Ahórrate un disgusto 

Cómo comprar una moto de segunda mano y acertar

20.10.2017 | 11:30
Cómo comprar una moto de segunda mano y acertar

¿Te planteas cambiar de moto y comprarte una de segunda mano?. La respuesta suele ser sí, pero te da miedo meterte en el lío que representan las motos de segunda mano. Hay casos "malos", pero no te pasará a ti si sigues estos consejos.

Que sí, que todos conocemos un caso de un amigo de un amigo que se compró una y reventó a los diez minutos o incluso en algún caso nos habrá pasado a nosotros mismos. Pero no tienes más que ver las estadísticas de ventas: en España, en 2016 se han vendido más de 154.000 motos nuevas, pero se han transferido más de 314.000.

Es lógico, la oferta es grande, las motos actuales (también las de hace cinco años) son fiables y la gente que cambia, en muchos casos, es porque quiere otra, no por averías o desgastes. Y aún en el caso de una moto que se venda por esos motivos, puede ser una interesante opción de compra si lo haces a su precio justo para después repararla tú y asegurarte de cómo está esa moto.

Pero también hay casos "malos". La estafa y el engaño puede ser una solución para algunos impresentables que les da igual meterse en problemas vendiendo una moto en mal estado a sabiendas. Para evitarlo en la medida de lo posible será bueno tener claro algunos puntos y consejos que te damos.

¿Tienda o particular? Ventajas e inconvenientes



- Una tienda seguirá donde estaba si tienes que reclamar. Un particular es más fácil que desaparezca.

- La tienda está obligada a darte garantía. Con un particular puedes negociarla y comprar una de las que ofrecen las compañías de seguros mecánicos.

- Es más barato, generalmente, comprar a un particular: no hay un margen comercial y unos costes que asumir. Pero no siempre es así, hay gente que valora en mucho su moto.

- Documentaciones: la tienda tiene claro la documentación necesaria para transferir sin problemas. En un particular serás tú quien tiene que tenerlo claro.

- Probar la moto: una tienda es casi imposible que te deje probarla. Con un particular puede ser más fácil, pero no todos acceden por los robos que ha habido por este sistema.

- Un particular "serio" puede contarte con detalle cómo ha sido la vida y el uso de la moto. En la tienda no la conocen. También lo tiene más difícil para hacer "trampas" con los cuentakilómetros o similares. Pero no es imposible.

Las garantías mecánicas

- Sé consciente de lo que compras: una moto con 15.000 kilómetros y tres años, con un precio justo debe tener una garantía. Una moto con 15 años, 65.00 kilómetros y que te dan muy barata seguramente el vendedor no esté muy dispuesto a pagar por un kit de transmisión que empieza a saltar tres meses después de comprar la moto.

- Las tiendas tienen obligación legal de garantizar lo que venden, los particulares no.

- Es frecuente que las tiendas hagan el "truco" de hacer la operación por la fórmula de la "comisión de venta": la moto no es suya, es de un señor que les encarga la venta. Así no hay obligación de garantía, porque es una venta entre particulares.

- Muchas tiendas emplean garantías externas: son pólizas de seguro mecánico cubiertos por una compañía especializada en este tema. Tienen mucha "letra pequeña", solo cubren ciertos órganos, obligaciones de revisiones en donde ellos dicen, etc. Si es el caso, entérate de cómo funciona esa garantía.

- Estas garantías externas pueden contratarse también entre particulares. Quizá te interese.

Comprueba la moto

- Comprueba soldaduras "raras" en el chasis o golpes en la estructura. Es más fácil si antes has mirado cómo son las soldaduras de fábrica en otra moto. Plásticos y golpes en las carrocerías pueden indicar un golpe más fuerte debajo.

- Las piezas de goma, puños o reposapiés, palancas o el propio asiento te dan una indicación de los kilómetros reales. Si han tocado el cuentakilómetros, esto te lo puede "chivar" si están muy desgastados. No es una prueba fiable al 100% ya que son piezas baratas de cambiar, pero sí pueden dar una pista si son excesivamente nuevos.

- Intenta ir a ver la moto al sitio donde "duerme": si hay fugas de aceite se verán en el suelo. Arranca tú el motor. Desconfía de los que requieren un ritual especial que solo el propietario conoce. Una moto en buen estado arranca bien en frío.

- Lo primero del todo: toca el motor. Radiador, bloque y escapes. Si lo han arrancado un rato antes de que llegues se nota aquí. Un problema de baja compresión o válvulas puede hacer que en frío cueste mucho arrancarla, pero no en caliente.

- Con el motor ya en marcha comprueba que por el escape sale con fuerza los gases quemados.

- Antes de ir a ver una moto tienes que saber cómo suena ese modelo. Hay motos ruidosas y no significa que estén mal. Pero si no las conoces es fácil que te quieran hacer ver que ese ruido es normal, cuando no lo es.

- Comprobar el estado de las ruedas es fácil, mira también que las medidas se corresponden a las que deben y que no estén cristalizadas. Los frenos puede costar algo más: las pastillas se suelen ver (en una motos cuesta más que en otras) y los discos son fáciles: no debe haber un escalón enorme en el borde (signo de muchos kilómetros, otra pista) y la superficie debe ser plana. Si no, habría que cambiarlos.

- Si lleva tambor de freno es el tensor el que te "chiva" el desgaste de las zapatas.

- La cadena de estar sin eslabones enganchados, con la corona con los dientes sin torcer ni excesivamente afilados. Los tensores de cadena, a medio camino. Si no, también tenlo en cuenta a la hora de negociar el precio.

- Mirar el color del aceite y el nivel; te da también idea del tiempo que te queda antes de la revisión. Si te dicen que está recién revisada, al menos, que el cambio de aceite esté hecho.

La prueba



No todo el mundo te dejará probar la moto. Hay motos que, simplemente, se han puesto en venta cuando no se usaban y no tienen seguro para circular. Además, los robos han hecho que mucha gente no quiera dejarte probar. No te enfades, los ladrones que emplean este sistema no llevan jersey a rayas y antifaz: tienen la misma pinta que tú. Ofrécete a dejar las llaves de tu moto o coche, su documentación y la tuya. Esto da cierta seguridad al que te tiene que dejar su moto.

Sobre la moto puedes comprobar muchas cosas:

- La dirección: que no tenga saltos al girar ni "clics" al frenar y acelerar, prueba de que los rodamientos de la pipa no están bien.

- La transmisión: actúa sin ruidos ni saltos.

- El embrague, no patina y actúa sin arrastrar (la moto "sale" aún con el embrague cogido).

- Chasis; si está doblado, la moto "se va" a los lados.

- Las suspensiones: deben "amortiguar", no deben tener aceite rezumando y al pasar sobre baches se debe notar su trabajo. Si se queda botando es que solo trabajan los muelles y están mal los hidráulicos.

- Frenos: un disco alabeado o deformado hace que tengas cierta vibración en la maneta; se notan las "ondulaciones" porque al pasar la deformación por las pastillas las empujan hacia afuera y eso llega a la maneta o la pedal.

- Cambio: entran todas las marchas sin ruidos y no se "escupen" una vez han entrado. Si pasa una vez, prueba varias: puede ser error tuyo.

- Rodamientos de ruedas: "zumban" si están mal. Haz rodar la moto en punto muerto sin acelerar para escuchar bien.

- Busca una cuesta y baja con el motor en retención. Si empieza a echar humo blanco por los escapes, está quemando aceite. Esto es síntoma de baja compresión, bien por segmentos gastados, un cilindro deformado o guías de válvulas.

Documentación



La documentación de la moto necesaria para transferirla está compuesta de ficha técnica, permiso de circulación y recibo del impuesto municipal del último año. También necesitarás el DNI del vendedor y un contrato firmado por vendedor y comprador. La ficha técnica debe estar en vigor: dentro del período en que no debe todavía pasar ITV o con ésta pasada. Si no es así, tendrás que pasarla tú. Tenlo en cuenta en el precio que vas a pagar.

Para hacer la transferencia tienes dos opciones: gestor o hacerlo tú

- El gestor te cobrará honorarios, pero te ahorras un par de mañanas de gestiones aburridas y te asesorará sobre los pasos a seguir y documentos necesarios.

- Si lo haces por tu cuenta: revisa la documentación completa, busca formularios de tráfico en internet (solicitud de transferencia y contratos). Con ellos rellenos y firmados tendrás que ir primero a Hacienda, donde tendrás que abonar la parte más cara de la transferencia -un 4% del valor de la moto que figura en las tablas de Hacienda-. Después ya puedes ir a tráfico a solicitar la transferencia.

Entre particulares, la costumbre es que la transferencia la paga el que compra, aunque todo es negociable. Con las tiendas, pregúntalo antes de darte un susto.

Siempre es aconsejable pedir un informe a Tráfico sobre la moto que vas a comprar. Te indicarán a nombre de quién está, si está de alta o si tiene algún embargo o similares. Eso te ahorra el disgusto de comprar una moto que luego no puedes transferir o volver a vender.

Otros consejos

Ante todo, sé razonable: las motos valen lo que valen, no hay "chollos" absolutos salvo contadas ocasiones. Pero tampoco compres la más cara: por mucho que te diga el dueño "que la suya es mejor", lo cierto es que no lo sabe ni él. El precio lógico es el "medio" que puede ver en los anuncios de internet. De ahí descuenta los desperfectos que hayas encontrado e intenta negociar ese precio.

Que te acompañe un mecánico o alguien que sepa, de tu confianza, o alguien que conozca bien esa moto, te ayudará a "ver cosas" pero no es una garantía absoluta: todo el mundo se equivoca.

Si te da mucho miedo ir tú sólo siempre puedes contratar a una de esas empresas que encontrarás en internet y que analizan casi científicamente una moto y hacen un informe técnico. Esta sí puede ser una buena garantía de lo que compras. Lo normal es que lo pagues tú, no el vendedor.

Internet es una gran herramienta en estas cosas: no solo te enteras de las motos que hay en venta, sino que puedes conocer las experiencias de otros usuarios con ese modelo e ir "a tiro hecho" con ciertas comprobaciones. Los usuarios te dirán qué cosas se suelen estropear en ese modelo.

Ten "la mente abierta": quieres una moto de tal tipo, en este nivel de precio; no este modelo, de este año, con este color y estas opciones. O si lo haces así, sé paciente, pues la búsqueda se prolongará más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Reportajes

Herramientas básicas para arreglar una avería eléctrica de tu moto
Herramientas básicas para arreglar una avería eléctrica de tu moto

Herramientas básicas para arreglar una avería eléctrica de tu moto

Para solucionar un pinchazo supongo que llevas en tu moto un "kit" de reparación, y el juego de...

Cómo poner a punto la moto para el buen tiempo

Cómo poner a punto la moto para el buen tiempo

Ya metidos de lleno en la primavera, comprobamos que las motos vuelven a las calles de nuestra...

Consejos para cuidar la batería de tu moto y alargar su vida

Consejos para cuidar la batería de tu moto y alargar su vida

La batería es la gran olvidada en el mantenimiento de la moto y solo nos acordamos de ella cuando...

A la moda: las 12 mejores motos retro

A la moda: las 12 mejores motos retro

El mundo de la moto vive tendencias cíclicas y en la actualidad estamos inmersos de lleno en la...

Qué es un fusible y cómo cambiarlo

Qué es un fusible y cómo cambiarlo

Se puede fundir un fusible "porque le toca", pero también porque ha hecho su trabajo, protegiendo...

¿Por qué controlar la presión de los neumáticos de tu moto?

¿Por qué controlar la presión de los neumáticos de tu moto?

No te voy a contar lo importante que es llevar neumáticos de calidad y en buen estado. Medidas,...

anteriorsiguiente

Accesorios

Conoce todo el equipamiento retro y vintage de Dainese

Visitamos la Dainese Store de Madrid para que conozcas, en vídeo, la gama retro que Dainese pone a...

Nace Dainese Settantadue, una nueva marca de accesorios para el motorista

Nace Dainese Settantadue, una nueva marca de accesorios para el motorista

La nueva marca lanzada por el Grupo Dainese conjuga el amor por la innovación y la investigación...

Garibaldi Heritage, la chaqueta de toda la vida

Garibaldi Heritage, la chaqueta de toda la vida

En plena euforia de la corriente retro, firmas como Garibaldi, con un enorme respaldo histórico,...

FUCHS Silkolene, el aceite para tu moto clásica

FUCHS Silkolene, el aceite para tu moto clásica

FUCHS Silkolene pone a disposición de sus usuarios su amplia gama de aceites para motores clásicos...

Scooter 125


Subasta scooter 125
Subasta de scooter 125 desde 150 €

Subasta de scooter 125 desde 150 €

La web especializada en subastas Escrapalia tiene abierto el plazo para pujar por más de 50 lotes...

Los scooter 125 con mejor relación calidad precio

Los scooter 125 con mejor relación calidad precio

El segmento de scooters 125 es desde hace ya algún tiempo el más importante en ventas. Es lógico:...

Los 5 scooter 125 con más capacidad de carga

Los 5 scooter 125 con más capacidad de carga

Para muchos usuarios de scooter, la capacidad de carga es uno de los puntos clave a la hora de...