Qué hacer cuando el asiento de tu moto queda demasiado alto

altura asiento triumph tiger 1200 gt apertura 1
Qué hacer cuando el asiento de tu moto queda demasiado alto
Luis López
Luis López
La excesiva altura del asiento de la moto al suelo podría ser un problema si eres un usuario de estatura por debajo de la media. Veamos qué soluciones existen para encontrar una dosis extra de seguridad en este aspecto al conducir tu moto.

La altura del asiento de una moto al suelo puede aportar, o restar, serenidad al piloto en función de diferentes factores, no solo de la propia distancia que lo separa del firme. Hay muchos elementos que entran en juego a la hora de hablar de una correcta ergonomía a los mandos, para lo cual la confianza del piloto resulta tan importante que podría hacerle desistir en caso de “no verlo claro”.

Comencemos por pasos. Tal vez el primero, precisamente por lo obvio del asunto, debe plantearse de inicio. ¿De qué tipo de moto estamos hablando? Como es lógico, una moto de corte trail o incluso decididamente campestre ofrecerá una suspensión más larga para absorber irregularidades de todo tipo con las que se va a topar en plena marcha y sobre cualquier superficie. En ese caso, y si eres de los que no gastan mucho más del metro setenta de estatura con piernas más bien cortas, las dificultades aparecen de manera irremisible.

altura asiento ktm 390 adventure apertura 2

Todas las novedades de MOTOS Y SCOOTERS para 2022

¿Excesiva altura del asiento al suelo? ¡Ponle solución!

No se sabe muy bien si es porque las trail están de moda o porque simplemente gustan más que otro tipo de motos al mercado, lo cierto es que hay usuarios que se atreven con ellas independientemente de los problemas que tengan para llegar con los pies al suelo de manera sencilla, sin tener que realizar “cabriolas circenses” o anticipar movimientos y acciones antes de cada detención.

Como no podía ser de otro modo, a las principales firmas les ha llegado el “sentir del pueblo” y, conscientes de verdadero problema que supone para el acérrimo a las trail, ha diseñado soluciones de primera mano para no dejar escapar a nadie por este “pequeño” contratiempo. Así encontramos marcas como BMW, KTM, Ducati o Triumph que ofrecen al futuro propietario de sus respectivos modelos trail asientos ajustables en altura.

No es nada complicado: cambias entre los diferentes anclajes disponibles y compruebas cómo el asiento te permite estirar más o menos las piernas para llegar al suelo. Una vez más, la lógica se impone, ya que si te gusta llegar al suelo con la planta de los pies y sitúas el asiento en la posición más baja, tal vez en marcha te encuentres con que debas flexionar demasiado las piernas, lo que no resulta agradable sobre todo si vas a disfrutar de una larga jornada a los mandos. Pero todo esto posiblemente no sea más que un comentario fuera de lugar para los pilotos de piernas más cortas, a los que cualquier pequeño esfuerzo en diseño que logre recortar la altura del asiento o, incluso, de la moto en general, le reporta infinidad de beneficios.

altura asiento tiger 1200

Recortar la altura del asiento… ¿y de la moto entera?

¡Claro que sí! El asiento no es más que una pieza del conjunto de elementos que configuran una moto, por lo que si logramos rebajar unos centímetros la altura “de todo”, es posible que triunfemos en nuestro objetivo. Pero atención, porque antes de ponernos manos a la obra posiblemente dispongamos de soluciones más sencillas. Ya hemos hablado de las marcas que se preocupan por este particular, ofreciéndolo de manera original o como opción.

Muchos de sus modelos también se ponen a la venta con asientos diseñados específicamente para alcanzar la altura mínima posible. Sí, sabemos que lo harás, pero no olvides preguntar en el concesionario qué distancia aporta su asiento de altura “reducidísima” en el modelo que más te interesa aunque, en realidad, un concesionario a pie de calle probablemente disponga de una unidad montada o “a mano” para que la pruebes in situ. ¡Qué mejor forma de salir satisfecho de la tienda!

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODOS LOS MODELOS DE MOTOS Y SCOOTERS del mercado

Bien, si incluso con ello no te sientes del todo convencido o convencida, no desesperes. Hay ciertos trucos aplicables a según qué motos. Lo indicado sobre las trail es obvio por dos motivos: el primero porque son altas ya de por sí y, el segundo, porque “hay espacio” para recortar sin que afecte de manera decisiva en lo dinámico. Dicho con otras palabras, si tú recortas la altura total de la moto, al mismo tiempo la distancia al suelo se reduce en puntos tan críticos como los estribos o el caballete. Ambas piezas se han diseñado como “un todo”, lo que hemos dicho con anterioridad, por lo que tendrías que ser muy agresivo en tu conducción para, tal vez, llegar a rozar con algo por el suelo en su estado original. Al recortar la altura dicho esfuerzo requerido es menor. Si lo trasladas a una moto asfáltica al ciento por ciento, la cuestión resultará más delicada.

Desde luego, puedes bajar la moto “entera” si con el asiento de altura reducida, extra reducida o un recorte de acolchado (abriendo tapizado, recortando el mullido interior y volviendo a cerrar cosiendo o tapizando de nuevo) no es suficiente. De entrada, la altura de la tija quedará más baja modificando la altura de las barras. Con ello ya has ganado algo en el tren delantero… siempre que el estilizado frontal de tu carenado no acabe “besando” la aleta delantera en cada frenada. Si así fuera, tendrías que actuar sobre la cantidad de aceite en busca de un tope “preventivo”, antes de cargarte tanto el carenado como la aleta.

asiento deposito kawasaki z900

Reduciendo altura al suelo modificando la parte ciclo

Hay quien directamente recorta las barras de horquilla para eliminar parte de su recorrido y bajar así la altura de la moto. Se trata de una maniobra que requiere manos expertas y cuyo resultado incluso es buscado por especialidades deportivas como el supermotard, donde no necesitas tanto recorrido al convertir una moto de campo en una divertida asfáltica para circuitos ratoneros (karting, indoor, flat track, etc).

Si nos vamos hacia la parte trasera de la moto, veremos que posiblemente podamos actuar sobre el amortiguador. Marcas como Ducati en sus populares Monster han ofrecido la opción de modificar la altura con distancia mayor o menor que la dispuesta en la unidad de serie. La medida de las bieletas también juega un papel importante en la progresividad de funcionamiento de la suspensión posterior y, por tanto, de la geometría ideal y, por ende, de la distancia al suelo. He aquí otro punto sobre el que trabajar en serio para reducir, poco a poco, la distancia total al suelo. Incluso el cambio o modificación del muelle original del amortiguador trasero podría dar sus frutos en este sentido.

En cualquier caso, piensa en lo indicado más arriba: estás modificando las geometrías con las que fue diseñada la moto, por lo que tal vez una prueba a fondo del resultado final no estará de más una vez hayas empleado tiempo, esfuerzo y dinero en adaptarla a tus gustos y preferencias.

Ten cuidado con detalles como la pata lateral, que ya no apoyará como lo hace originalmente porque has bajado tanto la moto que, en vez de reposar con ella desplegada, lo que consigues finalmente es que caiga hacia el lado contrario. Un punto en cierto modo anecdótico porque siempre podrás recortarla para encontrar el ángulo de inclinación y apoyo correcto aunque, atención, porque todo lo que aquí aparece no siempre es reversible. Piensa que si te “lanzas al ruedo” deberás hacerlo con todas las consecuencias.

altura suelo ktm

El tamaño y la forma también importan

La ergonomía a los mandos de una moto ha evolucionado, adquiriendo finalmente la importancia que debía tener. Las amplias y anchas silletas de antaño han dado paso a unos diseños más estilizados en la zona de contacto con el depósito y el propio asiento del piloto. Lógicamente, esto no sería posible con un chasis cuyos anclajes no le dieran cobertura en este sentido, o motores que requieran más o menos espacio en esta zona vital para el piloto, el cual deberá arquear más o menos las piernas, una vez sentado, para llegar sin aparente dificultad al suelo.

Por fortuna, el paso del tiempo y las indicaciones del cliente final han dado como resultado diseños más acordes sobre los subchasis y viables con la condición humana justo en este punto, de modo que no será necesario separar tanto las piernas del depósito o del centro de la moto o scooter, para plantar ambos pies en el suelo… aunque sean las puntas. Por cierto, ya que hablamos de scooters, no es extraño ver a usuarios sentándose en la parte más delantera del asiento precisamente por este problema. Sin embargo, no es la mejor forma de conducir y, de nuevo, habría que decir que no fue diseñado precisamente para rodar de este modo.

También en el sector del scooter, resulta de vital importancia el hecho de ofrecer más o menos distancia al suelo en su asiento, ya que entra en juego el espacio disponible en el vano o el refuerzo central del chasis, entre otros elementos. ¿Podrían modificarse? Sería complicado en el primero de los casos, o no tanto si decides prescindir de parte del acolchado interno; en cuanto al segundo… olvídalo.

asiento tmax

Hagas lo que hagas, hazlo bien

Tal vez el mejor consejo sería acudir a un taller de confianza para que realicen todas las modificaciones necesarias en busca de adaptar tu moto a lo que de verdad necesitas, ni más ni menos, paso a paso y de la mano de profesionales. De todos modos, una cosa sí que está clara: puede hacerse de diferentes modos y siempre dependiendo de qué moto y qué modelo, ya que encontrarás opciones directamente ofrecidas de fábrica, o incluso de serie, y otras que solo serán factibles mediante la intervención de manos finas y conocimiento de causa. Es, a fin de cuentas y llegado el caso, lo que requiere cualquier trabajo bien hecho.