Aprilia Aprilia Mana-Gilera GP800

Comportamiento dinámico

Publicado el viernes 09 de mayo de 2008
Comportamiento dinámico

Los 275 kg en orden de marcha del GP800 están siempre ahí y son incuestionables.

Además, los 1.593 mm de batalla (230 kg y 1.463 mm la Mana) han obligado a una geometría de dirección con poco avance para agilizarla en ciudad y a baja velocidad.

Todo sumado hace del Gilera un maxiscooter pesado de dirección y tendencia cabezona. Por otra parte, los 18,5 l. de combustible situados en la trasera superior derecha de la carrocería se hacen notar a baja velocidad, especialmente en ciudad.

En las esquinas a derechas tiende a cerrar la dirección y es recomendable girar con un mínimo de gas para mantenerla en tracción y hacerla girar redonda. En las esquinas de izquierdas el problema se minimiza, vira mejor, es más neutra.

En carretera, a mayor velocidad y aunque sea de paseo, esos efectos apenas se aprecian. Pero es muy reactiva a la acción del doble disco delantero: cuando se frena en inclinación se levanta repentinamente.

La Mana es más neutra en cualquier circunstancia y más ágil en ciudad -40 kg juegan a su favor- a pesar de mostrarse ligeramente cabezona a baja velocidad. También las ruedas de 17- aportan ventaja sobre las de 16- y 15- del maxiscooter.

En ciudad y en carreteras sinuosas de montaña se mueve como pez en el agua, no requiere la decisión y el esfuerzo de la GP800 para entrarla en curva. Hila fino. En autopista acusa la ausencia de protección aerodinámica para sostener el empuje del aire por encima de 170 km/h.

En la GP800 se -digieren- mejor las altas velocidades sostenidas. El aerodinámico escudo frontal y el cupolino elevable son notable protección para el conductor, aunque le faltan 4-5 cm para desviar mejor el flujo central de aire por encima del casco.


0