Toda la producción de cascos Arai se realiza de forma manual

Publicado el viernes 14 de febrero de 2020
Toda la producción de cascos Arai se realiza de forma manual

La empresa de origen japonés emplea estándares de calidad mucho más estrictos que los exigidos por las diferentes normativas de seguridad.

¿Sabías que todos los cascos Arai están hechos completamente a mano? A excepción del corte de la pantalla. No hay diferencia entre los cascos utilizados en MotoGP y los que se pueden encontrar en cualquier concesionario.

¿Por qué? Esto es así porque los estándares internos de calidad de Arai son mucho más estrictos que los exigidos por las homologaciones y para superarlos, es absolutamente necesario contar con las habilidades manuales, los conocimientos y la sensibilidad que solo un técnico altamente especializado puede garantizar. Ninguna máquina puede igualar la abundancia y atención a los detalles necesarios para transformar las materias primas simples en la esencia de la protección.

Cada calota exterior está compuesta por más de veinte piezas diferentes y fabricada en EPS con diferentes densidades (exclusivo del mundo Arai) está hecho a mano por técnicos altamente especializados con un único objetivo en mente: proteger. El exceso de pintura se elimina cuidadosamente a mano para evitar el exceso de grosor o peso. Es por eso que se necesitan de 18 a 35 horas para hacer un Arai.

Arai persigue la seguridad, y no la reducción de los costes de producción. No importa si estamos hablando del nuevo Freeway Classic, o el RX-7V, el casco que utilizan los campeones de MotoGP y WSBK.

 

0