Los 10 scooters hasta 400 más rápidos para el carnet A2

Publicado el jueves 14 de marzo de 2019
Los 10 scooters hasta 400 más rápidos para el carnet A2

Los scooters de media cilindrada son hoy día una parte muy importante del mercado. Significan la herramienta diaria de transporte personal definitiva, con prestaciones suficientes para trasladarte desde fuera de las ciudades hasta el centro, económicos en consumo, cómodos y utilitarios. Solo se enfrentan a la limitación por carnet, ya que requieren estar en posesión del A2, lo que hace que sean los 125 cc los más vendidos del mercado. Lógicamente, si tienes este carnet y necesitas un vehículo útil, será un scooter de entre 300 y 400 la opción más lógica. Son mucho más baratos que los grandes bicilíndricos, incluso algunos de ellos se acercan mucho en prestaciones a estos, manteniendo sin embargo un superior atractivo en cuanto economía.

Como verás, se trata de una lista heterogénea. Encontramos, por supuesto, todos los 400 del mercado. Pero también se incluyen algunos de los tres ruedas, scooters que puedes conducir con carnet de coche. E incluso algún scooter eléctrico alcanza la velocidad máxima necesaria para meterse aquí. Y como suele ocurrir con estas listas, no están todavía todos los que son, ya que el mercado evoluciona y continuamente aparecen modelos que alcanzarán prestaciones iguales o superiores que estos. De hecho, algunos 300 ya comercializados no han pasado todavía por nuestras pruebas de velocidad. Pero precisamente por eso deberás estar atento a esta lista en el futuro, porque iremos actualizando los resultados en cuanto dispongamos de ellos.



1º KYMCO Xciting 400: 155 km/h

El KYMCO Xciting 400 es el scooter de media cilindrada más rápido del mercado. Con 155 km/h medidos con GPS, se acerca mucho a velocidades solo alcanzadas por scooters de dos cilindros y más cilindrada. Diseñado para ser un scooter de corte deportivo, en su evolución 2017 ganó un estilo más serio, con una cúpula más alta y colores elegantes, pero no perdió, ni con los retoques para convertirlo en Euro 4, nada de su capacidad para rodar a alta velocidad. Con 36 CV a 7.500 rpm, uno de los motores más potentes de la categoría, para un peso de 209 kg, el Xciting refuerza su espíritu sport con frenos ondulados y pinzas delanteras radiales, además de un equipamiento con detalles interesantes como el piloto trasero en barras LED, manetas regulables o el freno de aparcamiento entre su dotación de serie. Un hueco para un solo casco integral y algún objeto más o un cuadro de mandos bastante escueto son características que algunos rivales superan.

 






2º Piaggio MP3 500: 154 km/h

El MP3 500 es el tres ruedas más rápido de esta lista. Es el modelo que inventó este tipo de vehículos que puede llevarse con carnet de coche, lo que lo convierte en una opción muy interesante para aquellos que necesitan un scooter con prestaciones suficientes para salir a cualquier tipo de vía sin haberse sacado el A2. Muy estable y completo en equipamiento, los MP3 500 de última generación son rápidos en cualquier terminación y sus prestaciones serán similares, puesto que no hay cambios mecánicos entre ellos. Se erige como un scooter divertido de llevar, con el doble tren delantero asegurando un comportamiento único que transmite toda la confianza del agarre de sus dos neumáticos delanteros y gran capacidad de frenada. En ciudad se mueve bien y resulta cómodo, ya que puedes bloquear de forma eléctrica el tren delantero durante las detenciones para quedarte sentado y desbloqueará con tan solo acelerar.

 






3º KYMCO Super Dink 350i: 148 km/h

Hace ya muchos años, cuando KYMCO llegó al mercado español, entró como una marca de scooters económicos. Cuando lanzaron sus primeros scooters medios, como los Xciting 250 y 500 o el Grand Dink 250, consiguieron enseguida fama de duros y económicos, pero lentos. Este panorama cambió radicalmente cuando KYMCO alcanzó la madurez como fabricante de la que ahora hace gala. Ya el primer Super Dink 300 pudo presumir, además de dureza, de prestaciones y equipamiento superior. Esas características se han mantenido en el último 350 cc lanzado para la época Euro 4. Se define como un scooter muy equipado y lujoso que, con una cilindrada de solo 321 cc, es capaz de destacar entre los más rápidos de los scooters medios rozando los 150 k/h. Gran capacidad de carga, una estética que combina aspectos sport con los de un scooter GT Premium y elegante, todo ello a un precio contenido, lo convierten en un scooter muy lógico y especialmente interesante.

 






4º Yamaha XMax 400: 146 km/h

Este japonés es un paso intermedio, tanto en prestaciones como en apariencia, entre los XMAX pequeños y el prestigioso TMAX, pero con un precio que es casi la mitad del bicilíndrico de Yamaha. El XMax 400 es, menos radical que el TMax y, por supuesto, no corre tanto ni tiene el comportamiento de moto deportiva del TMAX, pero exhibe un equipamiento casi al mismo nivel, con control de tracción, llave de proximidad o iluminación completa de LED. Por descontado, es mucho más lógico como scooter de diario que el gran bicilíndrico, con unas prestaciones considerables y más que suficientes para cualquier desplazamiento. Ofrece además otras ventajas, distinguiéndose como el 400 con mayor hueco bajo el asiento, una auténtica bodega de carga donde caben dos cascos integrales y más hueco para una chaqueta fina, guantes, antirrobo u otros objetos entre ellos.

 






5º Peugeot Metropolis RX-R: 146 km/h

El Piaggio MP3 es italiano, pero su mayor éxito lo ha obtenido siempre en Francia. Más concretamente, en París, donde los MP3 son una autentica legión. No en vano fue allí donde primero se homologaron para poder llevarlos con carnet de coche (los primeros que aparecieron solo se podían llevar con carnet de moto). Esto obligó moralmente a la marca "de casa" a ofrecer su propia interpretación de este concepto de scooter. Fue el Metropolis, que ya ha llegado a su segunda versión, con este RX-R actual, más deportivo, con llantas mayores y comportamiento muy mejorado con respecto al primero. Equipa el motor 400 de la marca, que presume de ser el más potente de los 400 actuales, con 37,2 CV a 7.250 rpm. Y pronto llegará una edición eléctrica E-Metropolis.

 






6º BMW C 400 GT: 145 km/h

BMW acaba de aterrizar en un segmento de mercado totalmente desconocido por la marca y lo hace con la experiencia previa de su gama C 650. Esas líneas originales, su estilo tan particular y modernizado, se ha sabido llevar a los nuevos 400 tanto en versión X como GT. Los dos comparten la misma mecánica, un nuevo motor BMW de 350 cc muy potente para su cilindrada, con 34 CV a 7.500 rpm. Entre ambos solo hay diferencias a nivel estético y de equipamiento. Los dos son capaces de prestaciones muy similares, aunque nosotros hemos contado para esta medición con la versión GT. Ha sido capaz de alcanzar los 145 km/h, por encima de algunos de los 400 cc "reales" y, sobre todo, con un comportamiento muy bueno y aceleraciones verdaderamente brillantes.

 






7º Yamaha XMAX 300: 139 km/h

El concepto XMAX tiene su mejor exponente en esta versión de 300 cc. No es tan rápido como su hermano de 400 cc, respecto al que pierde 7 km/h, pero le iguala en equipamiento y capacidad de carga, además de superarle en ligera y agilidad, haciéndolo más agradable cuando ruedas por ciudad. Si XMAX significa deportividad Premium, estilo TMAX con mayor capacidad utilitaria, es el 300 el que mejor refleja este compromiso. Con llave de proximidad, control de tracción, enorme hueco bajo el asiento, acabados de verdadero lujo y un motor moderno de la generación "Blue Core", el XMAX roza los 140 km/h gracias a los 27,6 CV que alcanza y mantiene un comportamiento impecable gracias a sus llantas de 15" y 14" y una horquilla delantera que Yamaha describe como "tipo moto".

 






8º Suzuki Burgman 400: 138 km/h

El Burgman es el decano de los 400. Cuando a finales de los 90 parecía que los scooters no podían superar los 250 cc sin poner en riesgo su estabilidad, Suzuki sorprendió a todo el mundo con un 400 muy potente y rápido, elegante y señorial que enseguida se convirtió en referencia. Inició la batalla por el scooter más grande y rápido. En esa lucha que dio lugar a los TMAX, Burgman 650 o Gilera GP 800, entre otros, Suzuki mantuvo su 400 como una opción inteligente, más lógica y económica que los bicilíndricos y suficientemente rápida. Prácticamente 20 años después, Suzuki ha evolucionado su scooter medio por excelencia con retoques en el motor y un estilo más sport. Aunque en prestaciones no destaque entre sus rivales, sí puede presumir de tener uno de los mejores chasis de la categoría, con suspensión trasera progresiva con amortiguador central escondido bajo el scooter y, además, ser el único que sigue siendo fabricado de Japón.

 





9º Honda Forza 300: 135 km/h

La última incorporación al catálogo de scooters de Honda es un Forza 300 que, adoptando las formas y ca-rrocerías del exitoso 125, sustituye al anterior modelo homónimo, un scooter de relativo éxito, eclipsado por el propio 125 cc. Con estas nuevas formas, equipamiento de auténtico lujo como control de tracción desconectable, pantalla regulable en altura eléctricamente, el original sistema modular de hueco bajo el asiento, iluminación completa de LED y otros detalles absolutamente Premium, este Honda GT emplea una versión Euro 4 del motor del anterior Forza 300, a su vez tomado del Scoopy 300. Se define como un scooter lujoso, con un comportamiento impecable y divertido de llevar que, por chasis, a buen seguro aguantaría sin pro-blemas una mayor dosis de potencia mediante una superior cilindrada para escalar posiciones en esta lista.







10º SYM Cruisym 300: 134 km/h

Un scooter lógico, de prestaciones suficientes para el día a día, rodeado por un chasis y carrocería no más grande que un 125 cc (hay un Cruisym 125 con el que comparte estructura) y que, por tanto, se beneficia de una agilidad excepcional y un buena maniobrabilidad a baja velocidad. En carretera es divertido de llevar, con un gran comportamiento a cualquier ritmo, ofreciendo un buen nivel de equipamiento, donde no se echa nada importante en falta. Exibe líneas modernas, con un toque sport innegable. Sustituye en la gama SYM a los anteriores Joymax, de los que existía versiones Confort y Sport, aunando ahora ambos conceptos en un solo scooter: el Cruisym.


 


0