Suzuki SV650 S La heredera de la Suzuki Gladius

Prueba Suzuki SV 650: inteligencia artificial

Comentar Publicado el jueves 29 de septiembre de 2016
Prueba Suzuki SV 650: inteligencia artificial

Cuando casi todo está inventado, valores como el prestigio de unas siglas labradas con el paso del tiempo cobran una importancia vital. ¿Quién no recuerda las míticas Suzuki SV 650? Se acabó recordar.

Dí con ella de sopetón, sin cita previa. Fue en el pasado Salón de Milán EICMA 2015, durante la presentación de los nuevos modelos de Suzuki para la temporada 2016. Todos estábamos expectantes ante el anuncio de la hiperdeportiva GSX-RR de turno, que al final resultó ser un prototipo que nos hará esperar un año más hasta el próximo noviembre. No podíamos imaginar que la verdadera protagonista del año para la marca de la "big S" estaba en el otro extremo del stand, todavía tapada con una lona a salvo de miradas inoportunas.

Era el relevo de la controvertida Gladius, una moto que ha dado muy buenos resultados a Suzuki, pero que nunca ha explotado como otras series superventas de la marca como las Bandit o GSR. Unas líneas demasiado diferentes a todas sus rivales la convertían en el típico modelo que odias o adoras, para algunos demasiado femenina, en cualquier caso consideraciones estéticas que quedaban en un segundo plano en cuanto apretabas su botón de arranque y soltabas la maneta de embrague. Entonces te sientes abducido por el espíritu bicilíndrico de Suzuki, sinónimo de mitos como SV y V-Strom, y materializado en una combinación de carácter deportivo y suavidad sin par.



El concepto SV se ha reinventado a sí mismo
. Quedó relegado a los libros de historia cuando cedió el testigo a la Gladius, habiendo antes donado sus órganos a la extraordinaria trail V-Strom 650, y ahora vuelve a la actualidad con las mismas credenciales que hicieron de ella una moto de referencia. Aún con más sentido, ya que se hace fuerte en el, para ella, nuevo segmento del carnet A2. Porque pocos modelos se me ocurren más indicados para adentrarse en la conducción de una moto de media cilindrada como la nueva Suzuki SV 650.


El origen de la SV 650 data de 1999 y se mantuvo en catálogo hasta 2012. La "Sport V-Twin" pronto cosechó fama en toda Europa y EE.UU., dividiéndose poco más tarde la gama con una versión semicarenada SV 650 S. Recuperar términos del pasado se valora al alza en el mercado actual, sobre todo entre los modelos Vintage. La SV650 no entra de lleno en este terreno, pero cuando la miras a los ojos... o al ojo de su único faro, tienes las sensación de que la conoces desde hace años. Vintage no, ¿quizá "neo-modern-classic?

Cómo es la Suzuki SV 650

La serie SV se puede sumar a la lista de megaéxitos históricos de Suzuki sin ningún pudor, un elenco formado por familias como las GSX-R, Bandit, DR o RM.



En el pasado se comercializó en versiones 650 o 1000, siempre con configuración de motor de dos cilindros en V a 90º. Este propulsor se puede considerar el más icónico en esta estructura entre los modelos japoneses, al nivel de cierta legenda italiana de Borgo Panigale... Ofrece una potencia máxima de 76 CV y propone un total de hasta 60 piezas internas modificadas respecto a la Gladius, a las que hay sumar cerca de 70 evoluciones en la parte ciclo que incrementan el número novedades hasta casi los 140 componentes. El peso se reduce 8 kg y añade ABS como es de rigor para encuadrarse como modelo Euro 4, una unidad antibloqueo firmada por Nissin. Por otro lado, un asiento a solo 785 mm del suelo o detalles como un "asistente de bajas revoluciones" para ayudar al piloto a salir y circular a baja vueltas muestra su carácter para todos los públicos, también el femenino. En este mismo sentido de máxima sencillez encontramos el novedoso sistema "Suzuki Easy Start", con el que basta con tocar el botón de puesta en marcha, sin necesidad de mantenerlo presionado, para que el motor de arranque gire hasta la puesta en marcha del motor. Él solo se desconecta tras el arranque o cierto tiempo sin conseguirlo. El amortiguador trasero es regulable en precarga de muelle en siete posiciones. El recorrido de la horquilla se eleva a 125 mm y el del monoamortiguador 63 mm. Por el momento, no se ha declarado el lanzamiento de una versión semicarenada S como antaño. El depósito mantiene los 14,5 l. de capacidad de la Gladius, pero su anchura se reduce en 64,5 mm. Por su parte, el cuadro es una unidad digital de nuevo diseño. Permite ajustar el brillo e incluye información de consumos y autonomía, así como marcha engranada. Su peso es de solo 195 kg. También muestra el nivel máximo de rpm alcanzado.







Cómo va la Suzuki SV 650

Me ocurrió el día que la descubrí y me sigue ocurriendo cada vez que me planto ante ella cara a cara. Es como reencontrarte con una vieja amiga con la que sabes que siempre vas a pasar buenos momentos. El faro clásico sigue siendo un sello de la casa, con una reseña actual de la mano de un derivabrisas que oficia a la vez de cubierta de la instrumentación. En este tren delantero se podría haber exigido algo más de personalidad propia para adaptarla a los nuevos tiempos, pero ya sabes que para gustos, los colores. Sus ingenieros afirman que incluye hasta 140 piezas desarrolladas exclusivamente para ellas respecto a evoluciones previas de Suzuki, pero quizá podían haber puesto más énfasis alrededor del faro. ¿Habrán pensado que Triumph se equivocó cambiando los suyos redondos de la Speed Triple por los actuales ovalados? Los ingleses mantienen los originales como opción... perfecta idea para los más nostálgicos.



Detrás sí se ha trabajado en profundidad con un colín de imagen muy deportiva y un asiento que se aparta de la división en dos del modelo original. Es muy amplio para el piloto y te sentirás de inmediato en casa. Su estrecho manillar resulta muy cómodo y dibuja una ergonomía natural junto con unas estriberas retrasadas en su justa medida para facilitar una conducción polivalente.

Para el pasajero también es muy confortable, aunque carece de gomas en las estriberas o de las asas que sí tenían la SV de entonces. Incluso de la clásica, pero poco práctica, tira trasversal. Con 1,70 m de altura, el piloto puede llegar al suelo con ambos pies plantados. Las influencias de otros modelos Suzuki sirven para poner el toque más "modern" en su concepto "classic". El faro trasero, una vez accionados los frenos, recuerdan los presentes en la añorada GSR 600 y el escape es de clara inspiración GSR 750.



Los acabados se aprecian con calidad, por encima de lo habitual en otros modelos Suzuki de media cilindrada.
Por ejemplo, el logotipo del depósito es digno de una moto de alta gama. Lástima la ausencia de caballete central. La instrumentación 100% digital ofrece mucha información. Queda muy bien distribuida y resulta muy clara, con detalles importantes para tu conducción como indicador de marcha y kilómetros por recorrer bien reflejados. Sin duda, un modelo a seguir en cuanto a efectividad. Y todos los mandos son de un accionamiento correcto. Quizá el cambio no esté a la altura estelar de otros modelos Suzuki por un accionamiento de la palanca que no alcanza la suavidad extrema a la que nos tienen acostumbrados en Hammamatsu, pero sin tacha en cuanto a precisión.

Como verás, todas las primeras impresiones inciden en una óptima facilidad. Pero si creías que en marcha ibas a obtener conclusiones diferentes, olvídalo. Las dosis de sencillez válidas tanto para ciudad como para carretera, se extienden por todo su ser. Para muestra, un botón. El novedoso "asistente a bajas revoluciones" que introduce la nueva Suzuki SV 650 ayuda al piloto cuando rueda a baja velocidad, un detalle muy a tener en cuenta en conducción ciudadana. El sistema activa un circuito secundario en la inyección que hace que el motor suba ligeramente de vueltas para una conducción más suave. De este modo, puedes salir de un semáforo sin tocar el puño del acelerador, solo regulando tu acción sobre el embrague, sin trampa ni cartón. Solo en motos de gran cilindrada o en coches diésel puedes encontrar un efecto similar. No hay la más mínima duda en la transmisión, solo suavidad a raudales y la sensación de que la SV te ayuda de verdad a conducir.



El chasis tubular de acero deriva del empleado en la Gladius, no es el sistema de vigas de aluminio de las SV originales. Junto con el motor V-Twin, compone la faceta más italiana de esta japonesa. La manejabilidad es notable, con una agilidad menor de lo que parece indicar la estrechez de su conjunto, aunque, en cambio, la estabilidad en curvas es sobresaliente. La distancia libre al suelo es más que suficientes parar extraer lo mejor de sus Dunlop Sportmax de serie, unos neumáticos que declaran la faceta más dinámica de la SV.

Pero es el motor el auténtico corazón, valga la redundancia, de la SV 650. Su sonido ronco está muy bien atenuado para no resultar estruendoso sin perder carácter. Exhibe un equilibrio antológico y es más que difícil encontrarle algún defecto. Sale perfectamente desde 2.000 rpm, sin apenas el sonido metálico de otros bicilíndricos entorno a esta cilindrada a estos regímenes como una Ducati Monster o una Kawasaki ER-6n. Se aprecia contundente en bajos, más que una Yamaha MT-07, y solícito en altos, aunque ya menos que su rival nipona.

El escalonamiento del cambio dibuja un incremento de 20 km/h cada ascenso de 1.000 rpm en el tacómetro. Así, a 5.000 rpm circulas a 130 km/h, a 6.000 rpm a 150 km/h y a 7.000 rpm a 170 km/h. La línea roja se sitúa a 10.000 rpm, en territorio indómito para una naked. Aparecen pequeñas vibraciones a partir de 6.000 rpm, solo molestas porque interceden en la visibilidad de los retrovisores. Puedes rodar de forma confortable, sin viento, entre 140 km/h y 150 km/h, ahora bien, con todos los mosquitos "puestos" cuando llegues a tu destino.



Cuarta y quinta son deliciosas por el empuje que ofrecen a cualquier régimen. La respuesta de gas es inmediata pero sin brusquedad ni siquiera abajo del todo. Lo dicho, más fácil imposible en ciudad o en carretera.

Los frenos son excelentes en todos sus parámetros, un conjunto que raya a la misma altura que unas suspensiones de reglaje perfecto, sobre todo la horquilla. En absoluto echas de menos una unidad invertida que solo serviría para reducir su ángulo de giro. Curiosamente, solo la maneta de freno es regulable en distancia al puño.

Por su pasmosa facilidad de conducción es una moto idónea para los que se estrenan con el carné A2. Por las cualidades de su motor y sus componentes de parte ciclo, divierte hasta los pilotos más expertos. Por imagen, logra un sorprendente equilibrio entre el pasado, presente y futuro. Por todo a la vez, no podemos más que agradecer a Suzuki que recupere una de sus leyendas más recientes.

LO MEJOR

  • Suavidad de motor
  • Instrumentación
  • Posición de conducción

MEJORARÍA CON

  • Mejor visión por los retrovisores
  • Asas para el pasajero
  • Caballete central

ASÍ LA VEMOS

En carretera: 4
En ciudad: 5
Pasajero: 3
Confort: 4
Equipamiento: 3
Autovía: 3

La puntuación media en los distintos terrenos por donde circularás con la Suzuki SV 650 es muy elevada. La nota máxima la obtiene en la ciudad. Gracias a su facilidad de uso, sobre todo por su respuesta de motor a cualquier régimen y la ayuda del asistente de salidas, la urbe se convierte en un disfrute real. En carretera es divertida y, sobre todo, útil para adentrarse en el manejo de motos con cilindrada y prestaciones ya muy respetables. De nuevo su propulsor es el principal protagonista, bien acompañado de un chasis y componentes de ciclo para descubrir nuevas sensaciones, también en conducción deportiva, con un empuje y un accionamiento de horquilla que te permitirá seguir ritmos endiablados. El acompañante también es bienvenido, aunque adolece de puntos donde sujetarse excepto a la cintura del piloto. Irá sentado cómodamente, al igual que el piloto, quien se beneficia de una ergonomía muy práctica para cualquier circunstancia. Solo en autovía recibe las lógicas limitaciones de toda moto naked, aunque aún así tendrás que estar atento a la presencia de radares porque supera los límites establecidos sin ningún esfuerzo.



0

Scooter 125

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado
Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Uno de los aspectos que más interesa a la hora de comprar un scooter nuevo de 125 cc es su...

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

Conducir un scooter en invierno no es siempre agradable, sobre todo por dos razones: llueve y hace...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

La velocidad máxima de un scooter de 125 cc es un aspecto muy importante para decidir la compra de...

Subasta de scooter 125 desde 150 €

Subasta de scooter 125 desde 150 €

La web especializada en subastas Escrapalia tiene abierto el plazo para pujar por más de 50 lotes...

Novedades

DUCATI MULTISTRADA 1260: cuarta generación

En 2017 se cumplen diez años del lanzamiento de la primera edición Ducati Multistrada 1200. Para...

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot sigue adelante con su evolución como marca centrada en la movilidad eléctrica y su próximo...

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor irrumpe en el mercado con modernos modelos de 125cc y 250cc de diseño propio para diversos...

Thor 130 Evo, el nuevo motor de Polini

Thor 130 Evo, el nuevo motor de Polini

La marca italiana de componentes para moto nos presenta un nuevo motor, bautizado como Thor 130...

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Suzuki.
Precios del Suzuki con ficha técnica y equipamiento completo.