero, en homenaje ya no solo a la labor que como periodista desarrolló nuestro fundador a favor de la moto en general y del mototurismo en particular, sino también en recuerdo a una amistad personal con los fundadores de La Leyenda que se remonta a más de 40 años.

En un emocionante recuerdo al profesional, y sobre todo al amigo, Mariano Parellada anunció durante la presentación que el Memorial Javier Herrero nace con vocación itinerante, porque se inicia con esta vuelta que el propio Javier llamaba "la joya de la corona de Turismoto", pero su nombre y memoria irán viajando cada año a otra ruta, concentración, carrera o encuentro amigo de los muchos que él atesoró durante toda su vida. Una iniciativa que, ya no solo desde Fórmula Moto y todo el Grupo Luike apoyamos con la emoción que imaginaréis, sino que también ha recibido el aplauso de toda la comunidad motera.

Porque si en rutas como esta se forja la leyenda de un club, también fue en rutas como ésta, en carreras, en concentraciones, en las fábricas, en las federaciones y entre la gente que le conoció o le leyó, donde se forjó la leyenda de un periodista que, para la moto, fue mucho más que eso. Y gracias a momentos como el vivido el pasado fin de semana, lo seguirá siendo.

 

0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP