Nuevas BMW F700 GS y F800 GS 2013

Publicado el martes 03 de julio de 2012

La marca alemana no se duerme en los laureles y lanza un nuevo ataque en -su- segmento trail con dos evoluciones de las superventas GS de dos cilindros en línea.

En BMW no cesan de presentar nuevos modelos en la práctica totalidad de segmentos. A la inminente comercialización de los maxiscooter C600 S y C650 GT, seguirá este mismo verano el lanzamiento de las trail F700 GS y F800 GS, evoluciones de la anterior saga F GS. Tan sólo la primera cambia de denominación, aunque el esquema de propulsor (configuración y cilindrada) y sus diferentes filosofías se mantienen intactas en estas ediciones 2013.

Pero más allá de sus denominaciones, la innovación principal que BMW aporta a esta saga superventas es su concepto -seguridad 360º-. De ahí la presencia de ABS de serie en ambas versiones. La tendencia hacia un índice de seguridad superior queda también reflejado en otros aspectos, como la inclusión de un segundo disco frontal en la F700 GS (uno en la anterior F650 GS) y las opciones de los sistemas de control de tracción ASC (Automatic Stability Control) y suspensión con regulación electrónica ESA (Electronic Suspension Adjustment).
 

Mismo motor, más prestaciones
 
Como en la anterior división 650/800, la nueva F700 GS irá más enfocada a un uso urbano-carretera sin atisbos camperos, una deriva que sí aporta, como es tradicional, la F800 GS. Asiento de inferior altura, prestaciones un escalón inferior para obtener un consumo menor o llantas de aleación en la F650 GS frente a la 800, definen sus distintas personalidades. En cuanto al propulsor, en esta edición 2013, la 700 incrementa los datos máximos declarados tanto en potencia como en par, con 2 CV más (a 7.500 rpm) y 4 Nm más (a 5.700 rpm) que la anterior F650 GS para aproximarse a su hermana de saga. La parte ciclo permanece sin variaciones, con esquema multitubular de acero y basculante de aluminio.
 
Un detalle especial de la F800 GS es la opción de inferior altura de asiento, lograda tanto mediante la reducción de la altura de su suspensión trasera como de la altura del propio asiento. De este modo, la altura queda en un rango entre 850 y 880 mm. Y en ambos modelos, el amortiguador posterior puede regularse en precarga de muelle con un pomo manual.
 
En el apartado estético, los cambios son notables. Se han rediseñado sus fibras, resultando más angulosas, y la instrumentación, con nuevos relojes, también se modifica (el nivel de combustible o temperatura del motor ya son componentes de serie y no del opcional ordenador de a bordo), así como los intermitentes, las piñas del manillar (integradas como en las últimas evoluciones de la marca) y los colores. El listado de accesorios, como es marca de la casa, será amplísimo, manteniéndose el kit de limitación a 48 CV.
0