• Compartir en WhatsApp
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en YouTube
  • Síguenos en Instagram
  • Contacta con formulamoto.es
  • RSS
Sucríbete a la newsletter Kiosco de revistas LUIKE

Prueba BMW R 1250 RT 2021: cotización al alza

Publicado el viernes 26 de marzo de 2021
BMW R 1250 RT

Los segmentos de moto no cotizan en bolsa. En los parqués, cuando un valor ha caído mucho se estudia si entonces es interesante volver a apostar por su futuro renacimiento. Con la BMW R 1250 RT 2021, los alemanes invierten al alza por un segmento que queda exclusivamente en sus manos.

Es paradójico todo lo que rodea la evolución de las motos Gran Turismo durante los últimos años. Es lógico que en cada segmento haya un modelo referente. Así ocurre con el Yamaha TMAX entre los maxiscooters, el Honda SH 125i en los rueda alta, la BMW R 1250 GS entre las maxitrail o la Kawasaki Z 900 en las naked. Lo que ya no es habitual es que ese modelo concreto sea convierta en pilar único.

Veamos qué ha venido ocurriendo con las motos GT en las pasadas temporadas. La conclusión es que el elenco de alternativas se ha reducido de forma drástica. El líder indiscutible ha sido la BMW R RT en sus sucesivas evoluciones, desde 2018 en forma de R 1250 RT. Este sector de mercado ha estado representado recientemente por ella, sus hermanas K 1600 GT y GTL y "la rival", la Yamaha FJR 1300. Podrías incluir otras variantes como la Honda GoldWing 1800, las propias BMW K 1600 B y Grand America o las versiones Touring de Harley-Davidson o Indian. Pero ya entramos en un terreno muy especial de motos dirigidas a un usuario muy específico. Y llegamos al punto clave, ¿dónde está ahora ese "rutero de toda la vida"?



La respuesta es bien simple: en las motos trail. De un tiempo a esta parte se ha asociado el concepto GT con el maxitrail. Las marcas han tenido mucho que ver en este proceso, presentando su mayor aporte tecnológico entre estas últimas y dejando cada vez más de lado la evolución de sus turísticas. Tanto es así que incluso se ha asentado un sub-segmento, el de las trail asfálticas, motos que no tienen entre sus objetivos pisar un milímetro fuera del asfalto.

Como decíamos, la cotización de las GT ha caído en picado. Tan solo el 4% de unidades de más de 900 cc han entrado en la categoría Touring en las unidades vendidas en 2021 en nuestro país. De ser un segmento referente ha pasado a ser un reducto casi marginal, a no ser por el tesón de la BMW R 1250 RT.

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de todas las BMW del mercado

Con una historia que data de 1978, cuando nació la primera BMW R 100 RT, la insignia RT con motor bóxer se ha convertido en sinónimo de moto rutera, sobre todo en Europa. Para hacerte una idea, en 2020 se vendieron casi 500 unidades en España, cuando la segunda con más matriculaciones en este segmento no llegó al centenar. Sus armas siempre han sido la maximización de la comodidad del piloto y del pasajero, un nivel al que no pueden llegar sus competidoras con otras prioridades más polivalentes, como ocurre con las trail. Sí es cierto que en la carrera tecnológica de última generación, la saga R 1250 RT precedente se había quedado un poco atrás respecto a otros modelos legendarios de la marca.



Este ha sido el epicentro de su renovación en 2021, cuando nos encontramos con la RT más dotada de su historia con el objetivo de servir de cambio de ciclo en su segmento. Al igual que hace más de 40 años que el emblema RT revolucionó el concepto de la moto dirigida a devorar kilómetros con su carenado diseñado en el túnel de viento, en la actualidad se postula como germen de un nuevo resurgir que, de momento, enfrenta en soledad.

CÓMO ES LA BMW R 1250 RT 2021

El nexo de unión en cuanto a motor y parte ciclo es directo con la anterior evolución R 1250 RT presentada en 2018, pero el calado de sus novedades es tal que va más allá de una actualización, pudiéndose definir el modelo 2021 como una nueva generación.

En cuanto al motor, recibe todas las virtudes del presente en la última evolución Euro 5 de la R 1250 GS, todo un dechado de sensaciones gracias a su sistema de distribución variable en admisión ShiftCam, suavidad en su funcionamiento y optimización de emisiones o consumos. Y respecto a su parte ciclo, el esquema base se mantiene con la exclusiva horquilla Telelever y la solución Paralever en el tren trasero o un equipo de frenos firmado por Brembo. Lástima que no equipe la marcha atrás de sus hermanas K 1600.



Precios, ofertas fichas técnicas e imágenes de todos los modelos TOURING el mercado

La revolución llega de la mano de todo lo que tiene que ver con la electrónica. Y ello distribuido en tres frentes: tecnología de ayudas a la conducción, iluminación y conectividad.

En las ayudas a la conducción, la BMW R 1250 RT 2021 alcanza un status post-Premium. La inclusión de los últimos avances en este campo de Bosch le permite posicionarse entre las motos con más alto calibre en estos lares. El máximo estrellato recae en su doble sistema de control de crucero. Por un lado, un sistema DCC (control dinámico de crucero) de serie permite mantener una velocidad dada ahora también cuesta abajo, ya que la electrónica regula la intervención del freno motor o, si es necesario, del equipo de frenado para mantener la cifra seleccionada. Actúa en el margen entre 15 km/h y 220 km/h.



Y por otro, se puede conjugar con un sistema ACC (control de crucero activo) opcional que se beneficia de la acción de un radar para adecuar la conducción a la seguridad de las necesidades del tráfico. Permite elegir entre tres distancias básicas con los vehículos que nos preceden en un margen entorno a 120 m. Al detectar su presencia, la electrónica regula la velocidad en función de ella, acelerando, decelerando o frenando, para cuando detecta vía libre continuar en condiciones normales. Actúa entre 30 km/h y 160 km/h y para largas distancias en autovía es una solución que reduce enormemente el cansancio.

Asimismo el sistema incorpora un sistema inteligente en curvas que gradúa su respuesta en función de que la moto se encuentre o no inclinada. Al cambiar el diámetro de la parte del neumático en contacto con el asfalto, en inclinación se requiere un régimen de giro del motor distinto a cuando se encuentra en vertical para una misma velocidad de la moto. De este modo, el propio sistema gradúa las vueltas del propulsor para adecuarse a este momento, una característica que ha requerido una puesta a punto específica respecto al mundo de los coches en los que se ha inspirado. Bienvenidos al futuro.



Pero no quedan aquí las nuevas aportaciones de la BMW R 1250 RT 2021. De serie incorpora en esta edición ABS Pro (con intervención en curvas), control de tracción DTC (desconectable y con funcionamiento muy superior al ASC anterior), ayuda en pendientes HSC y gestión combinada de frenos DBC. También añade un tercer modo de conducción ECO a los ya presentes Road y Rain. Cuando se selecciona, aparece una franja verde dividida en tramos que te indica el nivel de conducción eficiente en términos de emisiones y consumo que estás realizando, toda una declaración de intenciones ecológicas.

A estas ayudas se suman los denominados modos Pro, en los que se regula de forma específica tanto el freno motor MSR, la frenada integral DBC, la ayuda en pendientes también cuesta abajo HSC Pro y la respuesta más deportiva de motor y componentes de parte ciclo Dynamic.



La vocación de servicio a su conductor presente en todas estas ayudas se repite en el nuevo esquema de iluminación. El diseño de los faros delanteros no tiene nada que ver con el equipo de la versión anterior. Las nuevas líneas LED le dan una personalidad única en conjunto con el nuevo esquema de cortas y largas. Compuestas por siete LED, las cortas se recogen en la zona central y como opción añade un sistema adaptativo como el presente en la K 1600. Tiene un radio de giro de 35º a cada lado y permite mantener el haz de luz siempre horizontal cuando la moto está inclinada, lo que amplía el espacio de visión para el piloto. Además, estas luces corta con el sistema adaptativo se autorregulan en un rango de 2º para adecuar el haz de luz a las condiciones de carga, evitando, por ejemplo, deslumbrar al resto del tráfico cuando circulamos acompañados y/o con carga. A ambos lados encontramos dos parejas de LED para la función de largas que actúan en combinación con la iluminación de carretera para conformar el mejor sistema de iluminación presente en una moto BMW y, quizá, en todo el mercado actual.



Y me he reservado para el final uno de los nuevos apuntes de la BMW R 1250 RT 2021 que más expectación ha creado: una pantalla TFT de 10,25", la más grande de cualquier moto hoy día. Tal dimensión difícilmente podría tener cabida en una moto que no fuera una GT y aquí se emplea para ofrecer una infinidad de información: menús "mi vehículo", "radio", "navegación", "media", "teléfono" y "ajustes". Entre todas ellas destaca por su utilidad para el rutero la navegación mediante la app gratuita BMW Connected. Entra dentro del paquete de conectividad que permite la nueva RT, para lo que aporta hasta un sistema de recarga por inducción del móvil en la guantera derecha.

Dicha pantalla en color ofrece una calidad Full HD de 1920 x 720 pixels y consta de un vidrio endurecido, antirreflectante y con protección especial contra la suciedad. La integración de esta pantalla y la operatividad de los modos de conducción Pro, ACC y opción desde Audio/Radio están diseñados para estar completamente integrados. Por primera vez, se puede mostrarla pantalla de navegación junto al grupo de instrumentos sin la necesidad de una pantalla adicional. La pantalla tiene dos antenas de radio para la connexion. Por ejemplo: para casco y un smartphone –una antena para Wi-Fi y Bluetooth y la segunda exclusivamente para Bluetooth. Y todo ello de fácil manejo gracias al sistema tipo ratón de ordenador Multi-Controller como equipo de serie.




Tres son las combinaciones de colores seleccionadas, blanco, azul (acabado Sport, con pantalla más corta) y Manhattan (acabado Elegance), las dos últimas con pinzas frontales doradas, estando acompañadas por una edición especial 719 en color marfil.



CÓMO VA LA BMW R 1250 RT 2021

La primera impresión cuando te encuentras frente a ella es de masividad. La parte delantera es más voluminosa que la anterior, pero sin perder estilismo. Además de acoger el sistema opcional de radar (lo que requiere su espacio), la nueva iluminación y la pantalla de nuevo diseño y dimensiones la diferencian de inmediato de la versión precedente. Adiós al doble foco redondo que tanto ha caracterizado a modelos BMW, pero la ganancia en impacto visual es definitivo.

La bajas del caballete con total naturalidad a pesar del volumen total (al igual que subirla), aunque es preferible extender antes la pata de cabra. Así te subirás con mayor facilidad, porque requiere abrir mucho las piernas para sortear la maleta del lado opuesto. Recoger la pasa de cabra requiere acostumbrarse, ya que queda alojada justo debajo del cilindro izquierdo, fuera de tu vista. Una vez encima, empieza el protocolo de "pasajeros de clase Bussiness, abróchense los cinturones", porque vamos a despegar en primera clase.



La posición es tan cómoda como recuerdas de ediciones RT previas. La visión de los retrovisores es muy correcta, sin ningúna vibración, el asiento es confortable hasta el infinito y la posición erguida te invita a buscar la ruta que más tiempo requiera para llegar a tu destino. Pero hay algo que te dice que estás sobre una moto totalmente nueva.

La inmensa superficie de su pantalla TFT no pasa desapercibida en ningún instante. Tómate tu tiempo para elegir la información que quieras, porque tienes de todo y para cada necesidad. Dispones de cuatro pulsadores de serie en el flanco izquierdo del carenado para diseñar atajos en estas informaciones, muy útiles en marcha. Pero es la novedad de su función de navegación la que te atrapará. Conectado con el móvil mediante la app gratuita de la marca, tienes a tu disposición un mapa y datos relativos a tu ruta como solo puedes soñar en coches de alta gama. La calidad de visión es excepcional y por si fueran pocas las expectativas para ponerse en marcha, tus ansias de pulsar el botón de arranque aumentan hasta el infinito.



El sonido es puro bóxer, ronco y poderoso. Aceleras en vacío y los cabeceos ya son mínimos, como en la R 1250 GS. La suavidad de los mandos es total y a inserción de primera no va acompañada de un molesto "clonk". Casi 100 años de experiencia con la conjunción bóxer-cardan tendrán algo que ver. La respuesta en ciudad es todo facilidad, con el motor ya a pleno pulmón desde solo 2.500 rpm, sin ninguna vibración, queja ni acritud a medida que vas cambiando marchas a bajo régimen por la urbe. Incluso aquí el cambio "quickshifter" responde de maravilla, sublimándose luego lejos de las vías congestionadas de tráfico. Tan solo requiere adaptación el uso de los intermitentes, porque el pulsador tipo ratón de ordenador hace que queda un poco lejos de tu pulsar. Pero te acostumbras rápidamente.

Salimos de la ciudad por autovía y la BMW R 1250 RT se encuentra a sus anchas. Regulas la pantalla eléctrica a tu antojo y la sensación Premium no hace más que aumentar. Para mi 1,80 puedo elegir la posición ideal, con la superior dejando una perfecta visión sobre ella sin recibir ninguna turbulencia. La apertura que ahora tiene en su base las elimina en su totalidad y la estabilidad en marcha no se resiente ni montando baúl. Pones la mano sobre dicha abertura y sientes cómo entra el flujo de aire.





Con la función de navegación, estar informado del tiempo que resta para llegar a tu destino o saber exactamente en qué punto te encuentras de una carretera, además de la lógica guía para seguir la ruta, es un juego de niños. Con esa pantalla, ya solo faltaría que te conectes a Netflix para ver tu serie preferida o una película a modo de "autocine".



Llega el momento de jugar con los modos de conducción. En ciudad he partido con ECO, realizando una conducción lo más fluida posible para reducir consumo, lo que muestra con una barra verde totalmente extendida. Pero en recorrido extraurbano y ya comenzando autovía en busca del destino, mejor pasar al modo Road. Las suspensiones son como las de tu lugar del sofá favorito, absorbiendo los baches con la comodidad como máxima premisa. A 4.500 rpm del bóxer en sexta, a unos 140 km/h, pasan los kilómetros sin que te des cuenta y sobre un asiento de medidas y mullido perfecto.

Alcanzamos el punto previsto para salir de autovía y enfocar una carretera secundaria para un paso más de acción. En las primeras curvas te das cuenta que te vendría mejor un punto más de sujeción por parte de las suspensiones, aunque de respuesta de motor no necesites más. Entonces tendrás que recurrir al modo de respuesta Dynamic, ya opcional, donde aprecias al instante una amortiguación más dura y de la mano de una respuesta de motor más sport. Quizá te estés confundiendo de moto, pero te deja pasártelo realmente bien, más de lo que pensabas. Seguro. Es más que interesante la respuesta de los frenos en este ambiente. Cuando requieres la acción del tren trasero en medio de una curva, notas cómo ella gradúa su acción según la inclinación y la velocidad. Es difícil de explicar, pero lo que te garantizo es que da una confianza total. No obstante, el peso y sus medidas están siempre ahí, y jamás hay que dejar de anticipar cada maniobra.



Jugar con el cambio es adictivo, sintiendo las aceleraciones en vacío cuando reduces junto con un freno motor exacto, además de una inserción de marchas hacia arriba instantánea. ¿Quieres estirar el bóxer porque debes adelantar un poco justo? Ahí tienes todos los 136 CV a tus órdenes con una solicitud endiablada, pero no te podrás resistir a sentir el empuje de sus bajos a la salida de cada curva junto con una sinfonía como solo el bóxer es capaz de componer.

La jornada se va acabando y me he reservado la guinda del pastel para el final: el sistema de radar de la BMW R 1250 RT 2021. En concreto te hablo del ACC, el control de crucero activo que gradúa tu velocidad en función del tráfico que tienes delante de ti. En moto no puede ser como en un coche, porque en nuestro caso solo lo veo factible en conducción por autovía o autopista. Imagínate en ciudad que lo ajustas a 30 km/h y, de repente, se te cruza un peatón o un coche. En automóvil, la frenada brusca salvará la situación, pero en moto las consecuencias de una detención tan brusca tendrá otras consecuencias. Tampoco en carretera, porque debes ser siempre tú el que decida a qué velocidad trazar cada curva. Por tanto, su pleno sentido lo descubres en autovía, donde sí puede establecer una velocidad dada que se vaya ajustando a las necesidades de cada momento respecto al resto de vehículos con total seguridad. Y así es como lo hace este ACC de BMW.



La gestión es sencilla mediante tres pulsadores, todos ellos en la piña izquierda. Uno regula la velocidad en pasos cada 1 km/h o cada 10 km/h si lo mantienes pulsado durante más tiempo. Otro establece la distancia que quieres mantener respecto al vehículo que te precede con tres opciones. Y el último es el que lo activa. Para su desactivación también basta con pulsar maneta o pedal de freno.

Es mágico cómo acelera, frena o retiene ella solo según te vas encontrando coches o camiones frente a ti. Un icono verde de un automóvil aparece en pantalla para anunciarte que va a entrar en acción, reduciendo la velocidad hasta mantener la distancia establecida por ti. Das el intermitente para pasar al carril izquierdo, el icono desaparece y acelera ella sola con alegría hasta llegar a la velocidad que le has indicado al principio.

Puedes probar a ponerle en un pequeño compromiso, por ejemplo, pasando de repente desde el carril izquierdo libre al derecho cuando te aproximas a un camión. Entonces se enciende el icono del automóvil en rojo y dispara todas las ayudas para evitar acercarse demasiado. Frena con contundencia, así que hay que estar alerta. Pero la demostración de seguridad es sobresaliente.



Solo un pero. Cuando se rueda con otros compañeros en moto en formación escalonada para mayor seguridad, no es aconsejable utilizar este sistema porque el radar a veces no lee la presencia de quien llevas delante escorado hacia un lado, pudiendo incluso rebasarle por la derecha si este se encuentra por la izquierda en tu propio carril. En grupo siempre hay que estar atento y mejor confiar en tu mano analógica que en otras digitales. Bienvenidas sean siempre las ayudas, pero debes ser tú siempre el que tome las decisiones correctas. La BMW R 1250 RT estará siempre ahí a tu lado.

LO MEJOR

-Comodidad

-Motor/parte ciclo GT

-Tecnología

-Instrumentación

MEJORARÍA CON

-Marcha atrás

-Accionamiento pata de cabra





ASÍ VEMOS LA BMW R 1250 RT

En carretera: 4

En ciudad: 3

Pasajero: 5

Confort: 5

Equipamiento: 5

Autovía: 5

(Puntuación de 1 a 5)

Ninguna maxitrail es capaz de alcanzar los parámetros de porte y comodidad de una auténtica GT como es la BMW R 1250 RT. Son muy válidas, por supuesto, pero si prefieres lo auténtico, no hay color. Solo te voy a poner un ejemplo. Habla con profesionales que pasan jornadas completas uno y otro día encima de sus motos en carretera como los miembros de la Guardia Civil, y lo primero que te dicen para elegir qué moto es su favorita radica en la comodidad y manejabilidad en marcha. No hay más que leer entre líneas para saber a qué modelo se están refiriendo. Y ahora con tecnología digna del futuro, todavía con más razones.

Más información de la BMW R 1250 RT

 

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de BMW.
Precios del BMW R 1250 RT con ficha técnica y equipamiento completo.
0