• Compartir en WhatsApp
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en YouTube
  • Síguenos en Instagram
  • Contacta con formulamoto.es
  • RSS
Sucríbete a la newsletter Kiosco de revistas LUIKE

Prueba BMW R nineT Pure: Esencia R

Publicado el miércoles 14 de abril de 2021

Siempre han existido las BMW R. La primera moto que hicieron, en los años 20, fue la R32, la primera bóxer de la marca. Después fueron llegando todas las cilindradas, todas las versiones y todos los apellidos como RS, RT, GS y demás. Pero esta nineT Pure no entra en ese juego.

Como sabes, las R nineT son gran parte de la gama neo retro de BMW. Ellos lo llaman gama "heritage", haciendo referencia a ese legado de ya casi 100 años, y también forma parte de esta gama la nueva y masiva R18. Y con también sabes, BMW sigue fabricando "R" fuera de esta gama: las R1250 GS siguen siendo el éxito que eran antes de alcanzar esta cilindrada; las RS, una auténtica sport turismo, de las pocas que quedan en el mercado; o la cómoda RT, recién presentada con ese nuevo motor 1250.

Todas ellas demuestran que el concepto bóxer de BMW seguirá vivo y con salud muchos años más, a pesar de que hoy en día la marca puede presumir de fabricar motores de uno, dos, cuatro y hasta seis cilindros, en distintas configuraciones. Pero el motor bóxer siempre tendrá un hueco especial en el corazón de esta marca y sus aficionados.



Ese motor bóxer tiene sus ventajas, indudablemente. Y tampoco dudes que también tiene inconvenientes, claro. Pero se siente diferente cuando vas en moto. Su sonido, el pulso, la forma en la que arranca y se comporta, la respuesta del motor... tiene un carácter especial que BMW ha sabido aprovechar a lo largo de los años, declinándolo en todas esas versiones que se han hecho. Ahora tienes para elegir una larga gama de bóxers BMW, cada una de ellas bien pensada para cada gusto. Pero, ¿y si quiero vivir simplemente las sensaciones del bóxer, de la forma más pura posible? Pues sí, esta nineT Pure va a eso: simplemente una bóxer (muy bonita, eso es cierto), y poco más. ¿Y de verdad esta moto se ha diseñado solo para "vivir" el bóxer? No. Lo cierto es que no.
 

BMW, como cualquier marca moderna, sabe que la customización es hoy día un movimiento importante. Muchas motos se venden para ello: la gente quiere "su" moto personal, no una moto más. BMW tiene además mucha experiencia en ello: la cantidad de accesorios y opciones que se ofrecen con cualquiera de ellas, desde hace muchos años, es enorme. Y si lo hacen es por que lo vendían. Las R nineT, desde su aparición, simplemente llevaron a su máxima expresión esa posibilidad. Y eso, sin salir del catálogo de la marca. Por que hay quien prefiere llevarse la moto "pelada" y hacérsela a base de piezas de los más diversos orígenes. Si esa es tu idea, si quieres una moto personalizada al máximo, de la que solo exista la tuya, la R nineT Pure es una de las opciones que tienes que valorar, por que es un perfecto lienzo en blanco para ello (y perdón por la tan sobada metáfora), con motor bóxer.

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de todas las BMW del mercado

Pero también es una moto para otra gente: según la he ido probando me iba preguntando si de verdad necesitas más, si lo que buscas es una "chica para todo". Es divertida de llevar en curvas, anda bien en la autovía, es cómoda en la ciudad. E insisto, es muy bonita. Si quiero una neo retro con cierto nivel de potencia, para un uso polivalente, ¿necesito más?

Cómo es la BMW R nineT Pure



Las R NineT nacieron, como recordarás, en 2013. Desde entonces hasta ahora han pasado ya algunos modelos especiales o limitados (Racer o /5, por ejemplo) y otros permanecen. La gama fue evolucionando y aparecieron las versiones Scrambler o la famosa y preciosa Urban G/S y poco después esta versión "Pure" que quería ser entrada en la gama y elección preferida por los que querían introducirse en el mundillo de la personalización.

Esto fue en 2017. Ahora, con la llegada de la Euro 5, BMW ha retocado el motor y algunos detalles para mantenerla actualizada. Así, esta R nineT Pure equipa ya las nuevas culatas que incluso por fuera se han retocado para unas líneas más fluidas. Por dentro de las mismas se ha montado un nuevo sistema que hace girar la mezcla para asegurar una combustión aún mejor y más limpia, y un aumento del par motor. Entrega ahora 109 CV a 7250 rpm (antes 110 CV a 7750 rpm), con el mismo par: 116 Nm a 6000 rpm. En lo demás, sigue siendo el bóxer de 1170cc refrigerado por aire y aceite, con cuatro válvulas por cilindro y árbol de equilibrado central.

La parte ciclo se he modificado poco. El chasis es una estructura en tres piezas, una delantera y otra trasera, con el motor como parte resistente. Delante hay una horquilla estándar, de 43mm sin regulaciones, y detrás el sistema Paralever con un nuevo amortiguador progresivo, sistema WAD. Lleva llantas de aleación, que en el amplio programa de accesorios pueden sustituirse por otras más deportivas o unas de radios más "retro", todas ellas en medida 17". Para frenar, dos discos delanteros de 320mm y un trasero de 265.



En la electrónica las novedades incluyen la adopción de serie del sistema ABS Pro, que incluye la función de control dinámico de frenos. También los modos de conducción Road y Rain son ahora de serie, dejando algunos otros como opciones. Esta unidad que nosotros hemos probado, por ejemplo, contaba con el divertido modo "Dynamic", que aumenta la respuesta del gas, entre otras cosas. Tiene también nuevas luces, todas ellas LED, y un cuadro absolutamente minimalista, de una sola esfera, con la parte inferior digital. En opción, en esta versión Pure, dentro de la electrónica, puedes pedir el control de tracción dinámico y el control de freno motor. Se establece también un nuevo paquete confort, que incluye modos de conducción Pro, el control de crucero y los puños de manillar calefactables.

Es, como se puede ver, una moto bastante básica, pero que cumple perfectamente con lo que se espera de ella. Una electrónica que no deslumbra por su tecnología punta, pero sí suficiente para hacer de esta nineT una moto más segura que antes. Es una bóxer básica, con regusto clásico, de buen andar, cómoda y polivalente, ideal para entrar en este mundillo "BMW Motorrad Heritage" a un precio menor (no es barata, desde luego) que sus compañeras de gama. Y por supuesto, si tu idea es desmontarla para hacer tu propia interpretación, la ideal para ello: no solo tiene menos que desmontar, es que está pensada para ello. Y, por cierto, puede ser A2: hay una versión de 95 CV a 7.000 rpm que puede ser limitada.

Cómo va la BMW R nineT PURE




Es una nineT. Se sigue notando como tal. Tiene esa posición de conducción, entre relajada y algo sport, con manillar ancho, y ese sonido del bóxer moderno, discreto pero potente, de calidad. Y se respira ese ambiente buscado entre una BMW moderna y el estilo de una bóxer de siempre. Pero reducido, llevado al minimalismo.

No hay cúpula por delante, no hay ni siquiera un cuadro completo: queda bien el de una sola esfera, pero no hay, ni siquiera, un cuentavueltas, algo que parece importante en una moto así, al menos el día que sales a la carretera.

La moto es más compacta sobre ella que cuando la ves. Esos cilindros enormes saliendo hacia afuera, el depósito, grande, visto en comparación con el resto de la moto. Por los ojos parece una moto más grande. Pero no lo es tanto: te aseguro que es más pesada (y se nota) y más difícil llegar bien al suelo en una bóxer "R2V" (las "R" de dos válvulas, las de siempre desde los 60 y hasta bien entrados los 90) sea cual sea que en esta R nineT. Yo, con mi 1,65 llego al suelo bastante bien y no sientes para nada sus 219 kilos.



Cuando la arrancas te saluda con el clásico cabezazo bóxer. El sonido, como te digo, es rotundo y de calidad. Los mandos están en una posición perfecta, tanto en las manos como los de los pies. La posición de conducción, cómoda, agradable. Coges el embrague, suave, y metes primera, sin ruidos y con suavidad. Sueltas el embrague y la BMW se mueve con total suavidad. No hay quickshifter en esta versión, un accesorio que en estas motos se agradece pues no solo hace más divertida la conducción deportiva sino que además minimiza la posibilidad de que esos cabezazos (hoy en día, mínimos) se reproduzcan en marcha. Acelera muy bien, no hay vibraciones si no la llevas a tope y anda más de lo que te crees, aunque en la autovía acabarás por rodar a ritmos razonables, puesto que la protección aerodinámica es nula.

En la ciudad es muy cómoda. No excesivamente ancha, con un radio de giro razonable y con una respuesta de motor suave en modos Rain o Road. Son diferentes y se nota mucho. Esta unidad disponía también del modo Dynamic, un punto más de respuesta que en carreteras reviradas se nota bastante, por su mayor viveza al abrir gas parcialmente. En esas carreteras la moto es muy divertida de llevar: cambia de lado con razonable rapidez y no frena nada mal. Las suspensiones son cómodas, pero lo suficientemente duras para sujetarla muy bien sobre asfalto en buen estado. En asfalto malo, como alguno del que puedes ver en las fotos sí es algo rebotona; esas carreteras son casi para trails en vez de para una moto así. Pero es el motor el que se disfruta más en esas carreteras: los 116 Nm de par se le notan y puedes bajar las vueltas que quieras y abrir gas y sale muy bien desde muy abajo. Es divertida llevarla en marchas más largas de las que llevarías en otras motos.



Es, como te decía antes, una moto en general muy agradable y divertida de llevar. Polivalente en el sentido de que es en la ciudad y en carreteras reviradas donde más la vas a disfrutar, por lo que a diario es una moto muy utilizable, que puedes sacar los fines de semana a la carretera a divertirte. No es su punto fuerte las autovías, aunque el motor y el chasis también se comportan sobradamente bien en esos entornos. Una cúpula, unas maletas y ya solo echarás en falta un cuentavueltas para poder viajar también cómodamente.

LO MEJOR

-Estética premium: es una nineT
-Respuesta motor
-Maniobrable, para ser una bóxer

MEJORARÍA CON

-Instrumentación exigua
-Protección aerodinámica nula

Así vemos la BMW R nineT Pure

En carretera: 4
En ciudad: 4
Pasajero: 2
Confort: 3
Equipamiento: 2
Autovía: 2

(Puntuación de 1 a 5)



Es una BMW nineT, y eso es ya todo un título y la garantía de no pasar desapercibido, puesto que es, además, muy bonita en este color. A sus mandos no ha cambiado mucho: ya era buen y los sigue siendo. En esta "reencarnación" como Pure es bastante básica, pero tienes suficiente para sentir como es una bóxer moderna de BMW. En la carretera es divertida de llevar y en la ciudad se comporta razonablemente bien, para una moto de más de 200 kg. En la autovía, por supuesto, se echa de menos una pantalla o una cúpula: es capaz de correr mucho, pero te llevas tú todo el aire. Un equipamiento justo, con un cuadro excesivamente minimalista, es una moto muy cómoda para el piloto y un tanto justa para ir dos, con una zona para el pasajero corta y con poco (o ningún) sitio para cogerse.

Más información de la BMW R nineT Pure

 

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de BMW.
Precios del BMW R nineT con ficha técnica y equipamiento completo.
0