Buell entra en MotoGP

La futuro más próximo de MotoGP no cesa de depararnos sorpresas. Parecía que ya estábamos acostumbrados a todo tipo de -shocks- tras el abandono repentino de Kawasaki a principios de la temporada 2009, los intentos fallidos de firmas de prestigio como KTM, Kenny Roberts o Ilmor o los constantes cambios de reglamento, ahora mil, luego ochocientos, de nuevo mil...

Publicado el lunes 28 de diciembre de 2009
Buell entra en MotoGP

El turno le toca esta vez a las sorprendentes nuevas incorporaciones que nos esperan para 2010. A las anunciadas de la italiana tricilíndrica FB con John Hopkins a sus mandos y la española Inmotec GPI 10 apoyada por la Universidad de Navarra que pilotará Iván Silva como wild-card en cinco Grandes Premios, se suma ahora la norteamericana Buell. Sí, has leído bien. Erik Buell ha encontrado por fin una salida a su marca, desahuciada recientemente por Harley-Davidson. Las condiciones de entrada de la firma estadounidense en MotoGP han requerido una puntual excepción a la nueva reglamentación con la que Dorna plantea una inteligente política de futuro para la supervivencia de la categoría. Dado que Buell no cuenta en su catálogo con una moto de 800 cc, se les permitirá competir con un derivado de su actual V-Twin de 984 cc que, en caso de lograr los objetivos de desarrollo deseado, y aquí está la auténtica bomba de la noticia, ¡servirá de motor único para la categoría en 2012! De este modo, MotoGP se beneficia del stock de motores de Buell sin salida al mercado dado el cierre de la marca y, por otro lado, se consigue una reducción de coste muy saludable y un esquema muy similar al presente en Moto2 donde Honda se ha convertido en proveedor único. El dinero procede de los coches Pero todo este proyecto no podría llevarse adelante sin el respaldo de un fuerte patrocinador. Si en el pasado los grandes sponsor de la categoría reina eran las firmas tabaqueras, este papel queda en estos momentos reservado a las grandes marcas de coches. Volswagen ya ha firmado un acuerdo con Suzuki, poniendo un pie en el mundo de las dos ruedas y en MotoGP, contrarrestando así el protagonismo del binomio Fiat-Yamaha. Con la noticia de la entrada en escena de Buell como proveedor único de propulsores para MotoGP, el gigante alemán de la automoción ha puesto ahora sus miras en la marca de Erik Buell. De este modo, el norteamericano conseguirá los fondos para alcanzar el plazo de 2012 con un motor con una carrera máxima de 81 mm, ya que el procedente de la XB9 actual se sitúa en 88,9 mm. Estamos a la espera de conocer los pilotos sobre los que recaerá el desarrollo de este ambicioso proyecto.


0