Prueba UM Motorcycles Renegade Sport S 125: American way of life

Comentar Publicado el miércoles 29 de agosto de 2018
Prueba UM Motorcycles Renegade Sport S 125: American way of life

No es nada extraño que una moto sea norteamericana. Ha sido siempre una potencia mundial con firmas como Indian o Harley-Davidson, ejemplos de una industria que en tiempos tuvo gran cantidad de marcas. Lo extraño es que, con la UM Motyrcycles Renegado Sport S, hablamos de una 125.

Marcas como Harley-Davidson o Indian son firmas muy reconocidas. La moto de menor cilindrada que producen es de 750 cc, aunque hace muchos años también hicieron también motos pequeñas. Henderson, Excelsior (hubo otra Excelsior británica, no confundir) o cualquiera de las otras grandes marcas que salieron de los "States" tenían tendencia a fabricar motos grandes. Debe ser algo consustancial al famoso "American Way of Life".

En la actualidad, las motos pequeñas conforman un mercado de un volumen superior al de las grandes. No obstante, esas grandes custom, motos típicas norteamericanas, tienen un gran tirón comercial. Hay mucha gente que le gustan, pero no tienen el carnet necesario para conducirlas en Europa. Conclusión: es lógico que alguien se fijase en ese hecho para ofrecer auténticas "custom made in USA" para esos clientes.



UM Motorcycles es una empresa ya con cierta historia, aunque acaben de aterrizar prácticamente a Europa. Se fundó en Colombia, en 1951, como importador de diversos tipos de vehículos. Su historia moderna, tras varias vicisitudes, comienza en el año 2.000, cuando Octavio Villegas refunda la compañía en Miami, lugar donde todavía continúa su base principal.

Se han dedicado a diseñar desde allí una gama completa de motos de baja y media cilindrada para comercializar en más de 25 países donde están presentes. Su fabricación se encomienda a diversos fabricantes chinos, pero como en otros casos similares basados en Europa, los procesos de control de calidad y diseño se mantienen en su sede principal.



Se han presentado ya en los salones europeos, incluyendo los más recientes que han tenido lugar en España. Su catálogo es amplio y no se conforma solo con custom y motos similares. De hecho, gran parte de la gama son naked y trail que derivan de la antigua gama Derbi, de las que se emplean moldes y diseños. Pero las más llamativas y originales son, sin duda, sus custom de las que la Renegade Sport S es un buen ejemplo.

La UM Motorcycles Renegade Sport S 125 es una moto tan original por dentro como por fuera. Y si buscas una custom, fíjate en ella: no solo es "American way of life" en 125 cc, también una moto que anda bien.

CÓMO ES LA UM MOTORCYCLES RENEGADO SPORT S 125

Fíjate en las fotos. No es, ni mucho menos, la clásica custom 125 china. Es una moto con un diseño muy original, con esa cúpula sobre el faro, el manillar en T y sus líneas "Long&Low" mezclando ciertos rasgos clásicos con detalles tecnológicos y modernos.



Motor y chasis también son diferentes. Cuando la ves, para empezar, se le nota bastante el tamaño. En origen, esta Renegade Sport S es una 300 cc con 25 CV y seis velocidades. Para Europa se ha preferido lanzar (el mercado es lógicamente mayor) una versión en 125 cc, encajando un motor poco conocido todavía aquí en el mismo chasis y parte ciclo de la 300.

El chasis está fabricado en tubo de acero, diseñado, como te digo, para una moto de más del doble de potencia. Por tanto, va muy sobrado. Es larga, con más de 1,5 metros de distancia entre ejes, pero baja de asiento (770 mm) y un peso de 153 kilos declarados. Cuenta con un enorme depósito de gasolina, de 18 litros, para asegura una autonomía notable. Y el asiento resulta cómodo y suficientemente amplio. Las suspensiones corren a cargo de una horquilla con las barras cubiertas por una funda rígida y dos amortiguadores traseros, muy discretos, acabados en negro. Para frenar incorpora dos discos, con un sistema CBS. Y como originalidad, una solución para bajar visualmente la zaga de la moto: la rueda trasera es de 15", con una delantera de 17".



El motor es una unidad original. Parte de la gama UM emplea el motor de origen Piaggio que antes montó Derbi en las Senda DRD, GPR o Mulhacen 125, pero no es el caso de esta Renegade Sport. Tampoco es el clásico motor chino, de aire y dos válvulas, muy básico y sencillo. La Renegade monta un 125 monocilíndrico refrigerado por agua, con inyección MIkuni, de carrera larga y con cambio de cinco velocidades. Alcanza los 12 CV a 9.500 rpm, de forma suave y sin vibraciones molestas, con un par de 10 Nm a 8.000 rpm.



El cuadro es bastante simple. Exhibe dos escalas de velocidad en la esfera, en millas y kilómetros. Una pequeña pantalla digital completa algunas informaciones debajo, como kilometrajes o marcha engranada y cinco chivatos luminosos. A la hora de aparcar puedes sacar la pata lateral, bastante cómoda y con aspecto sólido, o intentar subirla a un caballete central mal equilibrado, porque cuesta muchísimo subirla a este caballete.

CÓMO VA LA UM MOTORCYCLES RENEGADO SPORT S 125

Durante algunos años, el segmento de las custom de 125 ha estado bastante parado. Daelim, con la incansable Daystar, Hyosung Aquila o Keeway Super Light, más una miríada de marcas chinas menos conocidas, copaban el mercado. De un tiempo a esta parte, este mercado se ha animado. Por ejemplo, Macbor, con una Rockstar diferente y ágil muy enfocada a la ciudad, propone una moto muy interesante. Ahora, UM expone esta Renegade Sport S y también es diferente a casi cualquier 125 custom anterior.

Ello se aprecia a sus mandos. Te subes y notas que efectivamente esta moto parece más que una 125. Tiene cuerpo, hechuras y tamaño de moto mediana, y lo notas en la posición de conducción, en el espacio disponible y en el peso de la moto. La pones en marcha y emite un sonido muy discreto y suave.



Los mandos están en buena posición. Vas sentado bajo y atrás, pero ni manos ni pies van forzados como puede ocurrir con otras custom. Es una moto cómoda para el día a día. El motor se aprecia suficientemente potente: tiene buena respuesta desde abajo y puede bien, a cualquier régimen, con el peso de una moto que se siente más grande de lo habitual entre las 125 cc. Frena con progresividad pero con potencia suficiente para detenerla, y las suspensiones son suaves para resultar cómodas para el piloto. Así, en ciudad, resulta una moto agradable. Gira bien y, como no es muy alta, se mueve bien a pesar de ser larga y algo más voluminosa que algunas de sus rivales.

En la carretera la moto anda bien. Sorprende con una velocidad punta comprobada con GPS de 107 km/h, una cifra que últimamente solo sobrepasan algunas deportivas y pocas naked sport. Además lo hace con suavidad. El motor sube bien de vueltas. Si debes cortar gas y dejarlo caer para volver a abrir, tiene fuerza para recuperar desde bastante abajo. Lleva un desarrollo de transmisión final largo que consigue esa velocidad "larga", a costa de unas aceleraciones más bien discretas. Pero sus 12 CV dan de sí bien en una moto que, aunque declara un peso de 153 kg, en nuestra báscula ha superado los 170 kg.



En curvas la moto se compra con nobleza. Pesa y los reposapiés son algo bajos, por lo que no es difícil arrastrarlos. Sin embargo, como el motor sale bien y la moto es noble, puedes mantener un ritmo elevado y divertido, aunque en curvas enlazadas hay que tomarse las cosas con calma. En autovía es capaz de mantener una velocidad de crucero algo por encima de los 100 km/h de marcador, lo cual hace que dependa de la cantidad de tráfico que sea suficiente para ir cómodo o que vayas un poco justo.

FOTOS: Fernando Herranz




 

Más información de la UM Renegade Sport S 125

0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP