Transportar objetos en moto con GIVI de forma segura

Publicado el miércoles 31 de octubre de 2018
GIVI

Echar un vistazo al catálogo completo de bolsas y accesorios de una marca como GIVI puede dar hasta vértigo. La cantidad de opciones que te dan es realmente apabullante. Nosotros hemos probado unas cuantas, siempre con el objetivo de rodar con total seguridad.

Mochilas, bolsas sobre-depósito, rulos para el asiento, alforjas, bolsas en el manillar, en la pierna o riñoneras, ¿cuál me interesa? Depende de qué quieras llevar, en qué tipo de moto, durante cuánto tiempo y si vas a aparcar la moto con el equipaje encima o lo vas a quitar cada vez que te bajes. Depende de las circunstancias de cada uno y de cada moto. En una marca de primer nivel como GIVI son plenamente consciente de esta necesidad y por ello disponen de un completo catálogo diseñado después de muchos años de experiencia, de forma que, con un poco de paciencia o con algo de asesoramiento, encuentres la mejor solución para ti.

Son, en muchos casos, soluciones interesantes de transportar objetos de forma más o menos eventual. Para llevar carga siempre es más lógico montar unas maletas rígidas, un baúl u otras soluciones. Estas bolsas blandas, sin embargo, tienen otras ventajas como desmontarse con facilidad y resultar más fáciles de llevar encima cuando las quitas de la moto. Además, son cómodas para llevar las cosas a mano. Bolsas de pierna, manillar o incluso bolsas sobre depósito permiten llevar pequeños objetos a mano y a la vista.

Hemos probado algunas de las opciones más populares e interesantes de la actual colección GIVI. Lo hicimos en un video donde te enseñábamos en detalle estas diferentes bolsas, su utilidad y cómo se llevan en la moto. Aquí te damos más detalles sobre cómo son esas bolsas que te mostrábamos, de forma que te sea más fácil decidir si te valen para cubrir tus necesidades de transporte eventual.



Bolsa sobre-depósito GRT 706

Se trata de una pequeña bolsa sobre-depósito pensada especialmente para motos de enduro y off road (es parte de la gama "Gravel-T" diseñada para campo), pero que puede emplearse en infinidad de motos más gracias a un sistema de fichas que la sujetan al chasis y a la pipa de la dirección. Tiene una capacidad de 6 litros, con una ventana superior donde puedes llevar mapas, un móvil o incluso una tablet. Es impermeable y puede cargar con hasta 3 kilos de peso. Dispone de cinchas de enganche.



Bolsa manillar T516

Una de las bolsas que nos ha parecido más interesante es esta pequeña T516. Se monta con cinchas y velcro al manillar de la moto y viene con una bandolera para colgártela al hombro, de forma que cuando te bajas te la llevas contigo. Si quieres, solo la cuelgas del manillar cuando vas de viaje o cuando necesitas llevar algo muy a mano. Tiene una capacidad de 3 litros en total, divididos en varios compartimentos, con una redecilla interior o un bolsillo específico para el móvil. Añade también una zona para poner bolígrafos, etc, y se cierra simplemente con imanes.



Bolsa de pierna EA 113B

En motos pequeñas, en deportivas o en algunos otros casos no resulta sencillo poner una bolsa sobre el depósito o en el manillar. Tienes esta otra solución que se ve mucho en carretera. Se trata de una bolsa de pierna que te enganchas alrededor de la cintura y del muslo. De esta forma queda a la vista y a mano, lo llevas encima cuando te bajas de la moto y, si vas con mono de cuero o similares, te soluciona el problema de no llevar bolsillos, pudiendo llevar ahí móviles, llaves y otros objetos pequeños. Carga hasta un kilo, lleva una redecilla como bolsillo interior y otro en el frontal para llevar el móvil a mano.



Riñonera con faja GRT 710

Otra "Gravel-T", una solución muy clásica en el trial y el enduro, donde los pilotos (y mochileros) necesitan llevar herramientas, pequeño recambio y otras cosas. Se cierra mediante velcro y un elástico que hace de faja al mismo tiempo. Detrás queda el compartimento principal, con un rollo desplegable para las herramientas, bolsillo lateral para pequeños objetos e incluso un bolsillo específico para llevar una botella con líquidos. En este caso, esta clásica solución se pone al día con un porta-móvil extraíble e impermeable. Lógicamente, nada limita su uso al off road y es perfectamente utilizable en moto de carretera o ciudadanas.



Rulo MT 503

El rulo tiene la ventaja de instalarse rápidamente y quitarlo con la misma velocidad, y es útil para hacer viajes en los que tienes que llevar equipaje pero no sueles hacerlos con frecuencia. Se trata de una bolsa que, una vez llena, instalas con cinchas al asiento trasero de la moto o entre las barras de la horquilla. Esta bolsa dispone de un cierre rápido mediante varios pliegues que asegura su estanqueidad en caso de lluvia y lleva en la base un compartimento semirrígido para llevar aparte otros objetos pequeños.



Bolsa 40 Lts. EA 115BR

Un caso similar al de rulo clásico representado por el MT 503 es la EA115BR, una bolsa flexible que toma forma similar al rulo una vez llena. Al igual que la anterior, se cierra plegando la parte superior, pero incluye en este caso un velcro para un cierre más firme. Como mayor ventaja, cuenta con una capacidad de 40 litros, algo que ni siquiera muchas maletas laterales alcanzan. En la moto puedes sujetarla con correas o con pulpos (estos vienen con la propia bolsa) y también incluye una correa para llevar la bolsa cómodamente en el hombro cuando te bajas de la moto.



Bolsa-Rulo-Mochila UT802

Una de las soluciones más originales es esta bolsa que, en una sola pieza, permite montarse en la moto como un rulo o llevarla a la espalda como mochila si no la cargas con demasiado peso. Lleva una válvula de vacío, de forma que una vez llena puedas sacar el aire de dentro y así conseguir el menor volumen posible. Se cierra también por pliegues, tiene una considerable capacidad 35 litros y los tirantes de mochila se quedan escondidos cuando la montas como rulo o bolsa en la moto, además de ser, lógicamente, regulables.

0