Can-Am Con versiones de carretera y offroad

Can-Am Ryker: un tres ruedas diferente

Publicado el lunes 21 de enero de 2019
Can-Am Ryker

El nuevo Can-Am Ryker recoge la experiencia de los conocidos Spyder para implantar una nueva gama más ligera y económica en el fabricante canadiense.

Can-Am ha sorprendido con un nuevo vehículo, de carácter recreacional, según su propia descripción, un tres ruedas del estilo de los conocidos Can-Am Spyder y su famoso chasis en "Y". Ese mismo estilo, pero mucho más ligero y económico, muestra el concepto de estos tres ruedas a medio camino entre un coche deportivo y una moto que ahora se acerca a todo el mundo.

Llega a un precio que es prácticamente la mitad del Spyder, el tres ruedas conocido de la marca, que seguirá, por supuesto, en el catálogo Can-Am como una versión más GT de este original tres ruedas.



Como el Spyder, el Ryker emplea el chasis en "Y", con dos ruedas delanteras con dirección "estilo coche", pero a un manillar de control, y una trasera donde va la tracción. Un solo asiento por detrás del depósito de gasolina hace del Ryker un monoplaza de aspecto agresivo, con un frontal poderoso y una zaga muy aligerada.

Del Ryker habrá, por ahora, cuatro versiones. Se ofrecen el Can-Am Ryker y el Ryker Rally Edition, un vehículo no solo con un acabado algo superior, sino enfocado a la aventura sobre cualquier tipo de pista, ya que sus neumáticos permitirán el uso fuera del asfalto, sobre cualquier tipo de pista. Ambos, tanto el Ryker como el Ryker Rally, podrán escogerse con motores 600 cc de dos cilindros o con un 900 cc de tres cilindros, ambos de origen Rotax. El primero declara 47 CV a 7.300 rpm, con un par de 47 Nm a 6.200 rpm, y el 900 (de nombre ACE) alcanza los 77 CV a 7.100 rpm, con 76 Nm a 6.300 rpm. En los dos casos, el cambio es automático a través de un variador continuo, con eje cardan como transmisión final.

En la parte ciclo emplea dos amortiguadores delanteros, firmados por Sachs, con un sistema de suspensión proveniente del mundo de las cuatro ruedas. Detrás cuenta, por contra, un sistema de moto, con suspensión por bieletas, con un amortiguador también Sachs. Los frenos se componen por tres discos, uno a cada rueda, de 270 mm delante y 220 mm detrás, con pinzas Nissin operados desde el pie.



Por supuesto, de serie disponen de una cantidad interesante de ayudas electrónicas. Además de un ABS, el Ryker cuenta con control e estabilidad SCS y control de tracción TCS. Añade un sistema de llave codificada antirrobo y ayuda de salida en cuesta HHC.

Ofrece guantera y enchufes USB. La carrocería es de paneles fácilmente intercambiables, lo que permite una fácil personalización. Los mandos, manillar y pedales, pueden ajustarse sin herramientas para acercarse o separarse entre si y así adatarse a cualquier persona.

Los Can Am Ryker están ya disponibles en la red de concesionarios Can-Am, a un precio desde 10.899 € para la sesión más económica, del Ryker 600 cc o de 14.199 € para la versión Rally, con el motor 900 tricilíndrico (único disponible en este acabado), con dos modos de funcionamiento y el acabado todo terreno, estructura reforzada y amortiguadores KYB. Ambos se podrán conducir con el carné A de moto a partir de 20 años y con el carné B convalidado.

0