Aprilia Dorsoduro 1200 '12

Nuevos mundos por explorar

ficha
Nuevos mundos por explorar
Formulamoto
Formulamoto
Aparentemente no encontramos diferencias aplastantes con respecto al modelo presentado a finales de 2010, pero los técnicos de Noale nos ponen en antecedentes de las «pinceladas» internas dadas a Dorsoduro 2012, a lo que añadir el adelgazamiento sufrido por el conjunto, 209 kilos de peso declarado frente a lo a los 212 kg de la versión anterior.En Aprilia están muy orgullosos del trabajo heredado de la competición, sobre todo con componentes electrónicos, un apartado que saben explotar y explorar de manera extraordinaria. Por ello, la Dorsoduro llega con nuevos mapping de potencia a fin de mejorar el comportamiento y dulcificar su carácter. Se siguen manteniendo las tres opciones seleccionables según las condiciones de rodaje (Touring, Rain o Sport), además de otros tres niveles de control de tracción ATC ( 3, 2 y 1) y el ABS desconectable. Habrá puristas, o «economistas» que no querrán ni ATC ni ABS. Tranquilos, la marca ofrece una básica sin estos dos elementos.


Por eso, es muy importante adaptar las opciones de respuesta de motor a tu gusto. Necesitarás un período de tiempo para familiarizarte con el ATC, principalmente con la sensación de abrir gas y que todo esté bajo control. Te hará falta un tiempo para aprenderte todos los menús y ajustes disponibles en el cuadro de información, y es que, como toda «maquinita» nueva requiere soltarse para poder también manipularla en marcha si es necesario. Una vez lo hagas, todo estará bajo control, aunque si tienes «alma de explorador», podrás desconectar todo lo desconectable e intentar domarla sin las ayudas electrónicas, principalmente del ATC, que por otro lado dispone de un nuevo setting anti-wheelie (o anti caballitos) muy eficaz.

026 Dorsoduro 1200

Como un volcán

La Dorsoduro es una motocicleta voluminosa. Quizá te sientas un poco pequeño a su lado (también por su altura al suelo), pero una vez te pones en marcha, la cosa cambia. La postura de conducción está muy adelantada, con el peso cargado sobre el tren delantero y moverte de un lado a otro sobre su asiento plano es tarea sencilla. ¿Estoy subido en una supermotard de carreras?, me pregunto.

El recorrido es mixto y días antes ha llovido, ha nevado y ha helado, así que no desestimo encontrarme con cualquier obstáculo indeseado en el camino, así que, en estas circunstancias, lo mejor es delegar funciones en esa CPU que doma a los caballos salvajes y evita que pierdan tracción, derrapen o frenen en seco.

DIAPO-22

Su nobleza es abrumadora: con sólo rodar unos kilómetros, el feeling es inmediato y se nota que quiere atraparte. Todo se vuelve sencillo y  transmite unas sensaciones muy agradables. Sientes perfectamente lo que ocurre debajo de tu trasero, en gran medida debido a unas suspensiones de primera «fundidas» con su chasis multitubular. En bajas es dulce, en medios es eficaz y la sonata se presenta en alta. Allí puedes llegar con la rueda delantera en el aire si tienes el control de tracción totalmente anulado y por supuesto, podrás sentir al «Séptima de Caballería», sus 130 «pura sangre» salvajes intentando desbocarse, pero domados por una electrónica que les controla desde el anonimato, casi sin darnos cuenta, puesto que una lucecita que parpadea en el cuadro de instrumentos «les ha llamado la atención». Evidentemente semejante configuración puede imponer a cualquiera, pero la experiencia de Aprilia en competición, que se ve plasmada en cada una de sus nuevas creaciones, te van haciendo desaparecer esos temores a medida que los kilómetros van quedando detrás. Por ello, lo mejor es dejar a la electrónica hacer su trabajo y nosotros, a disfrutar, lo que abre extraordinariamente el abanico de usuarios que pueden ponerse a sus mandos.

¿Es tú moto?

Una buena pregunta, en los tiempos que corren, porque la Dorsoduro se mueve en una zona por explorar para un usuario con poder adquisitivo medio-alto que busca conducir algo más «touring» que una trail, motocicletas con ruedas más adecuadas al «curveo», mayor protección contra el viento, mayor autonomía y capacidad de carga, y que incluso puede rivalizar con las naked más populares, aquellas por debajo del «litro» de cilindrada (incluidas las que la propia marca), sin duda, huesos duros de roer por precio, prestaciones más que atrayentes y diseños a la última.

_TIN8854

Por todo ello, la Dorsoduro es una motocicleta para aquellos que busquen ese punto de exclusividad, tecnología, diseño y prestaciones mezcla de muchos segmentos. Una moto de aspecto rompedor y capaz de la lanzarte hasta cerca de los 270 km/h- en las autopistas alemanas o en circuito, por supuesto. Tales prestaciones evidencian que todo está muy medido, ajustado y creado para tal fin.