Concentraciones Moteras Concentración y aventura

Todo a punto para la FIM XI Ruta de los Penitentes 2016

Publicado el martes 12 de enero de 2016
Todo a punto para la FIM XI Ruta de los Penitentes 2016

El prestigioso rally turístico internacional comienza sus preparativos para la edición 2016 que se celebrará en el Puente de Mayo. Las inscripciones se abren el próximo 31 de enero.

Hay pocos motoristas en España que no hayan oído hablar a estas alturas de la Ruta de los Penitentes. Nos referimos a la prueba que ha cambiado para siempre los parámetros y ambiciones del mototurismo nacional y que ha tenido como consecuencia una propagación masiva de su formato. Penitentes representó y representa, para toda la comunidad motorista española, el abandono paulatino de las clásicas concentraciones en pos de actividades donde conducir la moto es un fin en sí mismo. Penitentes es moto, mucha moto, pero también es deporte y aventura. Es también la constatación de que el deporte no significa necesariamente competición y que prueba federada significa garantía de una organización cuidada al detalle.



En el año 2005 un moto club de Zaragoza decidió poner en marcha una nueva propuesta que bien pudiera estar basada en la máxima del famoso gurú tecnológico Steve Jobs " Busca una idea que nadie ha experimentado anteriormente y esfuérzate el máximo en ella. Innova y crea, no copies". De este modo, tomando como referentes diversas facetas y vertientes del motociclismo y muy probablemente de otros deportes, nació la prueba que vendría a poner patas arriba el motociclismo nacional: Una mezcla perfecta de rally, maratón, marcha de aventura y ruta turística que tras más de una década disfruta de un enorme prestigio que ha traspasado ampliamente nuestras fronteras.

La historia de la Ruta de los Penitentes es la historia de una constante evolución y mejora. En los últimos años, el Moto Club Monrepós ha ido implantando progresivamente una serie de avances que refuerzan la condición de liderazgo de la prueba, plagada de detalles de calidad propios de actividades de tanta trascendencia internacional como el Dakar, la Baja o el Rally Faraones y a los que no se acerca ninguna actividad de carácter turístico o popular en toda Europa. Quizá por todo ello la Ruta de los Penitentes sea la única actividad turística española que se halla en el calendario oficial de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM), lo que supone un gran reconocimiento al buen hacer de sus organizadores.

El plan de seguridad

Uno de los rasgos distintivos de Penitentes es que cuenta con un seguimiento constante mediante transponders GPS o localizadores instalados en cada motocicleta, que permiten conocer la posición exacta de cada participante en cada momento, verificar el grado de cumplimiento del recorrido y su paso por cada control, donde por supuesto no es necesario parar ni soportar engorrosas filas. Incluso las familias y amistades de los participantes pueden seguir la participación de cada piloto desde casa en tiempo real a través de una página web optimizada para móviles o en las pantallas gigantes dispuestas en la meta.

Pero la ventaja de estos localizadores no se detiene ahí, y es que estos dispositivos son capaces de detectar una frenada brusca o vuelco por accidente, dando inmediatamente un aviso al centro de control que permite enviar sin demora las asistencias al punto exacto donde se halla el participante. Un equipo de asistencias compuesto por casi una decena de ambulancias contratadas expresamente y desplegadas a lo largo y ancho de la ruta, veinte unidades móviles y volantes repartidas por todo el recorrido y un profuso apoyo de unidades de Protección Civil, así como la colaboración de la Guardia Civil y la Gendarmerie Francesa. Un despliegue completado con diversas antenas fijas de radio-satélite que aseguran las correctas comunicaciones en las zonas de sombra. Todos estos detalles resultan vitales por sí mismos, pero más aún si se tiene en cuenta que la prueba discurre por lugares remotos, con zonas de muy difícil comunicación. Nada se deja al azar.
Otro gran detalle de calidad propio de Penitentes es que en caso de que ocurra un siniestro cada participante dispone de un seguro de accidentes personal que cubre los gastos de la asistencia sanitaria. Son detalles de calidad sobresaliente que demuestran que la organización de la prueba, mucho antes de invertir el importe de las inscripciones en el típico merchandising o en pequeños regalos que siempre acaban en el fondo de un cajón, destina sin reparar en gastos todos los recursos necesarios para asegurar el correcto desarrollo de la prueba y la seguridad y bienestar de todos los participantes. Es por ello que Penitentes disfruta de un enorme prestigio y popularidad. También es de justicia reconocer, en aras de una correcta valoración de la actividad en su conjunto, que el personal que está al frente de Penitentes no consiste solo en un grupo de amigos con buena voluntad. Todo el personal de organización ha pasado los cursos y exámenes homologados por el Colegio de Cargos Oficiales y cuenta con las titulaciones necesarias para controlar y dirigir actividades federadas, lo que redunda en que cada uno de los comisarios, la dirección de la prueba o los miembros del jurado (algunos de ellos con una dilatada experiencia en la dirección de pruebas del Campeonato del Mundo) estén sujetos a una serie de reglamentos que garantizan todo el proceso organizativo, los protocolos de actuación y la acertada toma de decisiones, por lo que la aleatoriedad y el libre albedrío están desterrados de la organización de la prueba. Y es que mototurismo federado, en toda Europa, es sinónimo de actividad de calidad.

El recorrido

La Ruta de los Penitentes es una aventura inolvidable para todos y cada uno de sus participantes. Buena prueba de ello es que en la pasada edición, en tan solo 20 horas se agotaron todas las inscripciones disponibles. Un libro de ruta claro, conciso, de gran exactitud y fácil lectura nos permite avanzar y navegar a lo largo de todo el recorrido, sorteando aldeas, multitud de cruces y vías imposibles.

Penitentes es muy duro. Esa legendaria severidad que provoca que la llegada a meta de algunos de los participantes a veces se demore hasta bien entrada la madrugada o que entre el 35 y el 55% de los participantes que toman la salida abandonen cada año, unos abandonos que siempre se realizan con una sonrisa y la noble ilusión de volver a intentarlo en la siguiente edición. Solo participar ya resulta una experiencia en sí misma, en una prueba que resulta apta para casi cualquier tipo de moto. El recorrido es de una enorme longitud, cercana al millar de kilómetros en un solo día, que se realiza exclusivamente por estrechísimas carreteras y caminos asfaltados (y algunos sin pavimento) de alta montaña del pirineo español y francés, totalmente alejados de la civilización y donde además se incluyen los factores meteorológicos propios de la alta montaña que cada año aportan el toque "picante" a la prueba.

Y aquí es donde entra en juego la descomunal faceta turística de la prueba y es que Penitentes siempre lleva a sus participantes por parajes totalmente desconocidos, remotos y dotados de una belleza que atrapa los sentidos. La Ruta de los Penitentes pasa ante los ojos de sus participantes como una bella película donde cada mirada supone una fotografía cautivadora, donde cada curva esconde una postal o donde la belleza de las aldeas montañesas se fusiona con un paisaje seductor que se cincela en la retina de cada piloto, como recuerdo imborrable que evocará una y otra vez. Un recorrido que cambia cada año y del que no se conoce nada hasta la salida.

Un participante relataba en la pasada edición "Penitentes es increíble. Cuando llegas a un cruce con varias "carreteras" sin señalizar y no sabes cual coger, normalmente siempre es la última que elegirías si no estuvieses participando en Penitentes. Muchas veces a lo largo del día te preguntas ¿Cómo se les habrá ocurrido a los de la organización meterse por aquí, si esto no lo conoce ni el paisano que vive aquí al lado? ¿Pero esta carretera tiene salida? Al final el resultado es que pasas por unos sitios absolutamente alucinantes". Una de tantas vivencias que resume una actividad que engancha a todo el que participa en ella.

A partir del 31 de enero de 2016 se abre la inscripción general para esta gran aventura. ¿Te lo vas a perder?

Página oficial: http://penitentes.monrepos.es
Facebook: http://www.facebook.com/FIMRutaPenitentes
Twitter: @MonreposZGZ #RutaPenitentes #Penitentes2016

Especial MotoGP2020
0