BMW F 900 XR: cuando la mitad es el doble

Publicado el martes 05 de noviembre de 2019

La maxitrail S 1000 XR tiene a partir de ahora una hermana pequeña. En el Salón de Milán EICMA 2019 nace la F 900 XR, trail deportiva con dos cilindros y apta para el A2.

Si en el Salón de Milán EICMA 2018, las protagonistas de las novedades BMW fueron los modelos de gran cilindrada, en la edición 2019 se pasa el testigo a sus nuevas series por debajo del "litro" de cilindrada. En el segmento trail nace la F 800 XR, reflejo de la espectacular S 1000 XR pero en clave más "para todos los públicos", incluyendo los usuarios del carné A2.

Las siglas XR hacen referencia a la simbiosis entre los conceptos aventura o X y deportivo o R. Su imagen deriva directamente de la S 1000 XR, otra de las novedades BMW de cara a 2020, y como muestra de virtuosismo como primera generación en este segmento de la firma alemana, incorpora soluciones técnicas inéditas en su competencia, como la inclusión de llave de proximidad, luces adaptativas o sistema de llamada de emergencia E-Call.

Todas ellas son equipamiento opcional, al igual que las suspensiones electrónicas Dynamic ESA, modos de conducción Pro, control de crucero, cambio semiautomático Pro, ABS Pro para curvas, control de freno motor MSR, control de tracción DTC, ayuda a la frenada de emergencia DBC y control de presión de neumáticos RDC. En su equipamiento de serie destaca dos modos de respuesta de motor Rain y Road, control de deslizamiento ASC desconectable, pantalla TFT de 6,5" con equipo de conectividad y ópticas LED.



El propulsor es la última evolución del dos cilindros en línea alemán, ascendiendo su cilindrada desde los 853 cc de las F 850 GS y F 750 GS a los nuevos 895 cc que comparte con la también nuevo F 900 R. Su potencia asciende a 105 CV, pero se comercializará una versión limitada a 48 CV para su homologación A2.

Su cigüeñal está calado a 270º y suma un escape rediseñado para ofrecer un sonido más emocionante. El embrague antibloqueo es de serie y puede acoger como opción un sistema de control de freno motor MSR por primera vez.

Como en el resto de la saga F GS, el chasis es una estructura tubular de acero que utiliza el motor como parte resistente a los esfuerzos, completándose con un basculante de doble brazo de aluminio. En sus suspensiones, delante opta por una horquilla invertida.



La BMW F 900 XR monta un depósito de 15,5 l. de capacidad, por encima de los 13 l. de su hermana naked BMW F 900 R. En ambos casos se ha innovado con un sistema de plástico moldeado muy ligero. Otra característica que difiere de la versión trail a la naked es el recorrido de las suspensiones, superior en la XR (170/172 mm delante/detrás en la XR y 135/142 en la R), así como, lógicamente, la protección frente al viento y su ergonomía más erguida. En este sentido, la pantalla es regulable manualmente y se añaden diferentes alturas opcionales de asiento.

La BMW F 900 XR se comercializará en tres combinaciones de color: blanco, dorado o rojo.

0