Exclusividad al cuadrado con la Svartpilen 401 de Rizoma

Comentar Publicado el lunes 13 de mayo de 2019
Exclusividad al cuadrado con la Svartpilen 401 de Rizoma

La marca italiana presenta su kit de accesorios para la montura sueca con la que convertirse en el centro de todas las miradas es algo inevitable.

Un toque de exclusividad. Ser elemento diferenciador. No pasar desapercibido. Convertirse en un imán para la atención de los apasionados de las dos ruedas. La Husqvarna Svartpilen 401 es una moto que de por sí reúne estos ingredientes, pero€ ¿Por qué no ir un paso más lejos? La respuesta a esa pregunta la encontramos en la versión que Rizoma presenta de esta moto, a la cual añade un punto más de estilo y consigue que nadie quede indiferente al ver rodar la Husqvarna gracias a su kit de accesorios que la convierten en una moto única.

En su afán por desarrollar elementos que añadan elegancia y el mayor nivel de calidad y funcionalidad a cada motocicleta, el equipo de I+D de la marca italiana ha trabajado en un kit de 20 componentes exclusivos para esta Husqvarna. Con una estética que se adapta tanto a los pilotos que buscan un toque sencillo y minimalista, como a los que quieren que su Svartpilen 401 sea el centro de atención allá por donde pasen, los nuevos accesorios de Rizoma superan todas sus expectativas.

En primer lugar, la firma italiana ha trabajado en la dominante óptica de la parte delantera, añadiéndole un protector del faro que le entrega un aspecto más scrambler pero con suaves líneas que mantienen la armonía con el diseño de la moto.

Para el depósito, la marca de Milán ha rediseñado por completo el tapón del depósito de combustible, que se acopla perfectamente a la forma de la moto. Completamente negro, se adecúa a los colores de la Svartpilen 401 e incorpora el cierre de seguridad tan práctico, cómodo y elegante.

A la hora de proteger la moto, Rizoma ha diseñado en exclusiva para este modelo unos protectores tubulares laterales, los cuales se acoplan al chasis y protegen al resto de componentes en caso de caída. Todo ello con el estilo y calidad que caracteriza a la firma en cada uno de sus accesorios.

Un nuevo y estilizado manillar en aluminio, regulable en posición, junto con los espejos Quantum en su versión Side y la tapa del depósito del líquido de freno, completan una parte delantera que harán imposible dejar de admirarla.

Rizoma ha puesto especial cuidado al detalle del apartado tecnológico a la hora de completar esta moto con la incorporación de sus nuevos intermitentes Vision. Estos destacan, además de por su diseño en aluminio anodizado como todos los accesorios de la marca, por sus cinco opticas LED secuenciales, que ofrecen tanto al piloto como a quienes comparten las calles con él, una belleza y visibilidad sin igual en cada giro.

La Svartpilen 401 se culmina en su parte posterior con un guardabarros completamente rediseñado, de líneas más suaves y estilizadas, y acompañado por el soporte de matrícula Fox.

Detalles como los diferentes contrapesos que la marca predispone para esta montura, las estriberas tanto para el piloto como el pasajero, o la posibilidad de instalar el sensor dinámico de freno, entre otros accesorios, hacen de la Svartpilen 401 de una moto única y exclusiva desde cualquier ángulo.

Para más información sobre los accesorios de esta moto o cualquier componente del catálogo de Rizoma entra en www.rizoma.com

0