Carnet A2: las 10 mejores motos custom

Publicado el viernes 22 de marzo de 2019
Carnet A2: las 10 mejores motos custom

Si eres aficionado a las custom, pero con carnet A2, no hay problema. Es un tipo de moto que, salvo en aquellas que pretenden emular a las "drag bikes" de aceleración, no requieren especiales niveles de potencia, sino más bien par motor, presencia y sonido. Sin embargo, es cierto que no viven su mejor época. Hace años, los que se decantaban por ellas por su estilo atemporal, por su regusto a motos de otros tiempos, no tenían más opción cuando escogían motos nuevas. Hoy día, la aparición de una miríada de motos puramente retro, alejadas del estilo custom más puro pero ciertamente atractivas para esos gustos, se han llevado una gran parte del mercado antes casi propiedad exclusiva de estas motos.

No obstante, se siguen comercializando un buen número de motos custom. De hecho, sigue siendo un segmento interesante para los que buscan una moto de estilo personal, fácilmente personalizable, cómodas y accesibles. Además, ese requerimiento legal en cuanto a potencia, la limitación a 47 CV, hace que muchas de las motos que verás en esta lista cumplan sin más. Otras serán mediante limitación, pero pocas quedan fuera, ya que solo las que por construcción pasan de los 95 CV no pueden limitarse, aunque hay fabricantes (como Harley-Davidson) que han decidido dejar parte de sus motos que cumplirían con este requisito como aptas solo para carnet A. También, como es lógico, muchos fabricantes se han dado cuenta del potencial de este mercado A2 y ya ofrecen motos directamente diseñadas bajo estas condiciones.

Nosotros hemos hecho una selección de 10 custom que puedes llevar con el carnet A2. Hay algunas más, como toda la gama Harley-Davidson, excluyendo las Touring o los motores 114, o las grandes Indian, pero hemos considerado que las que te mostramos son buenos ejemplos de las motos de estilo custom que podrás llevar con el carnet A2, ordenadas por precios de menor a mayor.



1º Daelim Daystar VL 250 Fi: 3.595 €

La lista de las custom para el carnet A2 comienza con una moto muy conocida en sus líneas y planteamientos, aunque no tanto en esta versión 250. La Daelim Daystar, una de las custom 125 más conocidas y difundidas en España, tiene una versión 250 de la que básicamente es la misma moto, con mayor cilindrada y un motor refrigerado por agua, de un solo cilindro, capaz de entregar prácticamente el doble de potencia que su hermana pequeña: 23 CV a 8.500 rpm. Con la misma base rodante, emplea la última versión del chasis de la marca coreana, con dos discos de freno y dos amortiguadores traseros. Es una moto de diseño clásico que nunca pasará de moda, fiable y cómoda, ideal para desplazamientos de rango medio y para moverse en ciudad, con gran agilidad y facilidad de uso.





2º Mitt 400 MB: 4.995 €

Mitt es una nueva marca en nuestro mercado y cuenta con una amplia gama. Uno de los modelos más interesantes de este nuevo catálogo es la 400 MB, una moto que acaba de aterrizar a nuestro país y que se posiciona como la custom bicilíndrica más económica del mercado, lo que no supone en absoluto un menor equipamiento o acabados más pobres. Cuenta con un cuadro digital, pero encuadrado en una esfera cromada, añadiendo horquilla invertida, llantas de 17", doble escape superpuesto y un motor de dos cilindros paralelos de 400 cc que se inserta en un chasis que también emplea la MB 125, lo que supone un peso en vacío muy contenido para una moto con buen nivel de potencia y par, aun no declarado.






3º Honda Rebel CMX 500: 6.100 €

Honda fue una marca pródiga en el segmento custom, desde las Shadow, con las 600 hasta las 1100 más aquella recordada 250 de dos cilindros que rivalizaba con la también 250 Rebel, hasta motos tan espectaculares como la Valkirye Rune 1800. En los últimos años Honda fue abandonando este mercado, donde tan solo permaneció aquella última Shadow 750 C. Sin embargo, la llegada del carnet A2 recomendó diseñar un nuevo motor de dos cilindros paralelos y 47 CV de 500 cc que serviría de base para una gama completa de nuevas A2. La última en incorporarse a esta gama ha sido esta CMX 500 que recupera el nombre de Rebel. Se trata de una moto bien pensada, polivalente como todas las que comparten esta base mecánica, planteada para ser usada con comodidad todos los días y que no renuncia a un estilo custom evidente, con rueda delantera ancha estilo "bobber", contacto en el lateral de la moto y un estilo bajo y largo clásico, en una moto de líneas muy modernas y actuales.





4º Harley-Davidson Street 750 / Street Rod 750: 7.300 € / 8.760 €

Harley-Davidson también vio la oportunidad que el nuevo planteamiento del mercado que suponía el A2 era una gran oportunidad. Para empezar, como también observaron otras marcas, era una oportunidad única para hacer motos "globales", es decir, el mismo modelo para los cinco continentes. Pero Harley es Harley. No podían hacer una simple 400 "roadster" o algo similar. Buscaron una fábrica en India y allí empezaron a fabricar una 750 con un enfoque muy ciudadano. Dentro de las cifras en las que H-D suele moverse, esa cilindrada y peso suponían, efectivamente, un enfoque urbano. La moto luego derivó en una nueva Street Rod aún más personal y exclusiva. Con la clásica respuesta desde abajo con mucho par y unas infinitas posibilidades de personalización (en ambos modelos) se han convertido en los modelos de inicio de la gama Harley- Davidson.





5º Kawasaki Vulcan S: 7.850 €

Vulcan llegó a ser todo un sinónimo de una forma diferente de entender el custom, hasta el punto de que se formaron clubs de aficionados a esta familia Kawasaki que llegó a tener infinidad de modelos desde mediados de los 80 hasta recientemente. Al igual que Honda o Yamaha, decidieron dejar sus grandes custom para el mercado USA, donde siguen vendiéndose las Vulcan 900 y 1700. En Europa, la denominación Vulcan ha quedado únicamente para designa a esta moto, una derivada tardía de las ER-6n que recurría a líneas custom clásicas y a un "look" oscuro para ofrecer una gran bicilíndrica ideal tanto en ciudad como en desplazamientos medios, sumando un motor potente, limitable, divertido y agradable.





6º Yamaha XV 950: 9.899 €

¿Es retro o custom? Lo cierto es que es una interesante apuesta de Yamaha a medio camino entre ambos mundos. Por estética, larga y baja, su motor V-Twin, su posición de conducción con las estriberas algo adelantadas y el manillar por encima de la altura normal, es una auténtica custom, estilo que se refuerza con sus llantas de 19" y 16" trasera y la construcción de un propulsor que es la auténtica estrella de la moto. refrigerado por aire, con 942 cc para una potencia de 54,3 CV a tan solo 5.500rpm (en versión libre para carnet A), y con un par de 79,5Nm a 3.000 rpm para ofrecer esa clásica respuesta que los aficionados a este estilo de motos buscan. Aún así, si la buscas es el catálogo de la marca, se incluye en la gama que denominada por Yamaha como Sport Heritage, junto a las XSR 700 y 900, compartiendo chasis y moto con su original scrambler SCR 950.





7º Harley-Davidson 883 Iron: 11.000 €

Harley-Davidson es, desde siempre, el icono custom por excelencia. Y en los últimos años su moto más popular, por precio y accesibilidad, ha sido esta 883 Iron. Se erige como una moto minimalista que resume perfectamente toda la filosofía H-D e incluso el propio significado original y puro de la filosofía custom: personalizar. Equipa el motor Evolution de 883 cc refrigerado por aire montado sobre soporte elásticos que filtran las vibraciones sin eliminarlas, hasta el nivel requerido, con un par de 73 Nm a 4.750 rpm, cambio de cinco marchas y llantas de 19" delante y 16" detrás. Es una moto que se ofrece en varios esquemas de pintura, con infinidad de opciones y accesorios para personalizar y que se ha convertido en la más conocida de la amplia gama Sportster , compuesta por ocho motos con motores 883 y 1200, todas ellas limitables a 47 CV para el carnet A2 y que oscilan desde los 10.800 € de la Superlow hasta los 13.350 € de la Roadster 1200.





8º Indian Sixty / Scout: 12.390€ / 14.490 €

Históricamente, Indian es el gran rival de Harley-Davidson. Lo fue durante los años de inicio del motociclismo norteamericano, a principios del siglo XX y hasta la desaparición de Indian en los años posteriores a la II Guerra Mundial. Ahora, recuperada como marca por el grupo Polaris y con nuevas tecnologías desarrolladas ex-profeso para combatir a su viejo rival, las Indian también tienen opciones para los que tienen carnet A2. La Sixty es una Scout reducida a 999 cc, con 76 CV y 88 Nm a 5.000 rpm (versión libre) mientras que la Scout llega al límite superior para ser limitada, con 94 CV a 8.000rpm y un par de 97 Nm a 5.600 rpm gracias a su V-Twin a 60º con culatas de cuatro válvulas y refrigeración por agua de 1.133 cc. Es una moto que responde completamente a la estética custom pasada por el tamiz personal de Indian, pero con el comportamiento digno de una naked actual como ninguna otra custom ha conseguido.





9º Harley-Davidson Street Bob: 15.850 €

La gama más auténtica de Harley-Davidson está compuesta por las Softail, una denominación que hace referencia a su tipo de chasis. Simula un antiguo chasis rígido trasero -sin suspensión trasera, hardtail, en inglés- pero porta el amortiguador trasero escondido. Son motos de auténtica sabor H-D clásico, con motores de 107 pulgadas cúbicas (1.700 cc) que pueden limitarse para el carnet A2 en toda la gama. La más económica y minimalista de estas Softail es la Street Bob, una moto con manillar "mini-ape" y estilo "bobber" que supone un lienzo perfecto para personalizar tu Softail, disponiendo hasta de 145 Nm de par a 3.000 rpm para un peso de 297 kg en orden de marcha. Pura pasión Harley.





10º Harley-Davidson Fat Boy: 23.600 €

Te insisto: todas las H-D de motor 883, 1200 e incluso 1.745 (el llamado Milwaukee-Eight 107") pueden limitarse para el carnet A2. Este enorme motor de 145 Nm a 3.000 rpm es también el que equipa una de las Harley-Davidson más icónicas de los últimos años, dentro ya de la gama más elevada de las Softail y una de las motos más exclusivas que puedes encontrar para el A2: la Harley Davidson Fat Boy. Estilo clásico, chasis Softail, llantas lenticulares con enormes ruedas marcan su personalidad hasta el punto de influir en su nombre. Destaca una delantera de 160/60-18 y trasera de 240/40-18, estando repleta de acabados cromados, y disponible en versión 2019 en ocho colores distintos. Además, añade faro delantero de estilo retro, aunque de tecnología LED. Como es norma, la Fat Boy puede también personalizarse hasta ese punto que solo Harley-Davidson es capaz de ofrecer a través de su catálogo de accesorios.

0