Comparativas ¿Podrá el Superdink 300 con el Kawa J300 y el K-XCT?

Comparamos los scooter 300 cc de Kawasaki y Kymco

Comentar Publicado el lunes 14 de noviembre de 2016
Comparamos los scooter 300 cc de Kawasaki y Kymco

El SuperDink 300 es uno de los líderes indiscutibles de la categoría: muy equipado y buenas prestaciones y precio. A su lado, el deportivo K-XCT, con el que comparte motor y marca, pero poco más. Y ahora un tercero en discordia, derivado del SuperDink, con planteamiento e imagen como es el Kawasaki J300.

El SuperDink 300 es un gran scooter. Te diré que supuso "el punto de inflexión" de KYMCO. Hasta su llegada a Europa, los taiwaneses eran un fabricante de buenos scooter "de segunda". No llegaban a las prestaciones o acabados de los europeos o japoneses, pero siempre con el beneficio de un buen precio. Hasta que llegó el SuperDink. Seguía teniendo buen precio, pero, además, andaba más que su competencia, tenía más equipamiento y, visto con unos años de perspectiva, resultó ser duro y fiable. Desde entonces, KYMCO no hace más que ganar cuota de mercado con scooter cada vez mejores, bien hechos y que andan bien sin perder un nivel de precio muy aceptable.

El SuperDink, de hecho, ha envejecido bien. Hace cinco años que circula por nuestras ciudades y carreteras. Se ven a montones, sobre todo, y como es lógico, en 125cc, pero también en 300 cc. El año pasado, KYMCO decidió desdoblar su oferta y, visto que en prestaciones su motor andaba muy bien, ¿por qué no hacer un verdadero deportivo?



Así nació el K-XCT, uno de los scooter con mejor chasis y mejor comportamiento deportivo que hemos probado en cilindradas medias. Pequeño de espacio para el piloto, sí, y con poco hueco para el casco, pero divertido y "cañero" en carretera de curvas como pocos. Es un deportivo puro y con pocas concesiones a otras consideraciones. Algo que en un scooter puede parecer poco lógico... hasta que lo pruebas.

Kawa pasa por otra historia. Ellos son una fábrica de motos. ¿Scooter? ¿Qué era eso? Pero claro, al final es el mercado el que manda y el mercado, en Europa, ahora demanda scooter. En Kawa lo han tenido claro: era más rápido y ofrecía suficientes garantías recurrir a uno de los mayores especialistas mundiales en este segmento y encargarles la fabricación de su nueva serie J. Retoques en algunos elementos, una personalidad más "verde" y propia con una carrocería recordando a sus motos deportivas es un conjunto que tenía que funcionar, ya que la base mecánica, la misma que la del SuperDink, estaba fuera de toda duda.



Ahora queda descubrir cuál es la mejor opción. ¿Es el Kawa mejor que sus "primos" taiwaneses? ¿Es verdad que el J300 es más deportivo, como dice Kawa?¿Cómo se defiende el veterano SuperDink frente a los dos jóvenes y deportivos J y K-XCT? ¿Es el K-XCT una verdadera tercera opción o está en "otra guerra"? Ciertamente, sin probarlos es difícil decidir. Son scooter muy parecidos, los tres prácticamente con el mismo motor, y en el caso de SD y el J incluso mismo chasis. Por prestaciones, como verás, tampoco queda la cosa muy clara: las diferencias son nimias y los tres siguen siendo parecidos. Está en su filosofía, en lo que ofrecen a su conductor y en cómo se comportan en el día a día donde aparecen diferencias claras, diferencias que no permiten con rotundidad decir cuál es el mejor. Como suele ocurrir, dependerá de lo que tú le quieras pedir al scooter, de cuál es el uso frecuente que le das y lo que necesitas de él para que resulte mejor uno que otro€ para ti.

Al final, el SD sigue siendo el gran scooter que era, sin duda. Polivalente, rápido, bien equipado y a buen precio. El K-XCT es una "máquina de hacer curvas": no deja mucho espacio para los pies, no es el más cómodo, pero ¡cómo va por curvas! Divertido como pocos. Y el J300, el último en llegar y único entre ellos "que habla japonés", en un supuesto gráfico de "Comodidad vs. Deportividad" ocupa un interesante puesto central que le puede hacer ganar muchos incondicionales. Con el poco tiempo que lleva en el mercado, ya ha convencido a muchos usuarios que, seguro, están encantados con él.

Comparamos los 300 cc de Kawasaki y Kymco
KYMCO SUPERDINK 300


MOTOR El motor KYMCO 300 es un propulsor de concepción moderna. Con inyección firmada por Keihin y un sólo árbol de levas, emplea tecnologías para reducir la fricción como cilindro-cigueñal desfasado de su eje central o balancines con rodamientos de agujas. En la aplicación al SD es donde más potencia declara: 29,3 CV a 7.750 rpm y 30,1Nm a 6.250 rpm de par.
EQUIPAMIENTO El SuperDink es un scooter bien equipado. Sin extravagancias, ofrece pata lateral y caballete central, amortiguadores para mantener el asiento levantado, cerradura central para todos los cierres (salvo tapón del depósito), luces de led delanteras y un cuadro completo. A destacar, por su utilidad, las manetas regulables en distancia.
CARGA Con mucho hueco bajo el asiento, metes dos cascos integrales sin problemas y te deja hueco entre ellos para una chaqueta, guantes, antirrobo o lo que se te ocurra. Además lleva una guantera delante y puedes ponerle un baúl sobre las asas traseras.
CONFORT El más cómodo de la comparativa, sobre todo en carretera. Es el que más protección aerodinámica ofrece, con una pantalla más grande y la plataforma para los pies también mayor. El asiento te recoge y te echa hacia atrás, pero en carretera abierta no es problema. A la hora de parar, sus plataformas más anchas si incomodan un poco para bajar los pies
PARTE CICLO Un chasis de acero, dos amortiguadores detrás regulables y una horquilla con barras de 37 mm de diámetro. Todo funciona muy bien. Por supuesto, hace tiempo que cuenta con ABS (firmado por Bosch) en opción.


 
Comparamos los 300 cc de Kawasaki y Kymco
KAWASAKI J300


MOTOR El propulsor es exactamente el mismo que el del SuperDink. En este caso se declaran 28 CV a 7.750 rpm y 28,7Nm a 6.250 rpm de par. En marcha no se nota la diferencia. Por fuera, la tapa de la transmisión se ha modificado.
EQUIPAMIENTO Bien equipado, mejora al SuperDink e iguala al K-XCT en la adopción del sistema de célula fotoeléctrica para apagar la luz del cofre. Enchufe de 12v, cuadro completo, pata lateral y caballete, amortiguadores del asiento y cualquier detalle importante esta ahí.
CARGA El hueco del casco es alargado, suficientemente profundo en la parte posterior para un integral, pero no delante, donde sólo puedes dejar un casco jet. Entre ambos cascos deja espacio. No en vano, es el mismo hueco que el del SD, sólo que la forma del asiento impide dejar un casco delante.
CONFORT La forma delantera del asiento que impide que dejes un segundo casco integral es la que hace que el asiento del J300 sea más cómodo: igualmente mullido, no te encajona y permite moverte. Una pantalla corta y menos espacio para los pies son la parte más negativa.
PARTE CICLO Derivada de la del SuperDink, con la misma estructura de chasis, Kawa ha trabajado los reglajes de suspensiones y se han revisado los frenos. Buscando un comportamiento más deportivo, las suspensiones del Kawasaki son más duras que las del SuperDink, pero menos que las del K-XCT.

 
Comparamos los 300 cc de Kawasaki y Kymco
KYMCO SUPERDINK 300


MOTOR El motor del K-XCT es el mismo que el de sus rivales, aunque cambia el catalizador y el escape. Y al igual que ellos emplea la culata monoblock, la inyección Keihin y todas las tecnologías antifricción con las que consigue los 28 CV que declara.
EQUIPAMIENTO Menos equipado que sus rivales, no falla tampoco en los equipamientos más necesarios, pero, por ejemplo, no equipa amortiguadores en el asiento. Si incorpora la célula fotoeléctrica que impide que se quede la luz del cofre encendida.
CARGA Hueco para un casco y una guantera delantera, ésta mejor que la de sus rivales. Además, hay que tener cuidado con la altura del casco que metes: los tornillos que sujetan el respaldo del piloto sobresalen por debajo y pueden dar en la calota.
CONFORT El asiento es más corto que en sus contrincantes. Bien mullido, está inclinado hacia delante, lo que te hace llevar una posición muy deportiva. Las plataformas para los pies no son muy grandes y apenas tienes posibilidad de cambiarlos de sitio, pero sí puedes cambiar el peso de lado haciendo curvas.
PARTE CICLO El chasis es nuevo completamente y no tiene nada que ver con el SD. Es más corto, más rígido y con geometrías más radicales e inspirado en un doble cuna perimetral. La rueda delantera tiene menos perfil, lo que también contribuye a ese tacto más directo del tren delantero.


EN MARCHA

Estéticamente, si alguno de los tres contendientes gana la comparativa, seguro que no es el SuperDink. No es feo, ni mucho menos. Pero comparado con su hermano K-XCT y con el Kawa, se le ve más desfasado. Pero esto no es así en marcha. El SuperDink sigue teniendo ventajas en su utilización diaria: es el que más espacio ofrece para los pies, el que lleva la pantalla más grande y, por tanto, el más cómodo en autovía. Es rápido (los tres lo son, como verás en nuestra medición de prestaciones), estable y noble. El J300 es parecido en autovía. La pantalla es más corta y hay menos espacio para los pies. Pero suficiente, en los dos casos, salvo que seas muy alto: la pantalla corta, que le da parte de su encanto deportivo, protege suficiente si mides menos de 1,70: se nota el aire más que en su rival, pero no llega a molestar. Por supuesto, el K-XCT sale perdiendo en este aspecto: una pantalla muy racing, con formas agresivas y muy oscura, sirve para poco más que apartarte algo de aire de la cara. Más de lo que parece, pero, por supuesto, menos que en sus rivales. Además, la posición de conducción, diseñada para ir echando peso delante, tampoco permite adoptar una posición cómoda y relajada, porque te obliga a ir "al ataque".



Si sales de la autovía y te internas en tu carretera de curvas preferida, las tornas cambian radicalmente: el K-XCT es una "bomba". Preciso, estable, ágil, con buenos frenos€ llevarlo deprisa es realmente divertido. Notas lo que pasa por debajo de sus ruedas en todo momento, el chasis se aprecia rígido, sin torsiones o malos modos por mucho que fuerces y las suspensiones acompañan bien a todo este cúmulo de virtudes. Además, acelera bien. Sólo yendo ya muy fuerte notas que al final del recorrido de sus neumáticos Maxxis, éstos no llegan a transmitir la precisión necesaria al manillar. Eso sí, si entras en una zona de curvas enlazadas, la velocidad con la que el K-XCT de cambiar de dirección en un suspiro sorprenderá a su piloto. Y ni te cuento a los pilotos de sus rivales. El J300 se defiende bien en estas circunstancias. El reglaje de sus suspensiones y una posición de conducción más adelantada que en el SuperDink (no tanto como en el K-XCT) y que además permite moverte hacia los lados y cambiar los pies de posición, hacen del J300 un scooter con un comportamiento sano y ágil. El buen agarre más las buenas aceleraciones del motor 300, sumado a un buen comportamiento de frenos, hacen que sea capaz de seguir el ritmo del KYMCO más deportivo, aunque tendrás que emplearte más a fondo. Toca antes con los soportes del caballete en el suelo y no cambia tan rápido de dirección al tener más inercias. Es, junto con el veterano SuperDink, con el que más te cuesta seguir un ritmo deportivo: el asiento te tiene un poco "encajonado" hacia detrás, en una posición muy cómoda para ir relajado, pero en la que es más difícil moverse. Pero también es noble, con buenas suspensiones, aunque más blandas, buenos frenos y, por tanto, un comportamiento sano y noble, predecible y agradable. Pero lógicamente, si el J300 tiene más inercias y le cuesta más cambiar su rumbo que con el K-XCT, con el "blandito" (comparado con sus rivales) y señorial SuperDink, todavía cuesta un poco más.




En ciudad casi hay un "empate técnico": todos van bien, están en el tamaño justo para no empezar a ser demasiado voluminosos y son fáciles de llevar. Aceleran deprisa a la salida de los semáforos y son capaces de girar bastante. Pero si buscamos las cosquillas, lo cierto es que el K-XCT es más ligero y más corto, y su posición de conducción, más la pantalla corta, te dan sensación de más agilidad. El Kawa es parecido: a fin de cuentas también tiene una pantalla corta y su asiento permite llevar una posición más adelantada. Una vez más es el SuperDink el que parece que se queda detrás, aunque con matices. Es más una cuestión de sensaciones que real: es el mismo tamaño que el J300, sólo que sentado con la espalda más hacia atrás por su asiento y con una pantalla grande delante tienes sensación de resultar más grande. También parte de la plataforma ayuda a esta sensación: cuando bajas los pies en el K-XCT o en el Kawa, bajan rectos, sin tocar en nada. En el SuperDink, su plataforma es más ancha en esa zona, lo que obliga a separar más los pies a la hora de bajarlos. Y lógicamente, te parecerá que vas en una moto más grande.

En conclusión, los tres modelos de esta comparativa son fantásticos scooter. Los tres son más que capaces de convencerte de sus muchas bondades y pocos defectos. Son de los 300 más rápidos (incluyendo el SD) del panorama actual, eficaces y nobles. Se diferencian en el fondo en su capacidad deportiva "versus" su comodidad GT. Imagínate un gráfico: en un extremo ponemos lo más deportivo y en el contrario lo más GT. Tendrías el K-XCT en una punta y al SD en otro. Y al Kawa J300 en un buen punto medio, a la misma distancia entre los dos. Y esa es su ventaja: te puede interesar más el SuperDink si tienes muy claro que quieres comodidad, funcionalidad y capacidad de carga. Y querrás un K-XCT si quieres sensaciones deportivas, efectividad rodando, capacidad de ir deprisa y, sobre todo, un scooter divertido. Con el Kawa J300 tendrás un scooter de comportamiento sport muy sano, con una capacidad de carga media, rápido y cómodo. Justo en medio de todo. Eso sí, con una acusada personalidad Ninja absolutamente Kawasaki.

CON PASAJERO

SuperDink y J300 tienen más carrocería y son más largos entre ejes. Esto hace que el pasajero tenga más espacio y que el chasis acepte mejor su presencia. El asiento, enorme en el SD y en el J en la zona trasera, es cómodo. También lo es en el K-XCT, pero más pequeño. Las estriberas plegables en el Kawasaki y en el K-XCT se convierten en plataformas en el SD, pero como es muy ancho por detrás, obliga al pasajero a abrir mucho las piernas. Resulta menos cómodo para poner los pies, aunque las plataformas sean más anchas.

Comparamos los 300 cc de Kawasaki y Kymco


ASÍ LOS VEMOS


En ciudad, los tres scooter se sienten ágiles. El K-XCT, algo más corto y ligero y con una posición de conducción más adelantada, es algo más manejable y capaz de meterse entre coches. Además, dentro de unas prestaciones muy similares, es el que mejor acelera. En carretera, todos sacan buena nota: es el SD el que vence, ya que es el más cómodo de los tres en cualquier caso. Pero si tuviésemos que valorar el comportamiento en curvas, en conducción deportiva, sería el K-XCT el ganador. Y en ambos casos, el J300 quedaría en segundo lugar, cerca de los respectivos ganadores. En consumo, todos ellos rondan los 5 l./100 km: el mismo motor, similar peso y aerodinámica€ Aceptable para sus prestaciones.

Muy equipados, no falta detalle en ninguno de los tres y destacan sus manetas regulables. El Kawa K-XCT emplean el sistema de luz del hueco con célula y el SD no lo incluye todavía. Y el asiento del K-XCT no tiene los amortiguadores del resto. Es decir, los pocos detalles que los diferencian también se compensan a la hora de puntuar. En volumen de carga si está más claro: el SD tiene hueco para dos cascos integrales y algo más. El J300 tiene el mismo hueco, pero la forma de la parte interior delantera del asiento impide dejar ahí otro casco integral. El K-XCT lleva un hueco justo para un casco integral y nada más.
 





0

Scooter 125

Cómo limpiar a fondo tu moto o scooter

No sólo es una cuestión de apariencia. Limpiar la moto adecuadamente es obligatorio para un...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Uno de los aspectos que más interesa a la hora de comprar un scooter nuevo de 125 cc es su...

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

Conducir un scooter en invierno no es siempre agradable, sobre todo por dos razones: llueve y hace...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

La velocidad máxima de un scooter de 125 cc es un aspecto muy importante para decidir la compra de...

Motos Custom

Las 8 mejores motos custom 125
Las 8 mejores motos custom 125

Las 8 mejores motos custom 125

La estética custom y retro está mas de moda que nunca y las motos 125cc son una gran opción para...

Esto es Drag Style

Esto es Drag Style

Hola amigos. Tengo una Harley-Davidson Sportster 1200 R de 2005 que, desgraciadamente, uso muy...

Subastada la moto que diseñó Wayne Rooney

Subastada la moto que diseñó Wayne Rooney

La custom, Lauge Jansen, que fue diseñada por el delantero del Manchester United, ha alcanzado un...

La Harley-Davidson que sobrevivió al tsunami japonés

La Harley-Davidson que sobrevivió al tsunami japonés

El Harley-Davidson Museum expone la moto del japonés Ikuo Yokoyama, modelo que navegó durante más...

Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP