4 claves para montar en moto seguro cuando estrenas el carnet A2

Carnet de moto
4 claves para montar en moto seguro cuando estrenas el carnet A2
Ramón López
Ramón López
Has cumplido tu objetivo soñado de sacarte el carnet A2, el primero para moto grande. Enhorabuena, pero para sacarle el máximo partido, no dejes de seguir estos sencillos consejos que te harán disfrutarlo a tope y con seguridad.  

Obtener el carnet de moto sin limitación de cilindrada es uno de los hitos en la vida de todo amante de las dos ruedas. El primer paso obligatorio es el carnet A2, y para ello debes haber cumplido los 18 años. Es el primer paso para sumergirte en un universo de sensaciones y emociones único. Si luego quieres optar por el carnet A, el tiempo lo dirá. Por ahora, es el momento de disfrutar de este sueño tan anhelado.  

Precisamente por estar en los primeros pasos de un nuevo recorrido, es el instante preciso para adquirir una serie de hábitos que, una vez interiorizados, conseguirán que tu experiencia sea más agradable y segura. Partimos de la base de una responsabilidad que, como el valor en la antigua “mili”, ya se supone. Ahora completemos el menú con una serie de sencillos consejos que nunca deberás olvidar no ya en el futuro, sino desde el primer momento que pulsas el motor de arranque de tu moto con tu nuevo carnet A2 en el bolsillo o en el móvil.  

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODAS LAS MOTOS Y SCOOTERS PARA EL CARNET A2 del mercado

carnet a2 2

La moto siempre en perfecto estado 

Si es nueva, poco tendrás que revisar. Pero si es una moto con años y kilómetros a sus espaldas, mejor que reciba un chequeo previo de un especialista para no tener problemas en aspectos tan básicos como frenada, transmisión o aprietes.  

Un elemento fundamental son los neumáticos. No dejes de revisar la presión de forma asidua, no más allá de una vez al mes, y comprueba su estado y dibujo. Por muy bueno que seas pilotando, por muy bien que tengas el resto de la moto, sin unos neumáticos adecuados y en correcto estado no te servirá de nada. Y, sobre todo, con el consiguiente peligro para ti y para el resto de los usuarios de vía.  

Bien equipado aunque no sea obligatorio 

Es cierto que el casco es el único componente obligatorio a la hora de montar en moto, pero no lo es menos que hay muchas más partes de tu cuerpo que deberías proteger pensando en las consecuencias de un accidente, por mínimo que sea. Probablemente, las manos serán la primera parte de ti que tocará con el asfalto o la tierra en caso de caída, por lo que unos guantes los debes considerar como equipamiento inexcusable. Lo mismo vale para una cazadora con protecciones, también un pantalón dotado de estos accesorios, e incluso calzado que te proteja adecuadamente en estas situaciones. Ni siquiera el calor debe ser excusa para obviarlo, a pesar del nefasto ejemplo que nos ofrecen a diario cuerpos de seguridad como miembros de la Policía Municipal de Madrid circulando en mangas de camisa sobre sus motos y scooters.  

carnet a2 1

Plantéate un curso de conducción 

Sí, has superado las pruebas para disponer del carnet A2, pero eso no significa, ni mucho menos, que ya sepas numerosos detalles fundamentales a la hora de circular con tu moto. Tanto si es en circuito como si está homologado en carretera abierta o recintos específicos, apuntarte en un curso de conducción es una de las mejores inversiones que puedes hacer para beneficiarte del rendimiento que te pueda ofrecer tu moto o scooter, y no solo me refiero a prestaciones, sino a conducción segura. Hay infinidad de consejos que solo un experto te puede dar y que te ahorrarán situaciones delicadas en el futuro. Confiar todo a la experiencia y al paso del tiempo no es siempre la mejor idea. 

carnet a2 4

Mentalidad de supervivencia 

Como hemos visto, la seguridad es primordial, sin excepciones por motivos económicos, de comodidad… No hay excusa. Este mismo principio lo deberías aplicar a tu forma de pensar cuando circulas en tu moto. La máxima “piensa mal y acertarás” te evitará muchos disgustos. Me refiero a las decisiones imprevistas durante la circulación del resto de vehículos, no solo coches, autobuses, etc, también motos y scooters, no nos engañemos; sin olvidar las condiciones de la vía, como asumir que en toda rotonda próxima a una gasolinera habrá un reguero de combustible o en frondosas zonas montañosas encontrarte con una mancha de humedad inesperada. En cualquier caso, nunca, nunca superes ni explores tus límites. Para eso vete a un circuito y lo harás de forma tan segura como divertida.