Las Yamaha 125 más vendidas

Publicado el jueves 27 de febrero de 2020
Yamaha 125

164.946 motos se han matriculado entre los meses de enero y noviembre. De ellas, más de 88.000 unidades han sido modelos de 125 cc. Yamaha es una de las marcas protagonistas en este segmento.

Estas motos y scooter matriculadas de 125 cc suponen un 53% del mercado en España. Con respecto al año anterior, cuando se matricularon 81.000 motos, significa un crecimiento de un 8,7%. Es básico para toda marca que se postule para liderar el mercado estar bien posicionada en este segmento, y lo será más en el futuro. Yamaha es una de las referencias. Las más de 23.000 motos matriculadas en los once primeros meses del año de todas las cilindradas le aúpan como la segunda marca del país: un 14,5% de las motos que se matriculan son Yamaha.

Yamaha es una de las grandes firmas y, dentro de estas, es una de las que más ha cuidado, a lo largo de su historia, el segmento de 125 cc. No en vano es un sector que ya se encuentra en sus raíces: fundada en 1955, su primera moto fue la YA-1, una 125 2T utilitaria, con tintes deportivos, basada muy de cerca en la exitosa DKW RT 125. Hoy día, 64 años después, su gama en la cilindrada es amplia y bien posicionada. Todas sus motos tienen buen nombre y buenas ventas, algo básico en estos tiempos en los que este segmento se ha convertido, al menos en Europa, en uno de los puntales de ventas gracias a la convalidación con el carnet B.

Nada más y nada menos que ocho modelos componen la gama, tres de ellos de marchas y cinco scooters automáticos. Así es difícil, si estás buscando una "octavo de litro", que no encuentres una que te atraiga sin salir de la marca de los diapasones. Dos de sus modelos, NMax y XMAX, están en el "top ten" del mercado y otro más dentro de las 50 motos más vendidas: la MT 125. Pero la gama continúa con otras motos tan interesantes como la Tricity, YS 125, YZF-R, D´elight y X-enter. ¿Las conoces todas?




Yamaha YS 125 (2.799 euros)

La Yamaha YS 125 ha tenido la difícil papeleta de sustituir en la gama a un modelo histórico, de gran renombre y éxito: la Yamaha YBR. Como aquella, la YS sigue siendo una básica utilitaria de marchas, mucho más moderna en sus líneas y estilo que aquella YBR ya mítica, con un nuevo motor más eficiente y llantas de 18". Equipa un sistema de frenos combinados denominado UBS, indicador de marcha engranada, un cambio de cinco velocidades y un indicador de conducción "Eco" para conseguir las mejores cifras en consumo. Fiable, fácil de llevar y ahora con un estilo sport más atractivo, la YS sigue siendo el paradigma de la moto utilitaria, como lo fue en su día la YBR.



Todas las motos 125 del mercado

Yamaha MT-125 2020 (4.849 euros)

De la YS, la utilitaria Yamaha por excelencia, saltamos a la otra punta del segmento de las 125 naked con la MT 125, una moto también sin carenar, de manillar alto y polivalente, pero en este caso una deportiva de las más punteras del mercado. La MT 125 deriva directamente de la deportiva Yamaha YZF 125 R, con un chasis prácticamente igual y el potente motor de 125 cc de cuatro válvulas y 15 CV. Estéticamente se basa en las MT 07, 09 y 10, una gama de naked sport de mucho éxito entre las motos grandes, de formas agresivas y angulosas. Destaca en al versión 2020 la inclusión del motor de distribución variable VVA, con embrague asistido y antirrebote, el nuevo faro LED y una parte ciclo de buen nivel, con horquilla invertida de 41 mm, pinza radial y un nuevo neumático trasero más ancho.



Yamaha YZF 125 R 2020 (5.249 euros)

Pocas motos ha habido más radicales que la gama "R" de Yamaha. R6 y R1 han sido en los últimos 20 años casi sinónimo de motos de carreras matriculables, capaces solo de demostrar su potencial en las pistas, pero que pueden rodar, y muy bien, por carretera. La Yamaha YZF 125 R siempre ha querido ser una digna heredera de esa tradición, sin salirse de los 15 CV de la convalidación legal. La versión actual es la más vanguardista, con motor de cuatro válvulas con sistema de distribución variable, chasis con basculante de aluminio, embrague asistido y antirrebote, faros LED dobles, cuadro LCD y, sobre todo, un comportamiento deportivo muy natural, en una de las motos más rápidas entras las de octavo de litro actual.



Yamaha NMax (3.149 euros)

El Yamaha NMax es una propuesta diferente de los segmentos habituales de los scooters de 125 y precisamente por eso ha alcanzado un buen nivel de ventas, siendo en 2019 el scooter más vendido por la marca japonesa. Mezcla el tamaño compacto de un scooter urbano, con unas formas modernas y agradables de cierto estilo sport, con un motor potente, de distribución variable y llantas de 13" con un diseño de chasis que permite una conducción muy deportiva y divertida. Se nota que pertenece a la familia Max de Yamaha. ABS de serie, faro LED e instrumentación LCD digital son de serie en un scooter de precio medio.



Yamaha XMAX 125 (Desde 4.799 euros)

Es uno de los éxitos ya históricos de Yamaha. Se trata de un modelo de gama alta que lleva en lo alto de las listas de ventas en toda Europa desde que llegó al mercado en 2006. Desde aquella primera edición, Yamaha lo ha tenido muy claro: el XMax debía basarse en la estética y el estilo del TMAX, puntero en prestaciones y potencia, y tenía que ser un scooter Premium con el mayor equipamiento posible. Esta última versión, disponible en edición estándar o en los exclusivos acabados Iron Max y Tech Max, cumple de sobra con todos esas premisas, gracias a un motor de 14 CV de cuatro válvulas, iluminación "full LED", encendido sin llave, acabados de auténtico lujo, espacio para dos cascos integrales bajo el asiento y el sistema de control de tracción TCS.




Todos los scooter 125 del mercado

Yamaha Tricity 125 (Desde 3.999 euros)

Yamaha anticipó las posibilidades de los scooters de tres ruedas hace ya tiempo, pero quiso enfocarlo desde otra perspectiva distinta a las marcas europeas. El Yamaha Tricity 125 es un scooter ligero y urbanita, sin bloqueo del tren delantero y un original sistema denominado LMW (Lean Multi Wheel -Multi Rueda Inclinable-) que emplea cuatro barras de horquilla montadas en un paralelogramo. Es fácil de llevar, muy ágil en ciudad, donde no notas la diferencia de peso del tren delantero con respecto a un dos ruedas, pero sí mejor estabilidad y frenada. Ahora porta el propulsor Blue Core 125 del NMax, faro LED, pantalla LCD y dos posibilidades de freno: con sistema UBS de frenada combinada o con ABS en opción (4.499 €).



Yamaha D'Elight (2.499 euros)

D'Elight es la oferta más económica de las Yamaha 125. Se define como un simpático scooter ligero (solo 99 kilos) que aúna agilidad con la calidad de las motos de Iwata y un estilo retro muy acertado y atractivo. Emplea una llanta delantera de 12" y una trasera de 10", combinación que le da esa sensación de agilidad con un buen nivel de estabilidad para los desplazamientos urbanos. Un freno de disco delantero y tambor trasero consiguen suficiente poder de retención para un scooter tan ligero, ahorrando así algunos costes para poder alcanzar este nivel de precio, en un modelo de una de las marcas principales del mercado. Emplea motor Blue Core de aire y dos válvulas, lo que significa que utiliza tecnologías de bajo rozamiento para conseguir un buen nivel de eficiencia.



Yamaha X-Enter (3.199 euros)

Seguramente uno de los Yamaha 125 menos conocido es también uno de los más útiles y agradables de llevar. Es la respuesta de Yamaha al éxito en Europa de los scooters de rueda alta y suelo plano, un modelo bien equipado, con instrumentación LCD, suspensión trasera monoamortiguador de sistema Monocross, llantas de 16" y un motor refrigerado por agua con radiador lateral, con culata de cuatro válvulas y un único árbol de levas. Dotado de sistema de frenada combinada, el X-Enter es un scooter utilitario y elegante que no ha alcanzado todavía el éxito que merece.

Especial MotoGP2020
0