¿Moto 125 o carnet A2? Qué interesa más si quieres empezar a montar en moto y tienes el carnet de coche

A2 o 125 cc
¿Moto 125 o carnet A2? Qué interesa más si quieres empezar a montar en moto y tienes el carnet de coche
Antón Quintiá
Antón Quintiá
En España, con tres años de antigüedad en el carné de coche, se puede circular con una moto o scooter de 125 cc. Una opción barata frente a obtener el carnet A2, pero se corre el riesgo de que su poca potencia haga que se “quede corta” pronto. ¿Qué opción es mejor en cada caso?

Todo aquel que aspira a circular por las carreteras españolas tiene que hacer frente al temido permiso de conducir. Esta licencia, sujeta a examen (o exámenes) teórico y práctico, suele ser más o menos sencilla (más allá de las dificultades particulares que cada uno se pueda encontrar). Alguien quiere conducir, se apunta a la autoescuela, supera los exámenes y ya es apto. 

Este proceso, sin embargo, es algo más complejo en el caso de aquellos que aspiran a circular en moto. En España existen tres tipos de licencia para conducir vehículos de dos ruedas: A1, A2 y A. Para complicar aún más la cosa, si cuentas con tres años de experiencia con el permiso de coche (B) puedes conducir motos de hasta 125 cc o modelos de tres ruedas homologados. La opción de una 125 cc es la que se les presenta a la mayoría de los que se encuentran en esta texitura.

Los conductores que se encuentran en este último caso (es decir, que tienen la antigüedad suficiente para llevar una 125 cc.) suelen tener una duda recurrente: ¿qué me compensa más, comprar una 125 cc. y ganar experiencia o sacar directamente el A2?

No cabe duda de que cada caso es un mundo y está repleto de diferentes condicionantes particulares, por lo que resulta imposible establecer una máxima a seguir. Lo que sí se puede hacer es dar a conocer todas las ventajas e inconvenientes de cada opción, escrito por alguien que se ha encontrado en esa situación hace escasos años.

Obtención del crnet A2 de moto

Una 125 cc., barata pero poco potente

Comprar una 125 cc. es, sin duda, una gran opción para ganar experiencia e introducirse en este mundillo. Si nos vamos al mercado de segunda mano, nos encontramos con motos asequibles, y puedes optar a una buena montura por entre 1.500 € y 3.000 €. El consumo real de estos motores, de unos 15 CV (como máximo), es bastante bajo, y rara vez sobrepasa los 4 litros/100 km. Asimismo, son vehículos que, en el mercado de usados, se pueden vender con facilidad y apenas se devalúan. Los mantenimientos y los seguros también son bastante más baratos que en una moto mediana-grande. 

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODAS LAS MOTOS DE 125 cc del mercado

Si lo que buscas es desplazarte de una forma más rápida y barata, esta es tu cilindrada. Además, puedes elegir entre automáticas (scooters) o con marchas (naked, enduro, deportivas…). Es una categoría ideal para el entorno urbano, sobre todo en formato scooter, aunque fuera de la ciudad cojean bastante; en caso de conducir asiduamente por carreteras interurbanas, seguramente sea más aconsejable elegir el A2 (aunque sea una scooter de mayor cilindrada). Sin embargo, si el uso que se le va a dar es circular por ciudad para ir al trabajo (por poner un ejemplo), una 125 cc. es ideal.

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODOS LOS SCOOTERS 125 del mercado

Son también una buena opción para probar el veneno de las dos ruedas y ver si de verdad es lo tuyo o si es mejor dejar aparcada la idea. Si, por el contrario, ya tienes claro que a ti lo que te gustan son las motos, una 125 cc. se te va a quedar pequeña más pronto que tarde. En este caso, podrías valorar obtener la licencia A2, con la que puedes conducir motos de hasta 35 kW (unos 47 CV). Las motos típicas del A2 rondan, en la actualidad, los 400 cc. o 500 cc., pero también se pueden limitar motos grandes (siempre que, deslimitadas, no superen los 95 CV). 

A2 o 125 scooter

El carnet A2, ideal para aquellos con experiencia

La principal barrera para obtener el A2 es el examen de maniobras y el precio. Según estimaciones recientes de ANESDOR, en el peor de los casos puede llegar a costar unos 700 € (un precio que varía por provincias). Esta licencia intermedia cuenta de tres pruebas: una parte teórica (que, en caso de tener ya el permiso B, solo consta de 20 preguntas específicas), un examen de maniobras y un examen de circulación. La prueba de circuito (o maniobras) consta de dos recorridos: uno lento, en el que se piden ejercicios de equilibrio, y uno rápido, en el que se realizan slaloms, curvas cerradas y frenadas de emergencia. 

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODOS LOS MODELOS PARA EL CARNÉ A2 del mercado

La prueba de maniobras es la que más problemas da, ya que se requiere un buen manejo de la moto. Si nunca has montado en moto, lo más probable es que tengas que hacer más clases prácticas que alguien con bagaje previo (con una 125 cc., por ejemplo). Estas clases no suelen ser baratas, por lo que el coste del permiso se dispara; además, no es difícil suspender el examen, ya que no se permiten errores, lo que encarecería aún más la cuenta de gastos. Una vez superada esta prueba, solo queda el examen de circulación, cuyo único problema es el precio de las clases: al tener que ir acompañado de un coche de la autoescuela, cada práctica suele costar el doble que una de coche. 

Carné A2 o 125 cc.

Con el A2 en nuestro poder, aún hay que esperar dos años para poder tener el A (que solo requiere de un curso sin examen). Esta es una ventaja respecto a la 125 cc. para aquellos que tengan claro que quieren conducir motos grandes, ya que reducen mucho los tiempos.

Vistas las ventajas e inconvenientes, se puede concluir que hay tres opciones: comprar una 125 cc. para probar y/o quedarte con ella, empezar con una 125 cc. para ganar experiencia de cara a obtener el A2, o ir directamente a por el A2. Cada opción se adecuará más o menos a cada caso particular, y solo el tiempo podrá decir si la decisión fue acertada o no.