Juan Carlos Toribio. Asociación Mutua Motera

El pasajero: ¿Cómo moverme?

2012 11 26 IMG 2012 11 26 204459 el pasajero como moverme2
El pasajero: ¿Cómo moverme?
Evitar brusquedades: Cuando circulas en una motocicleta como pasajero puedes moverte, pero con algunas condiciones. Como norma general, debemos evitar movimientos bruscos, debiendo de ser progresivos y sin tendencias extremas de llevar el peso hacia los lados o hacia atrás.


En movimiento y despacito: Es cuando más sensible se vuelve la motocicleta a tus movimientos como pasajero. Si el conductor va a baja velocidad manteniendo el equilibrio y te mueves, podéis terminar en el suelo.

En movimiento y algo más rápido: No te anticipes nunca ni te opongas a la inclinación de la motocicleta, ya que el riesgo de la no coincidencia de momentos y fuerzas calculadas por el conductor es altísimo. Permanece prolongando la línea vertical de la motocicleta, sin tensiones y ¡disfrutando!
Vss, salud, buena ruta y disfruta del aire.
 
Denuncia. ¡No te calles!
¡Participa! y si tienes algo que denunciar€ ponte en contacto con [email protected] Desde el departamento veremos qué podemos hacer.
 
Localización: Carretera CL-527. Kms. del 11 al 16. Sentido: varios.

Infracción: Mantener la vía en condiciones que afectan gravemente a la seguridad vial permaneciendo y practicando seis accesos sobre la vía principal, incumpliendo la normativa técnica al respecto e incluso en zonas de reducida visibilidad.

Riesgo principal asociado: Incremento del riesgo de accidentes por colisión frontolateral. Incremento de lesiones de usuarios vulnerables por instalación de dispositivos de BMS para fines contrarios a los establecidos por norma.

Responsable: Junta de Castilla y León.
 
Km 12,600. Acceso a «centro hípico» con gravilla suelta y en curva y cambio de rasante de reducida visibilidad. La línea longitudinal continua ha sido modificada con pintura «negra» para simular una línea discontinua. Incidencia sentido Fermoselle.

Menos dinero para mantener carreteras
Para la reflexión: mientras los usuarios de las carreteras son castigados con la reducción en el presupuesto de mantenimiento y los olvidos voluntarios a las normas legales de algunas administraciones públicas, mientras se valora por nuestros gobiernos el pago por uso de las vías públicas, algunos gozan y disfrutan del dinero de todos nosotros.

¿Por qué razón no se invierte más en mantenimiento de carreteras? ¿Por qué razón no se invierte más en ceder ante la lógica razón de la igualdad constitucionalmente reconocida de los usuarios de motocicletas, con el resto de los usuarios, instalando más sistemas de protección?
 
La realidad
En la resolución de 6 de julio de 2012, de la Dirección General de Política Interior, se publican las subvenciones estatales anuales para atender los gastos de funcionamiento ordinario, abonadas a las diferentes formaciones políticas con representación en el Congreso de los Diputados, durante el segundo trimestre del ejercicio 2012. Esta subvención ha sido de más de 16 millones de euros.
 
Cuestionando sobre la moral y la ética
Como sabemos, la finalidad de la subvención, que se abona en doce mensualidades, es atender a sus gastos de funcionamiento ordinario y se concreta en el montante anual incluido en los Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio correspondiente, que se consigna en el programa 924M, Elecciones y Partidos Políticos, Concepto 485.01, Financiación a Partidos Políticos.
Invito a la reflexión de las carencias morales de nuestro estado de derecho ante la crisis. Sin ningún ánimo de hacer política y reconociendo que alguna de las necesidades que los ciudadanos de este país tienen y tenemos es reconducir la inseguridad vial, ¿no podría subvencionarse para su funcionamiento ordinario el mantenimiento de algunas carreteras evitando así un impuesto nuevo?
 
Objetivos:
€ Dignificar la moral de la administración pública demostrando que es capaz de cumplir la ley en lo relativo a mantenimiento de la red viaria.
€ Dignificando la moral de la administración pública demostrando que es capaz de gestionar de forma prudente y equilibrada las acciones para la seguridad vial.
€ Desde estas letras y con la información adjunta, quiero cuestionar la inteligencia emocional de nuestro estado de derecho.