Herramientas para moto I: lo imprescindible

Comentar Publicado el viernes 13 de mayo de 2016

Montas en moto, ¿verdad? Necesitas herramientas. Esto es así, aunque en tu vida hayas visto más de tres tornillos juntos. Hay cosas que tendrás que hacer y lo mejor es hacerlo con las herramientas apropiadas. Estas son las básicas.

Es así de claro: si tu moto lleva espejos con varillas, un día u otro tendrás que reapretarlos. Y sí claro, puedes hacerlo con unos alicates viejos para arrancar clavos de la pared que tienes por casa pero marcarás la tuerca. Y si es cromada, quedará, cuando menos, fea; además del riesgo de estropearla del todo y que la próxima vez tengas que cambiar el espejo.

Y puede que sí seas aficionado a la mecánica, entonces en tu garaje tendrás (o al menos las ganas de hacerte con ellas) un buen juego de herramientas. No es nuestra intención decirte en este Reportaje todo lo que podrías tener, que aquí cabe desde un destornillador reversible hasta un elevador, analizador de gases y un montón de herramientas carísimas y sofisticadas que acabarán costando más que la propia moto. Pero sí hay un mínimo imprescindible que, si no tienes, ya estás tardando en salir corriendo a la ferretería.

El mínimo imprescindible



Un juego de destornilladores, de varios tamaños, otro de llaves Allen, un mazo de plástico, unos alicates normales, otros de puntas, un corta alambres y al menos un juego de llaves planas son imprescindibles. También muy importante, cinta aislante, cinchas de plástico (o abrazaderas), un manómetro y aceite multiusos. Casi tan importante, pero ya dentro de lo recomendable y no "obligatorio", un juego de carraca y un caballete de mantenimiento. Lógicamente, todo esto no tiene porqué ser de "primerísima calidad": no eres un taller mecánico que usa las herramientas ocho horas al día, pero tampoco compres "lo más barato del chino"; las herramientas malas, en muchos casos no duran y, lo que es peor, pueden dañar las piezas que agarran. Una calidad media esta bien. En cualquier ferretería te aconsejarán.



Destornilladores y llaves planas son básicas
: tu moto está llena de tornillos y es importantísimo "agarrar" cada uno con la llave adecuada. No hacerlo así y "tirar" de destornillador plano para sacar un tornillo de estrella, de alicate para una tuerca y esas cosas rompen las piezas, mientras que trabajar "en condiciones" mantiene la integridad de lo que tocas, tu seguridad (no se escapa una llave y te "atizas" con ella) e incluso es bueno para tu salud mental: no te desesperas intentado sacar una pieza que no sale. Con las llaves Allen pasa lo mismo; son tan frecuentes como las hexagonales o las de destornillador. Mira a ver si tu moto lleva también algunos tornillos "Torx". Son esos que parecen de Allen, con las aristas más afiladas. Si es así, compra también un juego de estas y no uses las Allen: no serás el primero que se carga la cabeza de un tornillo de estos porque "total, son parecidos€"

Otro consejo: cuidado con los martillos. El mejor, el mazo de plástico; aunque golpees con él es más difícil marcar una pieza. Los de hierro son "el último recurso", ya que es fácil pasarte con ellos.

Los "útiles"



Los útiles son las herramientas específicas para una operación. Generalmente cada modelo de moto tiene los suyos propios; y no, no te voy a decir que te hagas con el juego de útiles de tu moto, porque, para empezar, no es fácil conseguirlos si no es a través de la propia marca y ya te digo de antemano que valen "una pasta" , para que no los compres si no eres un taller que los va a rentabilizar. Hay otros, sin embargo, que son más comunes y se repiten en muchos modelos. Son, por ejemplo, llaves de bujías, extractores y otros similares. No necesitarás muchos en un juego de herramientas normales, pero si te decides a hacer tú tus propias revisiones, qué menos que la llave de bujías que corresponda a la medida que lleve tu moto y, en motores de 4T grandes, una llave de filtros de aceite. ¡Ojo! hay muchas medidas y muchos tipos: de cincha, de vaso€y no todas sirven para todas las motos: te tiene que permitir acceder y aflojar el filtro.

En la moto

Hasta aquí hemos hablado de las herramientas que tienes que tener en casa, como mínimo e imprescindibles para tareas sencillas y de mantenimiento. Desde luego, no te servirán para despiezar el motor, pero sí para hacer una revisión o reparar pequeñas averías. Y desde luego, no se puede llevar todo encima. Pero si eres previsor y sabes que un día de estos tú o algún compañero de ruta puede tener problemas en la carretera no estará de más que prepares una pequeña provisión de recambio ligero y herramientas, de forma que puedas reparar, o al menos improvisar, alguna "chapuza" para no quedarte tirado. Nuestro consejo es que, en una bolsa adecuada, en el hueco de la moto o incluso en un riñonera metas estas cosas. Ahí estará bien, además de lámparas de repuesto, un trozo de alambre, cinchas de plástico y cinta aislante, lleves algún cable que te sirva para acelerador y embrague, un destornillador reversible y alguna herramienta más.



El 3 en 1

Por último, una buena idea es llevar encima los típicos juegos que se emplean también en las bicis, estilo "navaja suiza", que con un sólo mango llevan dentro llaves planas, otro con llaves Allen y sí, esa navaja suiza con filo y un alicate. No ocupan demasiado y sirven para estas cosas. En tres herramientas llevas un buen surtido de posibilidades.

0