Tres lectores de FM prueban la Aprilia RSV4 R

Tres lectores de Fórmula MOTO e integrantes del foro Easyrace se suben a la Aprilia RSV4 R, BMW S1000 RR y Yamaha YZF-R1 en el Circuito de Albacete para comprobar sus cualidades y describírtelas en formulamoto.es. Aquí tienes sus opiniones de la italiana.

Comentar Publicado el miércoles 16 de junio de 2010
Tres lectores de FM prueban la Aprilia RSV4 R

Toni Albert La Aprilia cuenta con motor en V, lo que hace que la respuesta sea algo diferente y con un sonido que nada tiene que ver con el 4 en línea de BMW S1000 RR y Yamaha R1. El tacto al gas también es diferente, sintiendo mucho más cómo el motor va subiendo de vueltas y empujando desde más abajo. Cuenta con unos buenos medios que hacen que salgas disparado de las curvas. Comparándolo con sus otras rivales, le falta algo de estirada y se queda justito de potencia. Una de las grandes virtudes de esta moto es su gran agilidad, y la sensación que ofrece de moto ligera. Esos kilos de menos y facilidad para meterla en curva y moverla en los cambios de dirección, son de agradecer cuando vas rápido, ya que hace que te canses mucho menos y pierdas menos tiempo a la vez que permite un pilotaje más agresivo. La posición de conducción cercana a los semimanillares permite tener un control total sobre el tren delantero. Tiene un paso por curva muy bueno, facilitado en parte por la gran estabilidad en plena inclinada, lo que da mucha confianza para forzar cada vez un poco más. Tanto la horquilla delantera como el amortiguador trasero reaccionan muy bien, y sin ningún ajuste, funcionaron a la perfección desde el principio, permitiendo así que nos centráramos más en el pilotaje y las trazadas. Otra cosa que destacar en la RSV4 son los frenos, y es que es sorprendente lo que llega a frenar esta moto. Tiene un tacto muy bueno en la maneta, que sus pinzas se encargan de convertir en una gran potencia de frenada con una mordiente espectacular para una moto de serie, permitiendo así retrasar la frenada y llevar el gas -a tope- más tiempo. Sin duda, la mejor de las tres en ese aspecto.

Néstor Herranz La primera impresión nada más verla es ser una moto realmente compacta y pequeña, más parecida a una -seiscientos- que a una -mil-. Es, sin ningún género de dudas, la más bonita de las tres y Aprilia puede estar orgullosa de su nueva v4 en este aspecto. En marcha, me confirma las mismas sensaciones que me transmitía visualmente: es realmente pequeña y extremadamente ágil. La instrumentación es clara y concisa, con un menú bastante sencillo, en el que, por supuesto, está la elección de las distintas curvas de potencia. Las sensaciones fueron muy buenas en cuanto a manejabilidad, contando con un chasis que me dejó con la boca abierta por su rigidez: entras como con tiralíneas y sólo hay que insinuarla para que vaya por donde quieres. Otra de sus  principales bazas es la enorme tracción que demuestra en las curvas. El v4 es una delicia y combina las virtudes de las bicilíndricas y las tetracilíndricas, teniendo una entrega de potencia desde abajo muy lineal, poderosa y constante hasta la zona roja del cuentavueltas. La unidad probada, la RSV R, no cuenta con los componentes Öhlins de su hermana Factory. La impresión general es magnífica y su comportamiento en pista demuestra que es una motocicleta nacida para la competición. El único -pero- es que, respecto a alguna de sus competidoras recién salidas al mercado, la diferencia de CV es bastante considerable, por lo cual, en trazados donde la potencia juega una baza muy importante, se verá penalizada. Eso sí, con esta moto considero que Aprilia vuelve a entrar por la puerta grande en el segmento de las ultra deportivas.

  Miguel Vicario Antes siquiera de subirse a la moto, lo primero que salta a la vista es su compacidad, todavía más acentuada por el casi inexistente colín trasero. Una vez a los mandos, la moto es un poco más corta que la BMW S1000 RR, y bastante más que la R1 2010. Es pequeña y ligera como las más pequeñas Supersport del mercado. En marcha, esa sensación de ligereza es aún más palpable, y la moto se cambia de dirección con sólo pensarlo. Con unos neumáticos de carreras, esta moto tiene que ser imposible de seguir en las zonas reviradas de los circuitos. Moverse en las curvas eS fácil gracias a su asiento largo y plano, al que echo de menos un refuerzo en la parte trasera para las aceleraciones que parece difícil de colocar, al menos con el carenado de serie. Las suspensiones son nobles y tienen un tarado adecuado, aunque desconozco si era el que traían de serie o esta unidad de prensa había sido modificada anteriormente. Pero, en cualquier caso, sonduras sin ser secas, y la horquilla sujetaba bien la moto en las frenadas, dando bastante sensibilidad. También es difícil descomponer la moto en las aceleraciones, quizá beneficiado por un motor que no es el más poderoso de la comparativa. Si las suspensiones de esta moto me gustaron, las de la Factory tienen que ser de auténtica moto de carreras. Lo que más me sorprendió, junto con su agilidad, fueron los frenos, muy potentes y dosificables, que permiten frenar muy tarde y no muestran signos de fatiga. El equipo Brembo, junto con los latiguillos metálicos de serie, funcionaron sin tacha todo el día. El motor es sin duda el talón de Aquiles de esta Aprilia. Da la sensación de que acelera y mucho, pero cuando Ismael Bonilla me adelantó a lomos de la BMW a principio de recta de meta, me di cuenta de que quizá era sólo una sensación. Lo podéis ver en el vídeo onboard de la BMW. Podía ver 238 km/h en el cuentakilómetros de la Aprilia a final de recta, lo que eran unos 5 km/h más lento que en la R1, que es a su vez más lenta que la BMW. Hay que tener en cuenta que los cuentakilómetros suelen marcar en exceso y que ese día había fuerte viento de cola en Albacete, lo que mejoraba en algo el negativo efecto del larguísimo desarrollo con el que vienen equipados todos los modelos de esta comparativa. A pesar de ser un V4 no tiene los medios esperados, y para que la moto acelere hay que llevarla en la zona alta del cuentavueltas. La Yamaha R1 me parece más llena en la zona media, lo que posteriormente quedó comprobado en el banco.

Para ver la ficha técnica de la  Aprilia RSV4 R, pincha aquí.  

0

Scooter 125

Cómo limpiar a fondo tu moto o scooter

No sólo es una cuestión de apariencia. Limpiar la moto adecuadamente es obligatorio para un...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Uno de los aspectos que más interesa a la hora de comprar un scooter nuevo de 125 cc es su...

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

Conducir un scooter en invierno no es siempre agradable, sobre todo por dos razones: llueve y hace...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

La velocidad máxima de un scooter de 125 cc es un aspecto muy importante para decidir la compra de...

Novedades

BMW F 750 GS 2018: Review y primeras impresiones

El trabajo realizado en la nueva BMW F 750 GS es un desarrollo completo de toda la moto, volver a...

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

El Salón "Vive la Moto", que este fin de semana se está celebrando en el IFEMA de Madrid, nos ha...

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot sigue adelante con su evolución como marca centrada en la movilidad eléctrica y su próximo...

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor irrumpe en el mercado con modernos modelos de 125cc y 250cc de diseño propio para diversos...