Accesorios de moto Manta "Termoscud" y manoplas Tucano Urbano

Cómo montar las manoplas y la manta en el scooter

Publicado el martes 11 de diciembre de 2018
Manta moto

Como las nubes, como las hojas en el suelo o la bajada de temperaturas, según llega el otoño y, aún más, el invierno, empiezas a ver en las calles scooters con mantas y manoplas. ¿Te da envidia? Te contamos cómo montarlos en tu scooter. No es difícil y es una solución cómoda al frío.

Mantas y manoplas no son las únicas soluciones al mal tiempo en scooter, ni mucho menos. La ropa específica para invierno en moto es la solución más directa. Pero no cabe duda que en casos en que necesitas ir vestido de una forma determinada y no puedes llevar tu ropa de moto, estos sistemas son efectivos, no excesivamente caros más sencillos de montar y utilizar.

Para enseñarte a montarlos hemos hecho el vídeo que puedes encontrar en nuestro canal de Youtube, pero también te contamos en este artículo cómo hacerlo y las ventajas e inconvenientes de estos sistemas, en concreto de los de la marca Tucano Urbano, uno de los líderes de mercado en estos temas y nuestros colaboradores en este video y reportaje.

Como puedes ver en el vídeo, nosotros hemos utilizado un KYMCO Xciting 400i como "conejillo de indias" para montar la manta (o más exactamente, cubrepiernas "Termoscud") y las manoplas. Esta marca es una de las pocas que ha desarrollado su sistema para cada scooter concreto. No es universal, sino que sus anclajes se han diseñado para adaptarse perfectamente a tu modelo de scooter. Otros tipos, otras marcas, no aseguran este sistema. En ellos tienes que llevarlo tu atado a la cintura y en algunos casos enganchado al scooter con cintas elásticas, de forma que se adapta, más o menos, a tu moto. Al final, como verás, estos soportes específicos, más otros sistemas como las cámaras hinchables, consiguen una mejor adaptación a la motocicleta, fundamental para evitar efectos aerodinámicos indeseables.

Cómo es y cómo se monta el cubrepiernas Termoscud

La manta de Tucano Urbano para nuestro KYMCO Xciting 400i es la referencia R166. Son todas ellas muy similares y todas se montan de forma parecida. Los precios oscilan entre los 99 € de las más baratas (Vespa PX y Honda Scoopy SH50, por ejemplo) hasta los 129 € de los más caros, como pueden ser los de Yamaha XMax o Piaggio MP3. En el caso del Xciting cuesta 109 €, en la media de entre los más de 100 modelos que hay en su catálogo.

Está hecho con un 67% de poliamida y un 33% de poliéster, en tres capas que aseguran la estanqueidad del aire y protección térmica. Es completamente impermeable y lleva un forro por dentro muy agradable al tacto. Incorpora varias cintas para enganchar la parte final al cuerpo si quieres mayor protección -en el día a día normal no es necesario- y una funda extraíble para tapar el asiento en caso de lluvia.




Montarlo no requiere especial habilidad mecánica, tan solo soltar y volver a poner algunos tornillos de la carrocería del scooter. Las instrucciones son claras y fáciles de seguir, y en el caso del KYMCO empezamos, después de colocar la manta en posición sobre el scooter, por poner los tornillos que van abrazando la manta alrededor del manillar y las cintas superiores. Continuamos con las cintas laterales: las dos exteriores se ponen sin dificultad; las interiores requieren algo mas de trabajo, ya que van escondidos entre la horquilla y la propia carrocería, pero también se puede hacer sin excesivos problemas. Por último, se enganchan entre sí las que pasan por debajo del scooter y ya lo tienes montado. El Termoscud viene con unas protecciones adhesivas para que las montes en las zonas donde los tensores pueden rozar la carrocería. El momento de ponerlos, si quieres usarlos, es ahora, cuando tienes claro dónde hay riesgo de rozar. Después, tensas bien todas las cintas, llenas de aire las cámaras inflables interior y ya lo tienes montado.

Cómo va el Termoscud

Como ves en el video, ya hemos montado el Termoscud. Hemos tenido tiempo más que de sobra para usarlo y comprobar sus ventajas, también sus inconvenientes. En general, es una buena idea en ciudad, en uso normal a diario. También es cierto que en carretera abierta, a velocidades altas, su eficacia disminuye. Si te gusta hacer conducción deportiva, limita un poco tu posibilidad de moverte sobre el scooter y será mejor opción, entonces, la ropa de moto. Pero seamos realistas: es un scooter y su uso, en un porcentaje muy elevado de casos, será a velocidad media-baja, en ciudad y con ropa de calle.



El acceso al contacto es más complicado, porque necesitas con una mano levantar la tapa del Termoscud y con la otra operas con la llave. El KYMCO Xciting 400i lleva, además, un sistema magnético de obturación del contacto y no es fácil desbloquearlo con la manta puesta.

Por supuesto, lo mejor llega una vez en marcha en la urbe. Subirte es fácil; levantas la manta con la mano mientras te sientas y luego te la ajustas encima de las piernas. ¿Hace mucho frío? Puede sacar la parte superior (normalmente doblada dentro), enganchar las cintas por detrás del cuello y aumentas la protección al pecho. Otra cinta sirve para engancharlo a la cintura o sentarte sobre ella y cerrarlo de forma más efectiva. En los semáforos o cuando tienes que parar no hay mayor problema. El pie sale con toda naturalidad y en ciudad es efectivo al 100% y evita que tengas que ponerte ropa de más para ir a trabajar.

En la carretera, en vías rápidas, sigue bien ajustado, pero empiezas a notar que algo de aire frío sí entra por abajo. Las cámaras de aire funcionan bien, manteniendo esa zona más rígida. No se mueve demasiado y cierra bastante, pero es inevitable que en baches o cuando "te pasas" un poco con el gas, se mueva algo y entre algo de aire.

Las manoplas

Las manoplas son un tema diferente. En este caso no hay modelos específicos para scooters (salvo una versión especial para Honda con cambio DCT), sino por materiales y formas. Los más comunes, y hoy día más recomendables, son los flexibles de neopreno o poliamida, siendo más invernales los de primeros, que son los que montamos en el KYMCO Xciting 400i.



Vienen preparados con varios sistemas de montaje. Hay que seguir bien las instrucciones, de forma que al montar el del lado del gas asegures que el puño abre y cierra con normalidad. Sobre todo es importante comprobar que al soltar el acelerador, la moto corta gas del todo y tan rápidamente como antes. Las manetas pasan por un agujero previsto y debes poder actuar sobre ellas también con normalidad. Dentro del kit de montaje vienen previstos varios sistemas, de forma que si tu scooter lleva o no contrapesos en las puntas del manillar puedas ajustarlos de una forma u otra. Como verás en el video, en el caso de nuestro KYMCO tuvimos incluso que modificar uno de los topes para poder pasar la punta del antirrobo (típico de scooter, de la punta del manillar a la base del asiento), pero quedó correctamente montado.

En este caso, es más complicado contarte cómo debes montarlo, ya que depende del scooter llevará un sistema u otro, pero las instrucciones te guiarán correctamente y no supone ninguna dificultad técnica si las sigues correctamente. Una vez montadas podemos sacar algunas conclusiones.

No tienes más que darte una vuelta por la calle para ver que es un accesorio menos generalizado que la manta, a pesar de ser bastante más barato. Oscila en torno a los 50 € los modelos que ofrece Tucano Urbano, de gran calidad. Pero lo cierto es que no es el mismo problema llevar unos guantes de invierno buenos que la ropa completa que sustituye al cubre pierna. También hoy día tienes puños calefactables y es otra forma eficaz de combatir el frío en las manos.

Guantes más manoplas, desde luego, son un seguro total contra el frío, pero tienes un par de inconvenientes que valorar. No ves los mandos, lo cual es un problema menos grave de lo que parece, puesto que a pocos kilómetros que hagas con tu moto te sabes donde están sin necesidad de mirarlos. Y, por otro lado, maniobrar con ella en parado es más complicado. No coges el manillar sin más y mueves la moto, teniendo que meter la mano dentro de la manopla. Pero tus manos agradecerán la comodidad de rodar más calientes, lo que también redunda en una superior seguridad en tu conducción. Y esto es fundamental.



0