Motul renace el mito: aceite para moto 300V2

Comentar Publicado el lunes 16 de abril de 2018
Motul 300V2

Si la sustitución de componentes que se van desgastando por uso en una moto Premium no se realiza por otros a su altura, sus prestaciones se resentirán. Piensa en los neumáticos, también en los aceites, y en Motul lo saben muy bien.

Hay marcas que portan un halo de exclusividad de la que es difícil sustraerse. En el mundo de las dos ruedas, tanto en motos, accesorios o equipamiento, seguro que tú mismo puedes dar buena fe de ello. Basta con descubrir ese nombre o ese logotipo especial para causar, ya de entrada, admiración.

Si trasladamos esta realidad al universo de los aceites para moto, una de las marcas más prestigiosas es Motul. Aunque de orígenes estadounidenses (fue fundada en 1853 en Nueva York y en 1953 lanzó el aceite Motul Century, el primero multigrado del mercado europeo), desde 1957 es una firma francesa continuó el negocio inicial de lubricantes de alta calidad. En 1966 lanza el aceite Century 2100, el primer semisintético para automóviles del mundo, que es sustituido en 1971 por el Century 300V, el primer aceite 100% sintético para automóviles.



Ahora, en 2018, Motul lanza la evolución para motocicletas de aquel mito en forma de 300V 2. El mercado de hoy día es muy distinto de décadas pasadas, cuando los mototres de 2T campaban a sus anchas por nuestras carreteras. ¿Sabías que Motul fue la primera marca que introdujo los famosos botes de plástico para echar aceite y realizar así la mezcla de gasolina en estos motores? Era la forma más cómoda de transportarlos y estaban diseñados con un contenido para un porcentaje dado de mezcla. Si has montado en motos españolas de 2T de las que se fabricaron hasta los 80, sabes perfectamente de lo que hablo, ¿verdad?

Motul ha forjado su imagen también con un respaldo contundente en el mundo de la competición. Muchos equipos históricos han aportado su experiencia para el desarrollo de sus productos en las últimas décadas, y actualmente se traduce este apoyo también con la participación de Motul como patrocinador de los mundiales de MotoGP y WSBK. Presente en más de 50 países, fábricas en Europa (París, desde donde se distribuyen los productos que consume el mercado europeo), Vietnam y Brasil, y con laboratorios en su sede central gala y también en Japón, Motul, especializada únicamente en productos lubricantes para automóviles, motos e industria, hace frente al poderío de los gigantes petroleros mundiales como BP (propietaria de Castrol), Total, Exxon-Mobil, Repsol, etc.



¿Sabías que...?

En España, Motul opera mediante la insignia Motul Ibérica, empresa que reúne 48 empleados que gestionan las más de 1.000 referencias de las que se compone el catálogo de productos de la marca. Éstos van desde los específicos para motores hasta los empleados en la limpieza de accesorios, con multitud de modalidades que abarcan la totalidad de necesidades del motorista.

El último lanzamiento lo supone el 300V2 , aceite de base sintética y aditivos desarrollada a partir de la tecnología de los ésteres. Garantiza menores fricciones internas y menor temperatura de funcionamiento (es decir, más potencia), superior resistencia a altas temperaturas (mayor fiabilidad), polaridad optimizada para una adherencia máxima de la película de aceite (mejor protección), baja volatilidad (menor consumo) y mantiene el motor más limpio y con un rendimiento más constante.

Para ser consciente de la evolución que significa, la marca garantiza una ganancia de 1,3 CV a 14.000 rpm en una moto de altas prestaciones. ¿Sabes cuánto significaría la inversión necesaria en el diseño de un motor para obtener una ganancia equivalente? Tendrías que poner muchos ceros seguidos.

Y las emisiones contaminantes también se benefician del desarrollo introducido en el Motul 300V2 . Se limita el impacto medioambiental gracias al uso de materias primas renovables no fósiles, reduciendo un 18% la huella de carbono durante el proceso de fabricación.

Con todos estos ingredientes, si 1971 supuso un hito en el desarrollo de los aceites diseñados para motores de 4T, el nuevo Motul 300V2 hace lo propio con los propulsores de última generación del s. XXI.



0