Cómo convertir con GIVI una naked en una GT

Publicado el miércoles 31 de octubre de 2018
GIVI

Las motos naked presentan su polivalencia como una ventaja fundamental. Así, el mismo modelo convence a usuarios muy distintos que la utilizan de formas diferentes. Junto a esa versatilidad, una buena elección de accesorios GIVI la convertirán en una moto diferente y más especializada.

Hemos querido "inventar" nuestra propia moto y hemos cogido una Suzuki SV 650, un modelo fácil y agradable, muy apto para el carné A2, de prestaciones más que suficientes, capaz de viajar y de erigirse como opción de transporte diario. La hemos transformado en una alternativa Touring mediante el montaje de una gama de accesorios completa, que en nuestro caso ha sido la colección casi completa de la que disponía un especialista como GIVI. De este modo, hemos acabado convirtiendo esta naked sport en una completa GT a la que no solo no le falta detalle.

Incluso se puede decir que hemos ido más lejos, porque tras la idea original era montar todo lo que la marca de accesorios italiana ofrece para este modelo, una vez hecho, como puedes ver en el vídeo que hicimos de todo el proceso, te das cuenta de que el resultado es hasta excesivo. ¿Por qué? Porque la capacidad de carga será brutal, más que en muchas motos GT auténticas, pero también la hemos convertido en una moto demasiado especializada en recorrer largas rutas por encima de cualquier otro condicionante. Por ejemplo, no es aconsejable llevar todo este equipamiento si lo que queremos es estar constantemente subiendo y bajando de ella en recorridos urbanos frecuentes por simple comodidad. Sin embargo, nos hemos hecho una idea muy clara de cómo son estos accesorios, cómo se montan y cómo quedan una vez montados.

Como te decíamos entonces, ese vídeo te permitirá elegir mejor qué accesorios son los que necesitas o te gustan para ampliar las capacidades GT de una moto como la SV. Incluso de otras motos similares, puesto que el accesorio será similar y quedará de forma parecida.

Hemos montado un juego completo de maletas, con baúl y dos maletas laterales más todo el kit de herrajes necesario para ello. Hemos puesto una bolsa sobre-depósito con soporte automático sobre el tapón. También un soporte cerrado para móvil y una cúpula delantera, en este caso de estilo más sport que GT, la disponible en el catálogo oficial GIVI. Y aquí te damos los detalles de toda esta operación y de los accesorios exactos que hemos montado.



Bolsa sobre-depósito

La gama GIVI de bolsas sobre-depósito es verdaderamente amplia. Entre ellas, las que permiten el anclaje a sus sistema "Tanklock" tienen la ventaja de anclarse de forma rápida, fácil y, además, de manera muy segura. Nos decantamos por este sistema, aunque requiere montar el aro de soporte en el sitio del aro original del tapón del depósito. No modifica en exceso la estética (apenas levanta un centímetro) y es el sistema más cómodo y seguro de llevar ahí una bolsa. Otra ventaja radica en que nosotros nos hemos decantado por una bolsa bastante grande y con varios bolsillos y compartimentos, pero la lista de modelos de la marca compatibles con este cierre va desde cómodas bolsitas perfectas para diario hasta las mayores posibles (como la nuestra), pasando por tallas medias y diversas utilidades, desde una simple guantera hasta los 25 litros de capacidad, pasando por 4, 5 y 20 litros, flexibles o semirrígidas.



Maletas laterales

Como puedes ver, hemos montado unas maletas V37, de 37 litros de capacidad con una línea muy actual y diseñada de forma ergonómica, de forma que no moleste a las piernas del pasajero. Se sujetan a la moto por medio de una sistema Monokey, que permite emplear la misma llave para las dos e incluso, si montas el baúl -como es en nuestro caso- puedes también unificar la llave con éste. Tienes que montar, claro está, los herrajes que sirven de soporte. En el caso de la SV hay que desplazar un poco hacia atrás los intermitentes con una pieza que el propio kit de montaje de maletas trae. Son muy grandes y si vas a necesitar mucho espacio para equipaje son perfectas, pero quizá en una moto como la SV te pueden valer las V35 o incluso las más pequeñas E22, menos aparatosas en una moto como la SV.



Baúl

Hay más de 40 modelos diferentes de maletas superiores que puedes acoplar a una SV 650 dentro del catálogo de GIVI. Van desde los 27 litros, un pequeño baúl donde dejar un casco integral, hasta las maletas de 58 litros de aluminio, más propias de motos de aspecto trail, pero perfectas para los muy viajeros (permite, por si era poco, atar más cosas sobre ella). Nosotros hemos montado una V47. Estéticamente es similar a las V37 laterales, pero más grande. Permite meter dentro dos cascos integrales y adaptar la cerradura a la misma llave. Como en el caso de las maletas laterales, es quizá algo grande para la SV, pero te aseguras una altísima capacidad de carga, ya que entre las dos maletas y éste (sin contar la bolsa sobre-depósito), nuestra SV ya supera los 120 litros de capacidad.



Cúpula

Esta unidad GIVI es muy bonita y deportiva, y queda bien integrada en las líneas de la moto. Pero si buscábamos convertir esta naked en una Touring deberíamos buscar algo de mayor protección aerodinámica. Sin embargo, y como te decía antes, ésta tiene la ventaja de mantener la estética naked de la moto. Funciona quitándote algo del viento y no aumenta aún más la ya notable carga visual sobre la moto con todo este equipamiento ya montado.

Soporte móvil

El soporte del móvil es la guinda de este pastel y, si quieres, hasta algo superfluo, ya que llevas una bolsa sobre depósito con una parte superior transparente para llevar mapas o incluso el propio móvil. Sin embargo, es cierto que este soporte te permite llevar el teléfono en una posición mejor para ver el navegador o cualquier función que quieras llevar encendida. Es de los de tipo cerrado y si llueve es impermeable, manteniendo el teléfono a salvo. En la misma gama dispones también de soporte abierto, que si bien ponen en mayor riesgo en ese caso al móvil, es más cómodo si tienes que operar con él al no llevar el plástico protector. Por cierto, es conductivo, es decir, no hace falta sacar el móvil para tocar la pantalla.

Nuestro experimento ha derivado en una capacidad de carga sobresaliente, incluso hasta excesiva, con demasiados elementos y de un tamaño muy grande para una moto así. Quizá, para hacer esto, te hubiese interesado directamente elegir otra moto más del estilo de la "hermana" V-Strom. En cualquier caso, de este modo sabes hasta dónde puedes llegar con tu moto naked. Y si quieres toda la información, te invitamos a consultar la página oficial de GIVI.

0