• Compartir en WhatsApp
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en YouTube
  • Síguenos en Instagram
  • Contacta con formulamoto.es
  • RSS
Sucríbete a la newsletter Kiosco de revistas LUIKE

Aprilia Caponord 1200: Primera prueba

Publicado el martes 19 de marzo de 2013
Aprilia Caponord 1200: Primera prueba

Hemos asistido a la presentación mundial de la nueva Aprilia Caponord 1200 y nos hemos encontrado con un modelo plagado de tecnología. Apúntate a un máster en ingeniería, porque lo vas a necesitar antes de subirte a esta nueva maxitrail italiana.

Hasta hace pocas fechas, las motos superdeportivas tenían la exclusiva de los últimos avances tecnológicos en el segmento de las dos ruedas. En la actualidad, este rol lo cumplen las maxitrail, conviertiéndose en el sector en el que más está avanzando el ámbito de la electrónica. No hay novedad 2013 que no aporte su grano de arena en este aspecto, y la nueva Aprilia Caponord 1200 no aporta un grano, sino toda una montaña... y siempre con el aumento de la seguridad en el punto de mira.

Cómo es

De la vieja Aprilia Caponord 1000 no queda prácticamente ni la filosofía. Aquélla era un modelo trail con sólidos genes camperos, mientras que la edición 1200 se circunscribe prácticamente solo al terreno asfáltico con su llanta frontal de 17" en pos de un carácter GT. El motor deriva del V-Twin de la Dorsoduro, con una entrega más dócil y suave aún a costa de sacrificar CV en la zona alta del cuentavueltas. La entrega es más constante en todo el rango de rpm. El chasis mantiene la imagen de la Dorsoduro, pero sus cotas y construcción es totalmente nueva. Todo ello desemboca en un carácter turístico que permite cubrir largas distancias sin cansancio y con un suave tacto impropio de un motor de su configuración.

Pero lo más sobresaliente de esta nueva Aprilia son sus dosis de innovación. El escape puede variar su altura en caso de llevar incorporadas las maletas (más bajas) o si queremos hacer una rodada en circuito o afrontar tramos de curvas de montaña con fuertes inclinaciones (más alto). No obstante, es en la electrónica donde destaca sobremanera. El equipo de suspensiones Sachs con componentes electrónicos (en la versión superior) es similar al empleado en su rival Ducati Multistrada, pero el software es obra de Aprilia. Sobresale el sistema activo del amortiguador trasero que modifica automáticamente la precarga en función de las necesidades de cada momento, un sistema pionero en el mundo de la moto.

En la versión base se añade ABS y control de tracción (regulable en tres posiciones), mientras que en la edición superior se incorporan suspensiones electrónicas ADD (Aprilia Dynamic Damping), control de crucero ACC, caballete central y maletas (Travel Pack). En ambas, el acelerador es electrónico y cuenta con tres mapas de motor: Sport (125 CV), Touring (125 CV con entrega más suave) y Rain (100 CV).

 
Cómo va

Frente a ella, la Caponord te recuerda de inmediato a la campeona del Mundial SBK Aprilia RSV4 R. Una vez a sus mandos, antes tendrás ya que estar familiarizado con sus opciones, ya que muchos son sólo accesibles con la moto en reposo. La posición de conducción es muy cómoda, quizá con un manillar demasiado ancho, aunque este detalle te permite jugar para inscribirla en las curvas con mayor rapidez. El asiento es una delicia de comodidad y la instrumentación es fácil de leer, aunque acumula mucha información.

La versión probada es la "top", con las suspensiones electrónicas montadas. Si en el momento de iniciar cualquier maniobra con ella no destaca por su agilidad, una vez en la trazada es muy, muy estable. Las irregularidades del asfalto o las transferencias de peso en aceleraciones o frenadas quedan amortiguadas por este sistema de suspensión que, sin duda, ya se ha instituido como garantía de futuro. En cuanto a su motor, no deslumbra por prestaciones máximas de éxtasis, pero no ha sido ése el objetivo. Si así hubiese sido, en Aprilia habría tirado de V4. El bicilíndrico resulta muy fácil de pilotar y permite rodar siempre en una marcha de más con total comodidad y con enormes reservas de par. El acelerador electrónico se encarga de gestionar el freno motor de una forma sorprendente. Rodar con la opción de motor Touring es la más aconsejable. Con trazos de potencia y suavidad en su punto óptimo. Sólo en modo Rain se podría exigir un poco más de dulzura en la primera apertura del gas, dado que está diseñado para situaciones de agarre precario. A destacar también el control de tracción, cuyo accionamiento descubres cuando se enciende el indicador dispuesto en la instrumentación. Así es de sutil.

La versión estándar se comercializa a un precio de 13.499 €, mientras que la Travel Pack lo hace a 15.999 €. Ambas disponen de una alternativa Bluetooth que permite analizar multitud de parámetros mediante tu smartphone con una aplicación de descarga gratuita, como ángulos de inclinación, velocidades máximas, rpm... ¡una auténtica telemetría a tu alcance!

No te pierdas el nº 101 de Fórmula MOTO, disponible en tu punto habitual de compra a partir del 15 de abril, para descubrir la prueba completa y todos los detalles y secretos de la nueva Aprilia Caponord 1200.

 
0