Carnet A2: cómo elegir la mejor moto

Publicado el martes 17 de marzo de 2020
Carnet A2

A finales de 2009, hace ya más de diez años, entró en vigor el nuevo escalado de carnet de motos que establecía la nueva categoría legal de "motos medias". Desde entonces se ha convertido en uno de los segmentos de mercado con más movimiento y hoy día disfrutamos de una enorme oferta. ¿Es mejor limitada o no?

En el mercado actual dispones de motos utilitarias, deportivas, trail o directamente camperas. Tienes motos desde 250 cc hasta la cilindrada que quieras, ya que hay algunas custom de cilindradas enormes que puedes limitar a los 47,6 CV (35 kW) consabidos que marca la ley como tope para este carnet. Esta abundancia, lógicamente, lleva muchas veces a dudas, ya que para muchos poseedores del A2, esta moto nueva será su primera moto o, al menos, su primera moto grande.

Y la primera gran duda que suele preguntarnos quien se enfrenta a esta decisión es si se compra una moto limitada o no, y cuáles puede limitar. Vamos por partes.



¿Qué moto puedo limitar?

En principio, la ley es muy clara: pueden limitarse motos que no sobrepasen los 95 CV (el doble de la potencia máxima permitida para el A2, los citados 47 CV) y una relación potencia/peso máxima de 0,2 kW/kg. Pero tampoco puedes coger cualquier moto con potencias entre 47 y 95 CV y limitarla por tu cuenta: la limitación requiere que la moto esté homologada para ello. Es decir, legalmente no es el mismo modelo de moto una, por ejemplo, Kawasaki Z650 de 47 CV que la "libre" de 68 CV. Existen dos homologaciones para este modelo y en la documentación se reflejará cuál de las dos es la válida. Si el fabricante no ha homologado ese modelo para limitarlo será complicado. Tienes la posibilidad de recurrir a kits de limitación que algunas empresas han desarrollado para unos modelos de motos, algo que se hacía muy a menudo con la legislación anterior (cuando los dos primeros años de carnet A podías llevar hasta 35 CV, pero no existía el A2). Ahora, debido a las trabas legales, se ha complicado mucho.

Para aclarar, puedes limitar motos que lleguen a 95 CV, no más. En cualquier caso, comprueba si el modelo que te gusta se puede o no: hay motos que pasan de esos 95 CV en versión libre y la marca ha homologado un tercer modelo "puente", de 95 CV, para que pueda ser limitable. La superventas Kawasaki Z 900 dispone de alternativa con 125 CV y otra con 95 CV. Muchas otras marcas siguen la misma estrategia. Te venden la moto con 95 CV y la limitan antes de vendértela, para luego tú deslimitarla a partir de transcurridos dos años y superar lo requerido en una autoescuela para sacarte el carné A. Suzuki, por ejemplo, lo hace al contrario. Te venden la moto GSX-S 750 ya directamente con 47 CV y luego serás tú el que la deslimites cuando puedas.

Los mejores coches híbridos del mercado

Las motos específicas A2

Pero si el mercado A2 se ha convertido en algo tan grande es porque, además de la posibilidad anterior, muchas marcas se han volcado en desarrollar motos muy interesantes específicamente diseñadas para cumplir con los requisitos legales. Suelen ser de cilindradas medias y algunos modelos se han convertido en un éxito rotundo. Son, por ejemplo, toda la gama CB 500 de Honda, las Benelli 502, las 400 de Kawasaki, las 300 de Yamaha y otras tantas más. Tienes ya gran cantidad de marcas que ofrecen motos muy interesantes de este estilo y ello ha dinamizado también el mercado de segunda mando de este tipo de motos, lo cual aporta, como veremos, una ventaja aún mayor a este sub-segmento.



Ventajas de la moto A2

Las cosas son como son y los datos de mercado, el número de motos vendidas de cada modelo, nos suelen decir que la gente, al menos en España, prefiere una moto limitada que una específica para A2. Esto, en nuestra opinión y en la de muchos profesionales de la moto, es un error. No siempre, claro está. Hay situaciones y situaciones. Fíjate en las ventajas y desventajas que nosotros vemos en cada uno de estos tipos y verás cómo parece más lógico inclinarse por una moto específica A2.

- Las A2 son más económicas: En buena lógica, una 400 o una 500 es más barata de comprar que una 650 o 900. No tienes más que ver la lista de precios: están en torno a los 6.000 € mientras que una 650/700 está alrededor de 2.000 € más cara. Pero no solo es eso: el kit de limitación tiene un coste. Y sí, algunas marcas te lo regalan. Otras no. Y delimitarla el día de mañana también tendrá un coste.

-Las A2 gastan menos: En el caso del combustible, es obvio: menos cilindrada, menos consumo. Pero aunque me puedas decir que la diferencia no es ninguna barbaridad que no se pueda asumir, piensa que no solo es combustible. Por peso, por construcción, una moto diseñada para dar 80 ó 90 CV lleva ruedas más grandes y caras, frenos de mayor dimensiones y, por tanto, de pastillas más caras, kit de transmisión, discos de embrague€ todo en una 700 o 900 es más caro que en una 400 o en una 500. Y se gasta igual, tenga 47 o 95 CV, No se reducen de peso y, a pesar de que ande menos la limitada que la libre, gastarás bastante más en piezas de desgaste que con una moto menor.



- Las A2 pueden ser más seguras: Como es lógico, pesan menos y son menos "aparatosas" a baja velocidad que una moto mayor. Hasta en el caso de las más exageradas, es así y pongamos por ejemplo una enorme Benelli TRK 502 X, la versión "Adventure" de la TRK: es alta y grande, con llantas de radios con la delantera de 19", depósito de gasolina de 20 litros y 213 kg de peso. Te puedo garantizar que es bastante más fácil a baja velocidad que una BMW F850 GS, de 220 kg de peso, a pesar de sus similitudes. Además, la Benelli parece aún "más moto", más parecida a la enorme BMW R 1250 GS Adventure que la propia F 850. Fuera de este ejemplo extremo, a la hora de frenar, de hacerte con ella, de controlar sus reacciones, una A2 es más fácil, más ligera y controlable que una limitada.

-Las A2 son más divertidas: Hay un porcentaje del mercado que compra la moto como herramienta de desplazamiento. En estos casos no suele haber duda y es gente que acaba comprando una A2 por sus ventajas obvias en precio y manejabilidad. Por eso esta duda de si limitada o A2 se da más en los que ven la moto en su vertiente de ocio. Y créeme, es más divertida una A2. No seamos hipócritas: gran parte de la diversión de la moto está en estirar sus posibilidades, ver hasta dónde llega y hasta dónde llegamos nosotros con ella. Si te gustan las deportivas y los circuitos, esto es obvio. Si te gustan las custom te gustará la sensación de par y empuje desde abajo (algo que también se limita con la potencia) y si te gusta una trail viajera, también te gustará estirarla entre las curvas. Lógicamente tendrías que probar todas las opciones y si tienes A2 tienes difícil poder probar una moto grande sin limitar. Por ello, tendrás que fiarte de las sensaciones que te describo: una moto grande, al estirarla, al frenar fuerte y volver a abrir gas es algo apasionante. Oír el motor, ver cómo acelera, cambiar deprisa controlando por dónde sales de la curva€ es adictivo. Esa sensación es parecida, pero a una escala más controlable, con una Kawasaki Z400, con una KTM Duke 390, con una Benelli TRK, a la que se añade una sensación reconfortante de control, que lleva directamente a esa sensación de "me estoy divirtiendo". Una Z900 limitada, una Monster 821 o cualquier otra te da cierta sensación de "me han robado lo divertido" y puede ser hasta frustrante: lo más divertido de su curva de potencia, de su empuje y capacidades son "fruta prohibida" para ti. Y eso que reconozco que con la electrónica actual y el diseño de las limitaciones actuales esto es menos acusado que antes. Recuerdo hace muchos años, con la ley anterior, probar una Yamaha R6 limitada a 34 CV que no era capaz de salir de la rampa de mi garaje sin achicharrar el embrague.




Ventajas de la moto limitada

Como has visto, las ventajas de una moto específicamente diseñada para el A2 son muchas, pero eso no quita que también comprar una moto limitable tenga puntos a favor, si bien, para nosotros, son menos convincentes. Aún así, hoy día es la opción más popular, ya que algunas de estas ventajas tienen mucho peso.

-Con la moto limitable tienes moto para más tiempo: Lógicamente, si tu idea es pasar en cuanto puedas al carnet A libre, el día que lo tienes basta con pasar por el taller y deslimitar tu moto para disponer inmediatamente de una moto con toda su potencia liberada. Con excepciones, claro está: si te has decidido por una de esas motos de "tres versiones" de las que hablábamos antes, te quedas con la versión "media", no la "full power". La Kawasaki Z900 que puedes limitar a 47 CV, una vez deslimitada pasa a tener 95 CV, no los 125 CV de las ediciones libres. Otro punto a considerar es la alternativa que tienes a esta opción: comprar una moto A2, venderla cuando tengas el A y comprarte la que te guste, ya libre. Lógicamente esto te da mayor libertad de elección cuando tengas el A y una mayor experiencia para elegir correctamente dos años después de haber disfrutado una A2. Y en algunos casos no será tan caro: entre lo que cuesta deslimitar, lo que te has ahorrado en piezas de desgaste y revisiones, y que la depreciación de algunas A2 muy buscadas es menor de la media, no sale tan costoso.



- Una moto grande da otra apariencia: Lógicamente, así es en muchos casos. No tiene el mismo aspecto la Kawasaki Z 900 de nuestro ejemplo anterior que una Z 400. Y si prefieres el aspecto que tendrás sobre la moto sobre la diversión que esta te va a dar, adelante, eres un caso claro de moto limitable. Porque te puedo asegurar que es mucho más divertida y menos estresante, tanto en carretera como en circuito, una Z 400 de 45 CV y 165 kg que una Z 900 de 47 CV y 210 kg. Aún así deberías mirar motos como las Benelli TRK 502 o la versión 502C, o la Scrambler Sixty. Si el que la ve no sabe mucho de motos, te aseguro que "cuelan" como modelos de más cilindrada de lo que son.



0