Brixton Crossfire 500 2020: por fin de serie. Crossfire 125, Rayburn 125 y Felsberg CX

Publicado el jueves 07 de noviembre de 2019

Brixton, marca líder en motos de estilo retro por fin completa el concept de 500 cc que hemos visto en varios eventos y anuncia el inicio de su comercialización en dos versiones. Y la acompañan tres novedades más en 125 cc que llamarán la atención.

Llevan poco más de dos años como fabricantes de motos y en este tiempo récord se han convertido en una marca con presencia en 50 países y con un elevado volumen de ventas. un presente brillante para un futuro prometedor. Y parte de ese presente va a pasar por el cambio en la marca: de hacer 125 cc en un principio tras la llegada de las 250 el año pasado, pasan a ser un jugador más en el competido mercado de las 500 cc para A2 con sus dos modelos Crossfire 500 y Crossfire 500X.

Ambas Crossfire comparte chasis y mecánica y son derivadas del prototipo que ya vimos en el salón de Milán EICMA 2018. Una línea de estilo retro, cuadriculada, presidida en ambos casos por el que ellos llaman "X-Tank", el depósito de gasolina con perfil lateral con una gran "X"marcada, pero que es obviamente una moto muy moderna, de estilo actual. Las dos llevan un motor bicilíndrico en línea de 47 CV, límite legal para el A2 y entre ellas sólo diferencias en componentes menores y en el estilo, con un aire más scrambler en la X.

Brixton Felsberg 125 CX.


Pero Brixton no para: la Crossfire 125 XS está en camino y ya se podía ver un prototipo: una original pit bike matriculaba de ruedas de 12" de tacos, con un motor 125 de aire y unas líneas cuadradas que recuerdan a la de las Crossfire 500. Y el concepto se completa con una nueva Crossfire 125, una deportiva retro de estilo roadster, con el motor de agua que montan sus hermanas de grupo Malaguti, de 15 CV. Estarán en el mercado a partir del verano 2020

Felsberg 125 CX es una nueva scrambler de estilo "setentero" basada en la BX125 X, con rueda delantera más grande, aleta delantera corta y elevada y cubre cárter de serie. lleva escape en negro, bajo y un gran asiento con mullido alto, lo que unido a un depósito de líneas suaves da como resultado una moto que estéti-camente está mas cerca de las enduro de los 70 que del auténtico estilo scrambler, lo cual, en este caso, es una ventaja total, al diferenciarse de la competencia, con una moto original y muy bonita. Llegará a las tien-das en la próxima primavera

Por úlitmo, y prueba de que en el centro de diseño del grupo en Krems (Austria) trabajan en serio, una nueva Rayburn 125 viaja mucho más atrás en el tiempo e imita las líneas de las motos de los años 30, con un asiento individual sobre muelles, ruedas de radios y un depósito en azul oscuro muy elegante.

 


0