Wheels and Waves: Cinco días de pasión retro

Comentar Publicado el lunes 06 de junio de 2016
Wheels and Waves

Este miércoles da inicio en Biarritz (Francia) la edición 2016 de Wheels and Waves, el festival europeo de las motos retro y custom más popular, aderezado con buena música, surf y skate.

A tiro de piedra de la frontera entre España y Francia, a partir de este miércoles y hasta el domingo, puedes disfrutar del evento más relevante en nuestro continente dedicado a la cultura retro motociclista. El Wheels and Waves es mucho más que una reunión de "hipster" de moda y exhibiciones de tatuajes sobre sus locos cacharros de dos ruedas. No hay más que observar la implicación de las marcas más influyentes en la nueva tendencia Vintage para concluir que Wheels and Waves es el centro de reunión de los verdaderos amantes de esta corriente.



BMW con su gama R NineT, Ducati con su serie Scrambler, Triumph con la gama Bonneville, Yamaha y su familia Faster Sons o, cómo no, Harley-Davidson, además de empresas especializadas en componentes como Rizoma, comparten espacio con auténticas preparaciones de garaje de calidad para los que quieren expresar su individualidad y su cariz más Heritage. La asistencia es tan multitudinaria que, este año, la organización restringe la entrada al parking oficial a las motos que realmente se ajustan al esquema clásico, siendo también imprescindible la petición de una inscripción previa.
Como buen movimiento cultural, Wheels and Waves no se restringe al universo de las dos ruedas. Los festivales de música y exhibiciones de skate o surf son otros de los atractivos de este festival. Todo el recinto estará abierto desde las nueve de la mañana hasta aproximadamente la una de la noche (hasta las seis de la tarde el domingo).

Punk Peak Races en Wheels and Waves 2016

Una de las citas ineludibles de Wheels and Waves es la prueba en carretera abierta Punk Peak Races. A modo de "autos locos", los apasionados de la competición en clave custom y retro (no racing) disponen de una carrera tipo "en cuesta" como las que antaño se disputaban en numerosos puntos de nuestra geografía. El recorrido se traza en el monte Jaizquíbel, en Guipúzcoa, a escasos kilómetros de Hondarribia e Irún. Con una altitud máxima de 543 m sobre el nivel del mar, ofrece unas privilegiadas vistas sobre el Mar Cantábrico e incluso de tierras galas. A destacar que se trata del segundo monte costero de mayor altitud de España tras el gallego Vixía de Herberia.

Si todo lo que huele a retro sobre dos ruedas te toca la fibra sensible, apunta en tu agenda Wheels and Waves para esta semana.

0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP