Historia de Vyrus: regreso al futuro

Comentar Publicado el viernes 17 de noviembre de 2017
Historia de Vyrus: regreso al futuro

La Bimota Tesi es uno de los modelos más míticos de la historia de las motos de serie. La Virys retoma esta leyenda y la pone a tu disposición a un precio de casi 40.000 €.

Ascario Rodorigo es un ingeniero de 54 años nacido en Rimini (Italia) que ha vivido y trabajado toda su vida en la Riviera Adriática, uno de los epicentro de la industria de la moto en Italia. En 1983, con solo 20 años, entró a trabajar en la fábrica de Bimota junto con uno de sus co-fundadores, el emblemático Massimo Tamburini, quien abandonó la marca poco después dando lugar a una de las numerosas crisis financieras que ha sufrido Bimota hasta hoy día. Su puesto lo recogió Federico Martini, quien impulsó la firma con los diseños basados en motores Ducati como la exitosa DB1.

El primer prototipo Tesi fue presentado por primera vez poco después de que Martini se uniera a Bimota en 1983. Se trataba de un diseño basado en una suspensión delantera alternativa con un buje central que constituyó la base de la tesis doctoral (de ahí su denominación) en la Universidad de Bolonia realizada por su ayudante Pierluigi Marconi. En su primera aprición en público, en el Salón de Milán de aquel mismo año, portaba un motor V4 de origen honda VF 400. Sobre aquella Tesi 1 se cubrieron los primeros kilómetros de prueba en carreteras abiertas y fue sustituida en 1085 por la Tesi 2, ya equipada con un motor Honda V4 de 750 cc totalmente de carreras comprado directamente a HRC. Más tarde se transformó en 1989 en la Tesi YB con motor de Yamaha FZ 750, la primera Tesi con motor de cuatro cilindros en línea.



El proyecto Tesi alcanzó por fin la producción en serie con un motor V-Twin desmoquattro Ducati en 1991. Para entonces, Ascanio ya había dejado Bimota. "Aprendí mucho construyendo motos para calle en Bimota, pero era demasiado monótono y aburrido, así que lo dejé", admite Ascanio, quien en 1985 abrió su propia empresa de ingeniería bajo el nombre ARP en las afueras de Rimini. Se especializó en la construcción de componentes especiales para diferentes chasis de motos deportivas. "Mi pasión siempre había sido construir prototipos", afirma. "Nuestro equipo en ARP era muy flexible, y podíamos trabajar rápido. Éramos como un ratón en comparación con un elefante si hablamos de una compañía grande en cuanto al proceso de desarrollo. Trabajé con las Tesi de algunos clientes, aunque tanto nosotros como la propia Bimota sufrimos problemas que hasta creímos imposibles de resolver. No obstante, yo tenía un amigo australiano, llamado Matthew Casey, que trabajó en Bimota en los 90. Tenía cuatro Tesi y siempre me empujó para construir una Tesi de la forma que yo quería. Así que en septiembre de 2002 le tomé la palabra y empecé con el proyecto Vyrus".

Cómo nació el nombre de Vyrus

El nombre parece un poco negativo, así de entrada. "Construí una moto de calle con este sistema de suspensión delantera alternativa para el Saló de Padua, la meca de los preparadores especiales aquí en Italia", explica Ascanio. "Era todo un reto terminarla a tiempo, y trabajamos día y noche para lograrlo. Una noche, a las tres de la mañana, me estaba lavando las manos de la resina que utilizaba para diseñar las fibras, porque no teníamos programas de 3D. Todo lo hacíamos a mano, con dibujos y a ojo. Mi amigo Mauro me ayudaba por la noche y tenía su propio trabajo por el día, y no hacía más que decirme que me fuera a la cama. ¡También él debía hacerlo! Pero yo quería terminar el carenado aquella noche y entonces fue cuando me di cuenta que no teníamos nombre para la moto. Mauro me dijo que deberíamos llamarla Vyrus, porque realmente debíamos haber cogido un virus para estar todavía trabajando a esas horas de la noche. Y cambiamos la "i" por la "y" para diferenciarla de los virus que puede coger tu ordenador o tu cuerpo. ¡Éste era un virus de metal!".



La primera Vyrus C1 984 debutó en el Salón de Padua en enero de 2003, equipada con un motor desmodue de Ducati. Esta denominación se refiera a la cilindrada del propulsor. A Ascanio le cogió por sorpresa la acogida de este prototipo. "Recibimos docenas de peticiones y no estábamos preparados para fabricarlas. Nuestra intención era realizar pequeñas series de forma artesanal. Lo primero que debíamos hacer era homologarla para circular por la calle. Me encantaba pensar que podíamos fabricar la moto de calle más ligera de dos cilindros que se podía comprar".

Tras un intenso proceso de desarrollo en circuito, durante el cual la Vyrus 984 alcanzó resultados de primera fila en el Campeonato europeo de ProTwins en manos de Gianluca Villa (sobrino del cuatro veces campeón del mundo Walter Villa), la primera Vyrus C2 2V de calle se homologó. Ofrecía 77 CV para un peso de 154 kg y se han fabricado 150 unidades hasta hoy.



De motores italianos a japoneses

Además de esta serie, se han producido 25 ejemplares de Bimota Tesi 2D que Ascanio contrató en 2004 gracias a su relación con la marca. Pero se trataba de un simple trabajo de ensamblaje. Ascani no intervino en el desarrollo de la Tesi 2D y su Vyrus 984 C2 comparte solo un diseño similar debido a que comparten motor Ducati y solución de suspensión frontal alternativa, ya que sus geometrías son sustancialmente diferentes, así como numerosos detalles de ingeniería muy diferentes.

Rodorigo se dispuso entonces a crear la Vyrus 985 C3 4V propulsada con motor Ducati Testastretta de 999 cc, como versión evolucionada de la Tesi 1D que Bimota lanzó diez años antes y que inspiró este proyecto. Los trabajos comenzaron en 2004. "Solo éramos cinco personas y la demanda de la 984 fue muy elevada, así que no teníamos tiempo para desarrollar el nuevo modelo", se queja Ascanio. La primera 985 se mostró a comienos de 2007. Se vendió a un cliente ruso y la segunda unidad acabó en el Museo Barber de Alabama (EE.UU.) para exponerse al lado de la Bimota Tesi de Superbike. Desde entonces, cerca de 100 unidades más de Vyrus 985 C3 4V de calle se han construido sobre las sucesivas evoluciones de motores Testastretta, incluyendo una enviada a Australia con un motor Ducati 749 R Supersport oficial.

En 2009 llegó la Vyrus 987 C3, con el motor 1098 R que daba 184 CV para una moto con un peso de 155 kg (sin gasolina pero con el resto de líquidos) y 211 CV con sobrealimentación, lo que sumaba 7 kg extra. Y ahora llega la última versión Vyrus, propulsada con un motor Honda CBR 600 RR, denominada Vyrus 986 M2, una moto de carreras con luces, la primera Vyrus con motor japonés. Este modelo incluso ha corrido en el CEV Moto2 con Bradley Ray como piloto, una de las jóvenes promesas del British Superbike.



0