BMW Se presentará en el Salón de Colonia INTERMOT 2018

BMW R 1250 GS: se abre el telón

Comentar Publicado el lunes 24 de septiembre de 2018
BMW R 1250 GS: se abre el telón

Los últimos cinco años han servido de consolidación de uno de los mitos modernos de dos ruedas más universales. La BMW R 1250 GS dispuesta a recoger el testigo de la anterior 1200 con una propuesta técnica del máximo nivel.

La nueva BMW R 1250 GS será la gran estrella en el stand de BMW dentro de la celebración del Salón de Colonia que abrirá sus puertas el próximo 2 de octubre. No en vano, los alemanes "juegan en casa" y qué mejor estreno que exhibir al mundo la renovación de su icono actual más preciado.

El fenómeno BMW R 1200 GS no tiene parangón con ninguna otra motocicleta de última generación. Las cifras de venta logradas en los principales mercados europeos la ha convertido en una moto más popular incluso que las más exitosas naked de media cilindrada o las económicas 125 disponibles para los conductores con carné de coche convalidado. Y eso a pesar de su propuesta para pilotos con mucha experiencia, ya que por dimensiones y rendimiento es un modelo muy exigente. Su carácter Premium así lo exige.



Pero desde su lanzamiento en 2013 en forma de BMW R 1200 GS, el éxito ha quedado garantizado de tal manera que se ha convertido en una moda más que asentada. En aquella ocasión innovó con el primer motor bóxer dotado de refrigeración por agua y un elenco de soluciones electrónicas extraordinario. Ahora, con la nueva BMW R 1250 GS se sigue el mismo patrón. En términos de motor, se estrena un sistema de distribución variable inédito en la marca alemana, mientras que el refinamiento en el apartado electrónico se eleva a la máxima expresión.

BMW R 1250 GS con distribución variable

El nuevo bóxer incrementa su cilindrada hasta los 1.254 cc (antes 1.170 cc) y se beneficia del desarrollo de un sistema de distribución variable denominado ShiftCam. Con esta solución, se garantiza un incremento de prestaciones, reducción de consumo y una superior suavidad en marcha, sobre todo a medio y bajo régimen. Este control variable se limita a las válvulas de admisión, gestionándose su apertura de modo específico en función de las necesidades de respuesta del propulsor. De este modo, los ejes de las levas de dichas válvulas de admisión están diseñados para que sus aperturas no sean simultáneas y no coincidan en todo momento, con lo que se logra una mezcla de entrada más eficiente y, por tanto, una combustión más eficaz. También varía el sistema de accionamiento del árbol de levas de admisión, que ahora recurre a una cadena dentada mientras que en el modelo precedente se empleaba una cadena de eslabones. El conjunto se completa con un sistema de suministro de aceite rediseñado, doble inyector por cilindro y un nuevo sistema de escape.



Las cifras de potencia y par son las mayores de la saga R GS con culata de cuatro válvulas que nació en 1994 con la BMW R 1100 GS y que en su devenir histórico pasó por la R 1150 GS de 1999 hasta la llegada de la primera BMW R 1200 GS en 2004. Se declara una potencia máxima de 100 kW (136 CV) a 7.750 rpm y 143 Nm a 6.250 rpm, en comparación con los datos de la 1200 previa de 92 kW (125 CV) a 7.750 rpm y 125 Nm a 6.500 rpm.



La electrónica al servicio de la BMW R 1250 GS

La nueva BMW R 1250 GS dispone de dos modos de conducción de serie que interviene sobre la respuesta del propulsor y el funcionamiento de las suspensiones. También equipa de origen el conocido sistema de gestión de derrapajes ASC y el asistente de arranque en pendientes HISC. Como es norma en BMW, se han desarrollado paquetes opcionales que suman modos de conducción Pro con alternativas adicionales (Dynamic, Dynamic Pro, Enduro y Enduro Pro), control dinámico de tracción DTC, ABS Pro para intervención en curvas y dos novedades más. Se trata de un asistente de arranque en pendiente Pro con más parámetros que el de serie, y un control de frenos dinámico DBC. Este último evita una activación involuntaria del acelerador por parte del piloto en casos de frenadas en condiciones muy adversas. Asimismo incide en una reducción del par durante el frenado para poder emplear al máximo la potencia ejercida sobre la rueda trasera. De esta manera, la moto se mantienen más estable y se reducen las distancias de frenado.

En cuanto a las suspensiones, se mantiene el paquete denominado Dynamic ESA "Next Generation", con amortiguadores que compensan a carga de forma totalmente automática.



Los faros LED de la BMW R 1250 GS son equipo de serie, siendo opcional la luz diurna con esta misma tecnología. También el tablero de instrumentos multifunción con pantalla TFT a color de 6,5 pulgadas es de serie al que se suma el mando Multicontroller sobre el que se actúa a modo de un ratón de ordenador. Con este sistema, el piloto puede acceder a las funciones de control Connected Ride en las que se integran navegador (opcional), manejo del teléfono móvil, escuchar música, etc.



La solución de llamada de emergencia inteligente SOS se mantiene como opción. En este sentido, se presentan componentes BMW Motorrad Spezial de características de personalización de la máxima calidad como equipamiento opcional de fábrica, con lo que se podrá disponer de una moto hecha a medida desde el kilómetro 0. Como ejemplos, los paquetes de accesorios Opción 719 y HP.

Como en otras ocasiones, todavía no se hace referencia a la evolución 1250 de la anterior BMW R 1200 GS Adventure. Los fieles seguidores de este modelo de aventura de largo recorrido tendrán que esperar, posiblemente, un año más para ver aplicados todos estos avances.



0