Accesorios de moto En exclusiva de REPSOL para KYMCO

WORKS: Aceite Premium para scooters

Publicado el martes 30 de abril de 2019
Aceite Works

¿Todos los aceites son iguales? No. A pesar de que es algo que puedes oír por ahí, lo cierto es que son todos distintos, lo que explica que marcas como Repsol tengan hasta 14 tipos específicos para dos ruedas. Cada tipo de moto tiene requerimientos especiales en lubricación, y los scooters también. De ahí el nacimiento del aceite Works, desarrollado para KYMCO por Repsol.

¿Qué tiene de especial? Porque puestos a ser puntillosos, también existían ya aceites específicos para scooter antes de que apareciera esta novedad. Incluso Repsol, la responsable técnica de este proyecto, tenía en su catálogo aceites de alto nivel para scooters. Lo especial es que este nuevo aceite deriva de una inquietud de KYMCO por tener un aceite perfecto para sus motores. Es, de hecho, un paso más allá que el clásico acuerdo entre marcas por el que tal firma de vehículos recomienda el uso de tal marca de lubricantes, algo muy típico en el mundo del motor.

KYMCO quería un aceite Premium, de altas prestaciones, que poder ofrecer a sus clientes y, por añadidura, a cualquier usuario de scooters. Según cuentan llamaron a la puerta de Repsol, con cierta precaución. KYMCO España, como tamaño de empresa, no es ni mucho menos comparable en tamaño al gigante petroquímico. Sin embargo, Repsol se interesó enseguida por el proyecto y aceptaron ser los desarrolladores técnicos de un aceite que cumple con las exigencias más altas, pensado específicamente para scooters y realizado mediante pruebas y ensayos con motores KYMCO. El resultado es este, un envase negro, elegante, que realza ese estilo Premium que se le quería dar, bautizado como Works, con una tipografía que destaca la R y la K del centro de la palabra: Repsol y KYMCO.



Las exigencias del scooter

KYMCO deseaba un aceite Premium desarrollado específicamente para scooters y Repsol aceptó el reto y lo hizo posible. Pero, ¿por qué esto es importante? ¿Qué tiene de especial un scooter para necesitar un aceite diferente? Para empezar, y como todos sabemos, cualquier motor de moto funciona a un régimen de revoluciones mucho más alto que un coche. Eso marca una de las diferencias en general de los aceites de moto con la de los coches. Pero dentro de las motos los scooters también presentan particularidades, ya que los cárteres de los scooters son más pequeños. En concreto, los de KYMCO de baja cilindrada (tanto motores de aire como de agua) llevan algo menos de un litro. Esta cantidad de aceite hace todo el trabajo durante el ciclo de cambio, lo cual lleva a que deba ser da calidad porque sufre mayor estrés durante su vida útil.

Hay otra diferencia con las motos: el aceite del motor, en una moto de marchas, engrasa también cambio y embrague. En los scooters no, salvo en el AK 550 (o Yamaha TMAX), que lleva embrague multidisco en aceite como cualquier moto de marchas. Otra exigencia de los scooters es el tipo de utilización: es el vehículo ciudadano por excelencia. Pocos coches o motos grandes no salen de la ciudad. Miles de scooters viven prácticamente toda su vida sin salir de ella. Y en este entorno, con constantes arranques y paradas, el aceite también es sometido a mayor exigencia. Más aún en los refrigerados por aire, en los que mayores tolerancias y mayor lubricación compensan que el motor no tenga esa estabilidad térmica de los refrigerados por agua.

El diseño de Works

Empezando la casa por el tejado, digamos que Works es un aceite de base completamente sintética, 10W40, API SN y JASO MA2. Es un aceite de alta calidad que cumple con las mayores exigencias actuales en aceite para scooter. ¿Y qué quiere decir exactamente esto? Nos lo explicó detenidamente en la presentación que KYMCO preparó en Madrid de su nuevo aceite Tomás Pérez, Technical Advisor de Lubricantes de Repsol. O lo que es lo mismo, el "chef" que preparó la receta de este aceite.

Nos contaba Tomás todas esas exigencias del aceite de moto debido a las mayores revoluciones, menor capacidad del cárter o lubricación más compleja al implicar también la transmisión. Y nos contaba, a modo de ilustración, cómo es posible detectar en una moto por un piloto experimentado, las diferencias entre un aceite bueno y otro malo con solo dar una vuelta: vibraciones, ruidos, suavidad€ En un coche es imposible.




Luego nos contaba cómo se hace su trabajo, a grandes pinceladas. Un aceite lubricante está compuesto por una base, unos polímeros que hacen que el aceite multigrado se comporte de forma diferente a otros fluidos con respecto a la temperatura (se "espesa" con la temperatura) y unos aditivos que varían su capacidad antifricción, su cizallamiento u otras de las características que buscas en él. Es, al final, la mezcla de estos componentes (de la que hay un largo menú a elegir) y su proporción la que darán lugar al producto final. Lógicamente, Repsol ha partido de su experiencia previa en motores de moto (su nueva gama específica de moto se lanzó en 2016) como base para este Works, que no encontrarás en la gama propia del fabricante español.

Sobre una de sus bases sintéticas 100% se realizó una formulación especifica para los motores KYMCO, teniendo en cuenta sus tres gamas de motores: los monocilíndricos de aire y los de agua, ambos con distintas exigencias, y los grande bicilíndricos de embrague multidisco en aceite del AK. Se buscaba que en todos los casos superase los diferentes test de laboratorio con la más alta nota, pruebas de viscosidad a diferentes temperaturas, test de cizalla, niveles de azufre, de fósforo, de oxidación, depósitos, evaporación, etc. De 13 pruebas, en 10 queda primero. En las otras tres, segundo, frente a cinco rivales de las principales marcas.

Works ya en el mercado

Works se fabrica en el complejo industrial de Puertollano de Repsol bajo la fórmula establecida en el Technology Lab que la petrolera tiene en Móstoles. Allí siguen investigando y desarrollando nuevos productos para esta nueva marca, que en el futuro tendrá una gama mayor que este nuevo 10W40 sintético. De Puertollano, donde se envasa en los diferentes tipos de recipientes que se suelen emplear (bidones de 200 l., 60 l., latas de 1 litro, etec) se envía a KYMCO España en Alcorcón, que son los que se dedican a distribuirlo a través de su red de más de 1.000 puntos de venta por toda España donde podrás encontrarlo.



0