AMERICA TOUR BMW: la aventura continúa

30.06.2015 | 11:09
América Tour BMW

Las etapas del mayor viaje organizado por América con la participación del inefable Gustavo Cuervo siguen cumpliendo su calendario previsto. Te traemos las experiencias de las etapas tres a siete y recuerda que siempre podrás participar en esta aventura cubriendo alguna de las bajas que por diferentes motivos se produzcan en las etapas ya adjudicadas.

El equipo argentino/español que realizó la tercera etapa con las BMW revisadas en el concesionario de Manhattan, Alfredo Marcialis, Juanpi, Javier Cragnolini y José Carlos de Mier, rodaron por las carreteras de Norteamérica en dirección a Chicago, como siempre por la ruta más larga y la que tenga más alicientes
 
El responsable del equipo, José Carlos de Mier, nos comenta sus impresiones y sensaciones.



Viajar nos hace mejor personas

Está claro que viajar educa. No conozco a nadie que, como vulgarmente se dice, conozca mundo que no sea una persona interesante. Si viajas en moto serás mejor persona. Vas a pensar en los demás, te vas a anticipar a sus “caprichos” y necesidades, para ayudarles, para disfrutar con ellos el camino. Viajes cortos, o largos, si son en moto aportan gran valor al individuo fortaleciendo relaciones, creando amistades duraderas.

Eso es lo que nos propusimos hacer nosotros recorriendo en un viaje relámpago, pero intenso, algunos estados del noroeste y “mid west” norteamericano.

Las BMW R 1200 GS Adventure estaban en Manhattan y llegar al corazón de la Gran Manzana es tan complicado por el tráfico como excitante por adentrarse al que para muchos es el centro del planeta desarrollado. Volamos de Miami y caímos en el JFK, buscamos a toda prisa la Ford Transit que asiste a los aventureros de la Americax2 y nos pusimos rumbo al centro a encontrarnos con Carozo, el cuarto miembro del equipo. Quilmeño, “cana” y un tío muy majete al que le tocó en suerte unos improvisados compañeros de equipo, uno argentino, el otro argentino-americano y un servidor, español, “gachupichilango” y residente en Miami.

Casi no hubo tiempo para las presentaciones. Alfredo, Javier, José Carlos, Juampy, José Carlos, Javier, Alfredo, John… bueno, ya nos iremos conociendo salgamos de acá que este tráfico nos va a demorar.

El reloj no perdona así que después de parar a repostar nuestros cuerpos en Yonker, (Kawasaki fabrica allí vagones de tren), nos pusimos rumbo a Newburgh, donde los televisivos OCC (Orange County Chopper) tienen su sede. Visita a las customs más deseada del planeta, cena en el Chili´s, compra rápida en el Target y a dormir que mañana queremos hacer más millas.

Jornadas duras, clima primaveral

¿Dónde vamos hoy? Da igual, con este clima donde sea. Las carreteras del estado de New York estaban espectaculares. 21-24º C, temperatura ideal para rodar, ni rastro de lluvia. Allá vamos. Dos recuerdos muy especiales. Por un lado, vvisita a Woodstock, aunque todos somos de generaciones posteriores a la del 68 el lugar tiene su valor histórico. De ahí a Ithaca, la ciudad que alberga la famosa Universidad de Cornell tras atravesar las montañas Catskill. Tiremos un poco más, no hemos hecho muchas millas. Dormimos en Seneca Falls, más cerca de uno de nuestros destinos, Buffalo. La ruta de Ithaca con el atardeder y el alargado lago Cayuga a nuestra vera es fantástica, magníficos cambios de rasante con visibilidad y asfalto impecable, como para hacerlos una y otra vez.

Tuvimos la primera y única discusión del viaje. Yo quería un Bed & Breakfast, ellos un hotel de marca. Tuve mala suerte, el B&B elegido estaba lleno así que vamos derechos al Hampton Inn, menos mal que la simpatía de Mary hizo que se me bajaran los humos. La piscina y la excelente habitación por 120 dólares consiguieron el resto. Disfrutamos una cena muy agradable en el centro de Seneca Falls, donde las mujeres se organizaron por primera vez en este país. Parkers Grill, un 9, si te pierdes por ahí, es un gran lugar para comer bien y escuchar buena música.

No sé qué me pasó, pero la gran, y diría única, decepción del viaje vino de las cataratas del Niágara. Debí haber ido después a las Victora Falls entre Zambia y Zimbawe en el sur de Africa que visité a los mandos de un Jeep Liberty allá por 2005. Nada contra la maravilla natural, pero el hiperdesarrollo del lado canadiense y el desarrollo cutre del lado americano me dejaron un mal sabor de boca.

La decepción para los demás es que me dejé la “green card” en Miami, así que ellos se tuvieron que conformar con una visita relámpago a Canadá y yo consolarme almorzando en un bar de 75 años de edad media a las afueras de la W95. Inolvidable.

Nos toca bordear el Ontario por el sur, va a ser más largo pero merecela pena. Llegando a Buffalo (NY), la temperatura se fue al suelo, en 5 millas de 24º C a 7º C, parada rapidísima para abrigarse y repostada mágica en Barcelona, en el sur del lago Erie, otro de los grandes lagos que hacen tan próspero el norte del continente.

Entrada magistral en Pennsylvania y jornada prolongada para buscar otro Hampton Inn (ya no volveré a discutir nunca más) en Ashtabula, Ohio. Cena en el Waffle House (otra apuesta segura de mis agringados compañeros de viaje) y a descansar, porque nos quedan más de 400 millas hasta Chicago.

La última etapa no tiene mucho que contar salvo que pasamos varios estados, salimos de Ohio, entramos en Indiana, salimos a Michigan, volvimos a entrar en Indiana y finalmente Illinois por la deprimida ciudad de Gary. Antes, visita al Parque Nacional de las dunas de Indiana y circunvalación alternando las W20 y W12 de la gigante planta de ArcelorMittal en el sur del inmenso lago Michigan. Se siente Detroit, se siente el poder de la industria automotriz del estado de Michigan.

Nuestro destino estaba cerca. Countryside (IL) a las afueras de Chicago y la amable gente del CJ Wilson (www.cjwilsonbmw.com) nos esperaban para dejar las motos a buen recaudo. Toca cambio de neumáticos y poner rumbo a Calgary (Canadá).

Me considero un early adopter de las más variadas tecnologías, aunque tengo 3 “peros”. No quiero internet en los aviones, no quiero perder esas horas de desconexión que tan bien me hacen a la cabeza. No me gustan los cascos con bluetooth ni con conexión con otros cascos y creo que en moto se puede viajar con mapa. Llámenme retrogrado, pero creo que esos tres factores en el apartado clásico cambian el concepto de un viaje.

Navegando viajas, te fijas, desconectando disfrutas y hablas contigo mismo. La diferencia entre desplazarte y viajar está en los detalles.

ETAPA 4. CAMINOS DE LIBERTAD

Francisco Lavanchy: Hola, saludos desde las tierras de Buffalo Bill , desde el pueblo de Cody , descansando después de varios días de rodar por varios estados del norte Americano. Ayer recorrimos el Parque Nacional de Yellowstone y nuestra Caravana causó sensación entre los visitantes. Tuvimos la oportunidad de fotografiar muy de cerca, y al lado de nuestras GS, otra gran bestia, el bisonte. Mañana atacaremos Great Falls, nuestro último destino Americano antes de pasar a Canadá a nuestro destino final: Calgary. Las BMW GS espectaculares , y no puedo dejar de mencionar a Miguel Ángel y Topo, quienes aparte de su simpatía y cordialidad nos han hecho sentir seguros en la ruta . Abrazos.

Javier: Hoy ha sido el día de la libertad, no solo por el hecho de estar precisamente en la denominada tierra de la libertad, ni por ser el primer día en el que nos hemos permitido realizar libremente las paradas para las fotos y la convivencia, pero también por lo sobrecogedor que ha resultado recorrer la inmensidad de las praderas y planicies norteamericanas con su inmaculado orden disfrutando la estimulante compañía de los amigos con sus parejas y en la tranquilidad que ha provisto una esmerada organización. Todo ha permitido finalmente liberar el espíritu y disfrutar de una experiencia enriquecedora.

Francisco: No uso intercomunicador a propósito. Prefiero concentrarme dentro del casco en el ronronear del tubo de escape, los paisajes, los olores… Hoy nos fuimos adentrando en el alma americana. Pasamos por rutas que parecen gigantes campos de golf, almorzamos en un típico American Restaurant donde solo faltaba John Wayne, y acercándonos al norte Dakota hasta nieve encontramos. Hoy ha sido una ruta maravillosa y lo mejor montar la BMW R 1200GS Adventure, The Best Horse.

Rodrigo: La libertad total, recorrer la historia de USA, la conquista de los territorios, qué orden más admirable, qué cultura más admirable, qué fuerza la presencia de Dios en esta gente. Qué maravillosa mi mujer.

Miguel Ángel Cuervo Valcárcel: Realmente ha sido una etapa complicada, no solamente porque los informativos advertían de huracanes de fuerza 5 en sus noticiarios en nuestra dirección y porque hacía 110 años que no se producía una nevada de tal intensidad en esta época donde teníamos pensado pernoctar, Rapid City, sino también porque salíamos de un hotel de Sioux City al que le faltaba la fachada y parte de la cubierta con los canalones, y el intenso frío nos hacia tener “la mosca tras la oreja”. Fuertes vientos laterales, nieve, obras en la 90, inmensos camiones persiguiéndote que recuerdan la película de “Demonio en la carretera” (no recuerdo si es así) y muchos vehículos varados en la mediana y laterales de esta misma carretera nos han hecho temer y sufrir consecuencias que gracias, oh my God, y la pericia y experiencia de nuestros aguerridos aventureros chilenos y sus mujeres hemos esquivado satisfactoriamente y hemos podido imaginar los grandes prados de Badlands National Park llenos de Totamkas (bisontes ) con una preciosa capa de nieve. Una pregunta me ronda la cabeza: ¿por qué todos los huracanes, tornados y eventos climatológicos extremos tienen nombre de mujer?

ETAPA 5. ALTA TENSION Y AMISTAD

Viajando por Yukón y Alaska cada día es una aventura, y en las últimas jornadas una aventura de alta tensión. Los paisajes espectaculares, los bosques infinitos y las distancias inacabables son una constante en esta etapa por Canadá y Alaska. El buen tiempo nos permite disfrutar aun más de esta fascinante naturaleza, y cuando decimos buen clima, decimos temperatura perfecta para rodar entre 19 y 24 grados centígrados.

La ropa de abrigo y los forros no han salido de la maleta y el traje de agua en una sola ocasión con una tormenta de apenas media hora. El equipo dirigido por Javier Martínez Peón iba, como se suele decir, a pedir de boca, cumpliendo cada día los objetivos marcados y avanzando rumbo a Anchorage.

Nada hacia prever un momento de alta tensión como el que vivimos al poco de salir de la última población de British Columbia. Una salida de la carretera de Jorge acabó con piloto y moto tirados en una mala caída. Momentos para conservar la calma y actuar con diligencia y sin nervios. Afortunadamente, Jorge no presentaba signos de gravedad y tras los primeros minutos de incertidumbre y tensión comprobamos que un dedo pulgar roto, un golpe en el hombro y magulladuras varias no eran daños demasiado importantes, sobre todo teniendo en cuenta la violencia de la caída. El vehículo de asistencia, nuestro estimado “carruleto”, recogió al accidentado y a la moto que había quedado bastante tocada por su parte superior, manillar mandos, pantalla etc.

En el primer hospital en el pequeño pueblo de Dease Lake (aquí todos los pueblos son pequeños) le hicieron una revisión exhaustiva y los médicos determinaron para tranquilidad de todos que las lesiones, aunque no eran graves, sí que deberían de ser bien revisadas en España a cargo de especialistas. Jorge debería regresar. Con el brazo en cabestrillo y la mano vendada recorrimos los 300 km que nos separaban de Dawson Lake, un pueblo un poco más grande, ya sobre la Alaska Highway, famoso por sus carteles de viajeros de todo el mundo que dejan aquí su huella camino del estado más noroccidental de América.

La organización resolvió la evacuación de Jorge gracias a la asistencia del seguro Europe Assitance que respondió de inmediato y muy eficazmente. Este seguro incluido en la inscripción de América Tour BMW y gestionado por Sure Service, nuestra correduría de seguros, es nuestro ángel de la guarda, y ahí está siempre para ayudarnos en estos momentos tan críticos. Jorge volaría repatriado desde White Horse, capital del estado de Yukón.

Ahora tendríamos que resolver la reparación de la moto. Empezamos a mover los contactos a ambos lados del Atlántico. En España, nuestro concesionario de confianza Movilnorte y en Alaska Shop of Motorcycles. Goyo desde Majadahonda (Madrid) nos informó de inmediato que la disponibilidad de piezas en España no cubría la totalidad de las necesarias para dejar la moto lista para el siguiente equipo. Cristina, la médico de la organización que nos relevaría en esa etapa, debería traerlas en su equipaje de mano, pero las piezas no llegarían a tiempo, pues el sistema global de recambios BMW indicaba un plazo de entrega demasiado largo para algunos componentes vitales.

No había tiempo. La tensión volvía a crecer y la mañana en White Horse entre whatsapp con España , Alaska y Buenos Aires fue de esas de nervios forzosamente contenidos. El concesionario de Alaska haría todo lo necesario para que pudiéramos tener la moto en condiciones, pero tampoco disponían de las piezas imprescindibles. No podríamos conseguir que la moto estuviera lista para el siguiente equipo. Le avanzamos la noticia al road leader de la etapa siguiente, la nº 6. Javier Urbón, que de inmediato nos dijo: “No te preocupes Gustavo, yo desmonto mi moto y me llevo lo necesario. Lo más importante es que Jorge este bien”. Ni me acordaba que Javier tenía una moto idéntica, ni se me hubiera ocurrido pedírselo, pero Javier, que es de ese puñado de amigos con los que yo no dudaría en irme al cualquier rincón del globo, sin preguntar cómo ni por dónde, nos dio la solución de inmediato. Volvíamos a poder respirar con más calma. El siguiente equipo debería poder salir en fecha con las cuatro motos en condiciones.

Todo esto ha sucedido en apenas dos días y mientras lo escribo en Skagway (Alaska ) vuelvo a comprobar que el espíritu que mueve a todos los participantes en este gran proyecto panamericano será capaz de superar todos los inconvenientes.

Skagway está en el fondo del fiordo donde los buscadores de oro llegaron a Alaska para adentrarse en la provincia de Yukón en pos del preciado metal. El principio de la gran aventura de miles de hombres que persiguieron un sueño, un rincón de Alaska de una fascinante belleza.

Mañana disfrutaremos de una travesía en ferry por el fiordo en la ruta hacia Haynes y sobre todo del relax que proporciona contar con buenos amigos en la vieja Europa y la nueva América.

Casi 5.000 km por Canadá y Alaska sumamos a la memoria de America Tour BMW. El equipo compuesto por Javier, José Manuel y Paco finalizaron en Anchorage la quinta etapa. Jorge, el cuarto componente del equipo de La Rioja tuvo un percance y tuvo que regresar a España.

Resulta muy difícil, o mejor dicho imposible resumir lo que hemos visto y vivido durante estos días. La naturaleza del occidente canadiense con las provincias de Alberta, Bristish Columbia y Yukón serían más que suficientes para que, casi cualquier ruta por este territorio, fuera considerada del máximo nivel. Pero, además, está el estado norteamericano de Alaska, también con su desbordante naturaleza y hasta la montaña más alta de Norteamérica, el Mackinley (6194 m ).

Hemos tenido suerte, mucha suerte con el clima. Una sola mañana nublada y fría y una sola tormenta, de media hora, el resto sol y calor, manga corta hasta las 11 de la noche (con luz de día aún) y temperatura perfecta para rodar durante todas las jornadas. La primavera con sus múltiples colores y las nieves cubriendo las cimas de las montañas nos ofrecieron paisajes de postal. Alaska, del tamaño de 3,5 veces España y poco más de 700.000 habitantes, es llamada por los norteamericanos “la última frontera”. Nombre evocador de aventuras y desafíos, pero también literalmente cierto, pues fue en el año 1959 cuando entró a formar parte de pleno derecho de los Estados Unidos de Norteamérica como su Estado número 49, el más grande en territorio.

En unos días, el 4 de Junio, tras revisar todas las motos y el vehículo de asistencia y calzarlas con neumáticos nuevos Pirelli Scorpion Trail II, de los que ya podemos adelantar un excelente comportamiento y durabilidad, partirá el siguiente equipo, denominado Gatillo de Castilla y León. Nosotros acabamos de subir hacia el norte, ellos iniciaran el camino del Sur. La etapa 6 buscará Seattle y seis meses más tarde, en la primavera austral, llegaremos si todo va según lo previsto a Ushuaia, en el extremo sur. De primavera a primavera, a lo largo de de 15 etapas y más de 50.000 km.

ETAPA 6º POR LAS PISTAS DE ALASKA

El equipo Gatillo viajó ya con rumbo sur camino de Seattle. Desde el inicio de su etapa en Anchorage han recorrido ya más de 5.000 km, incluidos 1.000 de pistas de grava y barro. En su bitácora de viaje lugares míticos como el Circulo Polar Ártico, punto más septentrional del viaje América2, Dawson City, la capital del oro de Yukón, la pista llamada Top of the world, White Horse, Skagway, Steward, glaciares, bosques, montañas… toda la naturaleza de Alaska y Canadá ha descubierto sus espectaculares encantos a los viajeros. También han registrado la jornada más larga en kilometraje de esta vuelta a todas las Américas: 1.058 km en un solo día.

Javier: Otra aventura fascinante “a la buchaca”, otro sueño de infancia conseguido. Alaska grandiosa, salvaje, insólita, aventurera, salmones, osos, fiordos, glaciares… un espectáculo lo vivido junto a mis compañeros del Team Gatillo. Sin ellos no hubiera sido la experiencia tan bonita. Gracias amigos.

Han sido 14 días de risas, de disfrutar montando en la súper-fiable BMW R 1200 GS Adventure por esos parajes de ensueño, pero aún con todo, me quedo especialmente con el cariño mostrado por la Organización. Cristina y el “pequeñín” Emilio, que han sido unos miembros más de los gatillos. Ellos nos han ayudado a llegar a lo más al norte de este proyecto América2 y a conseguir, de momento, haber realizado la jornada diaria más larga con 1.058 km, en una etapa digna de enmarcar por sus paisajes y su trazados de curvas. Seguro que no se nos olvidara nunca.

Gracias amigo Gustavo por dejarnos poner nuestro granito de arena en este proyecto, que seguro será un éxito por el cariño y empeño que ponéis. Dejará huella América2, seguro. Hasta pronto “carruleto” inseparable, hasta siempre bella Canadá.

Paco, Christophe, Gerardo, Cristina, gran Emilio…¡nos vemos pronto en los muchos viajes que han surgido en este pedazo de viaje!

Christophe: Un viaje alucinante, bosques enormes, glaciares, lagos, cascadas, nieve, pueblos auténticos, toda clase de animales, osos, castores, bisontes, alces, focas… Nunca pude imaginar que de noche pudiera haber luz. Me costó mucho entenderme con los americanos, sobre todo en Alaska, pero no importó. Eran muy serviciales y amables. Un viaje inolvidable con una compañía inmejorable (aquí incluimos a Emilio y Cristina) y no nos olvidemos de las motos, que no solo se han portado de maravilla, también son las ideales para este tipo de viajes. El viaje de mi vida. Gracias por hacer que mis sueños se vuelvan realidad.

Juan Francisco: Este viaje ha sido espectacular. Un poco más largo de lo que estoy acostumbrado, pero no ha sido un problema. Alaska es impresionante, interminables bosques y unos paisajes salvajes donde los inviernos deben ser especialmente duros. Las carreteras pocas y cuidadas, ya que en esta parte del año están prácticamente en obras todas. La GS se mueve como pez en el agua en estas carreteras a falta de pavimentar. Qué bien la gran autonomía, porque las gasolineras están muy distanciadas y esa autonomía transmite tranquilidad. Es una devoradora de kilómetros.

Los neumáticos han ido bien en general. Yo no sé si la duración es la correcta o no. Las condiciones en las que han rodado creo que tampoco son las habituales (muchas pistas, carreteras en obras, asfaltos rugosos, muchos kilómetros seguidos a ritmo elevado...). También hay que añadir que no sé si la presión era la correcta. La unidad de medida de presión de los neumáticos (libras por pulgada cuadrada) no es la que manejamos habitualmente (kg por centímetro cuadrado). Entendemos que en el concesionario las dejarían con la presión adecuada… La verdad es que mañana llegamos “en los alambres”, como se suele decir.

ETAPA 7ª RUMBO SUR DE SEATTLE A SAN FRANCISCO

El equipo argentino denominado “Los Chinos” ha llegado a San Francisco tras realizar una ruta de más de 4.000 km que ha pasado por lugares míticos del Oeste de los Estados Unidos de Norteamérica: el parque nacional de Yelowstone, ya visitado en la etapa número 4 por el equipo chileno, el Lago Tahoe y Reno, con altas temperaturas y, por último los paisajes, carreteras y pueblos mas representativos de California del norte. El siguiente equipo, también compuesto por cuatro pilotos argentinos, continuará viaje hasta Los Ángeles

Si quieres seguir toda la información de estos viajes, visita www.americatourbmw.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
anteriorsiguiente

Concentraciones

Gas Biker Extreme Challenge
Así fue la Gas Biker Extreme Challenge

Así fue la Gas Biker Extreme Challenge

Entre los días 3 y 4 de noviembre ha tenido lugar la GAS BIKER EXTREME CHALLENGE, una prueba de...

XXVIII Memorial MotoRocío 2017

XXVIII Memorial MotoRocío 2017

La Asociación Amigos de MotoRocío celebrará Ia XXVIII edición del Memorial MotoRocío el sábado día...

La Montesada volvió a celebrarse por todo lo alto

La Montesada volvió a celebrarse por todo lo alto

Miles de apasionados de la marca y aficionados al motociclismo en general pudieron disfrutar de un...

Las mejores concentraciones del mes de noviembre

Las mejores concentraciones del mes de noviembre

El recién estrenado mes de noviembre nos trae una serie de reuniones moteras con las que poder...

Gran éxito de la Retro-Alcalá

Gran éxito de la Retro-Alcalá

Merecía la pena asistir a la feria celebrada en el pasado fin de semana en Alcalá que, bajo el...

Carreras con significado

Carreras con significado

Cada competición tiene un sentido. El desafío, la emoción, el espectáculo... Pero a veces, a todo...


Firmas y blogs


CIERRA DERBI
CIERRA DERBI

CIERRA DERBI

Dos palabras: Cierra Derbi. Así de simple. Dos palabras para finiquitar algo tan grande como una...

El beso de Ángel Nieto

El beso de Ángel Nieto

La relación de Enrique Hernández-Luike con Ángel Nieto se remonta a los principios de la carrera...

Amor a plazos

Amor a plazos

Hoy publicamos unos de los poemas de Enrique Hernández-Luike, presidente del grupo Luike, con la...

Honda Africa Twin CRF 1000 L

Honda Africa Twin
Honda Africa Twin Travel Edition: aprovéchate

Honda Africa Twin Travel Edition: aprovéchate

Una espectacular regalo hace que la Honda Africa Twin sea todavía más interesante para los amantes...

Prueba Honda Africa Twin ABS: darwintrailismo

Prueba Honda Africa Twin ABS: darwintrailismo

Si Charles Darwin hubiese descubierto la nueva Honda Africa Twin, habría llegado mucho antes y más...

Honda África Twin: los rivales

Honda África Twin: los rivales

Hay muchas maxitrail en el mercado, pero si nos referimos a las diseñadas para resultar realmente...

Honda Africa Twin ABS: cómo es

Honda Africa Twin ABS: cómo es

Ha sido uno de los modelos más añorados durante los últimos años en el catálogo Honda. Así es la...

Trail

Vídeo Prueba de la nueva BMW G 310 GS

Después de haberos enseñado la prueba escrita de la BMW G 310 GS, ahora os traemos nuestra Vídeo...

Neumáticos M+S de moto trail: buenas noticias

Neumáticos M+S de moto trail: buenas noticias

Las motos de Trail, un invento de Yamaha con su XT500 de 1979, al que sucedió un año después la...

¿Por qué están de moda las maxitrail en 2017?

¿Por qué están de moda las maxitrail en 2017?

Las grandes trail son modelos de referencia durante los últimos años. La senda marcada por BMW con...

Antonio Gimeno, nuevo embajador de la Escuela Maxi Trail Montealegre

Antonio Gimeno, nuevo embajador de la Escuela Maxi Trail Montealegre

El piloto español, que consiguió terminar el Dakar 2017 en el puesto 23, estará presente en los...