Prueba Yamaha VMAX (I): 30 años acelerando más que su sombra

29.07.2015 | 13:13
Prueba Yamaha VMAX (I): 30 años acelerando más que su sombra
Prueba Yamaha VMAX (I): 30 años acelerando más que su sombra

No hay otra moto que exprese el sentido Hot Rod de los legendarios coches americanos V8 como la Yamaha VMAX. En 2015, este mito japonés cumple 30 años, tres décadas al límite.

Montar en moto es descubrir sensaciones a flor de piel, transformar sueños en realidad. Si de pequeño anhelabas emprender un viaje espacial o aventuras imposibles, quizá lo que más cerca te quedes de lograrlo será subiéndote a una moto extrema como la Yamaha VMAX. Pocos modelos te ofrecen tal nivel de personalidad y prestaciones como este brutal exponente de tecnología de vanguardia aplicada a las dos ruedas.

Pero que no cunda el pánico. La Yamaha VMAX es una moto que puedes utilizar en la vida real, recorrer la ciudad bajo la envidiosa mirada de los transeúntes y de los conductores de los coches atrapados en el atasco diario, disfrutar en curvas a velocidad legal o irte de vacaciones con todos los condicionantes de una maxinaked... y algunos más. Ya te diré.

Yamaha VMAXNo obstante, todas estas buenas intenciones quedan en un segundo plano cuando descubres lo que hay al otro lado del recorrido de su puño derecho. La relación espacio-tiempo cobra otra dimensión y la simple incorporación a una autovía por el carril de aceleración en cualquier marcha se convierte en un despegue desde Cabo Cañaveral. La tentación de experimentar lo rápido que es capaz de devorar cada centenar de metros en menos de un suspiro es tan elevada como la propensión a perder los puntos de tu carné durante varias reencarnaciones. No puedo dejar de pensar en la recta de atrás de Motorland saliendo de la chicane a modo de parrilla de salida. Es la única manera de alejar los fantasmas de los helicópteros radares y similares que te rodean cada vez que el V4 sube de vueltas. ¡Qué estrés!

La Yamaha VMAX a corazón abierto

Yamaha VMAXDa igual que lleve más de diez años de profesión probando todo tipo de motos. Subirte a cada nuevo modelo me sigue despertando ese hormigueo en el estómago que solo descubres en la vida normal en situaciones muy especiales. Cuando me dirigía a recoger la Yamaha VMAX, el hormigueo se multiplicó, no sin razón. Esta moto es más que especial. En mis carpetas de estudiante no faltaba la silueta de la primera versión V-Max con su inigualable V-Boost y porte de campeón de halterofilia. Lo dicho, un sueño hecho realidad.

Por eso es difícil dejar a un lado las emociones y centrarte en analizar las virtudes y defectos de un modelo que no deja de ser un integrante más del catálogo Yamaha 2015, a la venta en los concesionarios oficiales de la marca. Pero, ¿a quién intento engañar? En absoluto es un "modelo más" y se merece una prueba a corazón abierto.

De ahí que te dé igual que se beba "hasta el agua de los floreros", con unas cifras de consumo indecentes en los tiempos que corren (con 15 l. de depósito y cifras de casi 10 l./100 km), aunque también sus prestaciones lo son... Pones la moto en marcha y te esperas el primer "mordisco". Para nada. Solo fluye suavidad, la misma que obtienes cuando recorres los primeros metros comprobando el accionamiento del embrague, cambio, acelerador... ¡Sabes que está funcionando por el sonido, no porque aprecies que el propulsor está girando! Vibraciones cero. Menos mal que estos chicos de Yamaha saben algo de música.

Yamaha VMAX

La instrumentación se reparte entre el manillar y una pantalla sobre el depósito. En ella encuentras datos como la marcha engranada, temperatura del agua, nivel de combustible, totalizador y parcial, reloj horario e incluso un cronómetro. Queda muy lejos de la vista y debes bajar la cabeza muy artificialmente para su consulta. Ojo porque hay dos datos de los que interesa ser consciente: el consumo de combustible por lo rápido que baja el nivel y la marcha engranada, ya que esta moto empuja igual de salvajemente en cualquier de sus cinco relaciones.

Yamaha VMAX sin contemplaciones

Yamaha VMAXToda ella está diseñada en función del momento glorioso en el que vas a abrir gas sin contemplaciones. El respaldo del asiento te sujeta con firmeza y la posición del manillar permite un elevado control. Solo a partir de 160 km/h tu cuerpo hace de vela, un anuncio de entrada a un paraje prohibido excepto en carreteras de Alemania o la Isla de Man. Lo cierto es que diseña una postura más próxima a una custom que a una naked sport. Los pies quedan adelantados y elevados, con las rodillas altas y los brazos no muy abiertos más el asiento bajo. Nada cómodo para rodar horas y horas de continuo.

Es una moto monotemática: solo puedes pensar en ganar cada aceleración.

Las reacciones del cardán son muy neutras. Ni siquiera en aceleraciones desde parado de éxtasis como las que no podrás reprimir realizar al menos en alguna ocasión, se convierte en un lastre. Entonces tu mano es un gatillo: apunta y dispara. El valor es cosa de tu puño derecho y la pericia de tu maneta izquierda. Es una moto monotemática: solo puedes pensar en ganar cada aceleración. Cuidado, porque antes de pensarlo estarás fuera de la ley. Habrá superdeportivas que aceleren más rápido, pero nunca te darán la misma sensación: empuje infinito, suavidad, una fuerza indescriptible tirando de tus brazos, el rugido de un motor inacabable... hasta superar los 200 km/h, donde ya solo te identificas con el ruido del viento. Inconmensurable.

Yamaha VMAXLa tracción es exuberante. La línea roja en las 9.500 rpm es la frontera del universo, pero a tan solo 1.800 rpm sale en cualquier marcha con una suavidad y fuerza sin par. ¡Se puede llevar también despacio con enorme placer! El sistema de tomas de admisión de longitud variable YCC-I hace la función del V-Boost original a 7.000 rpm, si te atreves a seguir subiendo hasta el corte de encendido, justo después de que se encienda "el farol" situado sobre la esfera de la instrumentación como aviso para subir una marcha. Las relaciones son bastante cortas hasta tercera para asombrosas aceleraciones, con un grupo de cuarta y quinta aptas para todo uso. En primera ya estás "fuera de juego" y en tercera superas los dos centenares de km/h...

Una moto muy, muy especial

Yamaha VMAXTanto músculo requiere un concepto de parte ciclo a la altura. Los frenos son un dechado de potencia y tacto (las pinzas frontales son unidades de seis pistones), y las suspensiones, multirregulables en ambos ejes, mantienen la fiera bajo control en todo momento. También refuerza tu seguridad un embrague antibloqueo de accionamiento exquisito. Piezas de magnesio en las tapas de su motor, una horquilla de 52 mm (la más gruesa del mercado actual), tomas de admisión "pseudo V-boost", escapes con cuatro silenciadores, radiadores espectaculares... ¿te había dicho antes que esta moto es muy especial?

Con sus 200 CV, el V4 ingiere neumáticos como si no hubiera un mañana.

Como no todo en esta vida son rectas libres de tráfico, la Yamaha VMAX también resulta válida para secciones reviradas. La distancia libre al suelo es notable para una moto de sus características. Ahora bien, requiere que los neumáticos estén en plena forma. Con sus 200 CV, el V4 ingiere neumáticos como si no hubiera un mañana. Si se escalonan, la manejabilidad pasa factura. El efecto es aún más notable a baja velocidad, donde ya de por sí es torpe por larga y pesada. Como ayuda, todos los mandos funcionan con extrema suavidad en cualquier circunstancia.

VMAXQue el pasajero sea un aspecto marginal o que disponga de una tapa con llave para guardar pequeños objetos debajo de su asiento son detalles que tendrían interés en un modelo normal, pero no en éste. Es una moto de ensueño, fuera de lugar, sí, pero ¿a quién le importa eso?

Cuando nació, hace tres décadas, la Yamaha VMAX no tenía rival. Con el paso del tiempo han nacido alternativas como la Ducati Diavel o la Triumph Rocket III, pero el exclusivo encanto del mito original es único, ahora, hace treinta años y apuesto que también dentro de otros treinta.

 


Yamaha V-MAX 1985

Yamaha VMAX 1985La mítica denominación V-Max ve la luz en Europa en 1985, pero su partida de nacimiento data de 1984 durante una presentación en Las Vegas (EE.UU.). Su imagen agresiva y planteamiento radical, dedicados única y exclusivamente a la obtención de los registros más asombrosos de aceleración de la mano de una potencia máxima declarada de 149 CV a 9.000 rpm, marcaron toda una referencia en el mercado. Un cuarto de siglo más tarde, la leyenda se materializó en una nueva VMAX (esta vez sin guión y en mayúsculas) que eleva al extremo el concepto de la serie original. Se realizó un profundo trabajo en todos los ámbitos, estético y tecnológico, desarrollados para marcar una nueva referencia gracias a un potencia máxima declarada de 200 CV y soluciones dignas de superdeportiva SBK.
 
Aquella original Yamaha V-Max equipaba un motor de cuatro cilindros en V a 70º con 1.198 cc. Su desarrollo procedía de la Yamaha Venture, un modelo de corte GT. En palabras de su creador, Akira Araki, "el objetivo era fabricar una moto realmente rápida en línea recta". Este desarrollo fue llevado a cabo en EE.UU., en California. En Santa Mónica se encontraba la empresa GKDI Design Co., un departamento externo de la marca japonesa en el que durante 30 días trabajaron Araki y dos ingenieros también procedentes de Japón. Válvulas de más diámetro, árboles de levas más sólidos y carburadores de superior tamaño fueron los cambios técnicos frente al propulsor inicial de orígenes Venture de 90 CV, además de la introducción del sistema V-Boost. Por cierto, esta solución se utilizó después de platearse el acoplamiento de un turbocompresor. Las tomas de admisión de aire para este sistema a los lados del depósito se inspiran directamente de las referencias de coches Hot Rod de la época. De hecho, el depósito se encuentra bajo el asiento. Y en el momento de su lanzamiento, el neumático 150/95 era el más ancho de su época.

 

Agradecimientos al restaurante Ribs de Ciudad de la Imagen por facilitarnos el escenario para las fotografías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Yamaha.
Precios del Yamaha V-MAX con ficha técnica y equipamiento completo.

Reportajes

Cómo comprobar el nivel de aceite de la moto (VÍDEO)

Es posible que alguna vez te hayas preguntado cómo está el nivel de aceite de tu moto. ¿Sabías que...

Cómo se cambia el aceite de moto

Cómo se cambia el aceite de moto

Si hay una tarea de mantenimiento "por excelencia" en las motos es el cambio de aceite. Hay que...

Cómo hacer bien el rodaje de una moto

Cómo hacer bien el rodaje de una moto

¿Tienes moto nueva? Felicidades. Ahora toca hacerle el rodaje, algo muy importante si quieres que...

¿Cómo probar una moto de segunda mano?

¿Cómo probar una moto de segunda mano?

Te damos unos consejos para que, cuando pruebes la moto que te interesa de segunda mano, detectes...

Las motos más famosas del mundo del cine

Las motos más famosas del mundo del cine

Las motos y el séptimo arte mantienen una relación especial que nos ha regalado momentos únicos en...

El nuevo Centro Logístico Michelin, ya sobre ruedas

El nuevo Centro Logístico Michelin, ya sobre ruedas

Michelin ha puesto en marcha el que será su centro logístico de referencia para España y Portugal....

Kawasaki

VÍDEO de la Kawasaki Ninja 650 desde el Salón INTERMOT Colonia

Te mostramos en vídeo el aspecto de una nueva Kawasaki Ninja 650 que nace para encontrar un...

Kawasaki Ninja 650 presentada en Colonia 2016

Kawasaki Ninja 650 presentada en Colonia 2016

El segmento de las motos sport-turismo vuelve a ponerse en boga. Sobre una base mecánica derivada...

Kawasaki ZX-10 RR 2017: la ZX más racing, presentada en el Salón de Colonia

Kawasaki ZX-10 RR 2017: la ZX más racing, presentada en el Salón de Colonia

La nueva Kawasaki ZX-10 RR 2017 será una moto construida en serie limitada (1.000 unidades para...

Motos Kawasaki con inteligencia artificial

Motos Kawasaki con inteligencia artificial

Kawasaki ha anunciado el desarrollo de una generación de motocicletas capaces de evolucionar junto...

Las motos y scooter Kawasaki con más descuento

Las motos y scooter Kawasaki con más descuento

Los mejores meses para la venta de motos comienzan a llegar y Kawasaki es una de las marcas de...

Kawasaki J125 2016

Kawasaki J125 2016

Era algo esperado: tras el éxito de Kawasaki en su primera incursión en el mundo de los scooters...

Honda Forza 125

Honda Forza 125: en lo más alto

Llevaba algún tiempo Honda fuera del mercado de los scooter GT en la cilindrada de 125 cc. El...

Honda Forza 125: cómo es

Honda Forza 125: cómo es

Honda regresa al segmento de los maxiscooter GT de 125. Y no lo hace para ser una alternativa...

Honda Forza 125: prueba

Honda Forza 125: prueba

Ha llegado para ser el scooter 125 referencia del segmento del GT. El más rapido, más equipado y...

Servicios


  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LOCALIZACIÓN  
fórmulamoto.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de fórmulamoto.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Otros medios del grupo: Luike | Autofácil | Quad & Jet Datos Editorial | Política de Privacidad | Aviso legal