Cómo elegir el scooter 125 adecuado

Comentar Publicado el miércoles 29 de noviembre de 2017

Dice el refrán que "para gustos, los colores". Sí, hay infinidad de colores para elegir. Tipos de scooter de 125 cc no tantos, aunque los suficientes para que debas elegir, siempre conociendo antes las ventajas e inconvenientes de cada uno.

También puedes elegir como con los colores: el que más vaya contigo o el que más te guste. Por supuesto, parte de tu elección de scooter 125 tiene que ir por aquí. No obstante, primero, y antes de llegar a ese punto en tu toma de decisión, piensa en el uso que le vas a dar y cuál de los distintos tipos de scooter existentes se ajusta más a ese uso.

Éste es el proceder normal. Los scooter son vehículos polivalentes por definición, pero potenciando ciertos aspectos como el tipo de ruedas, el peso o tamaño general o simplemente su aspecto, se refuerzan algunas de sus características. De este modo, se convierten en mejor opción para determinados usos.

No vamos a decirte qué scooter 125 te tienes que comprar. Es una decisión tuya y hay factores personales que solo tú debes valorar. Pero sí deseamos que antes de decidirte por uno o por otro, sepas cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

URBANOS O BÁSICOS

Scooter de 125 cc los encuentras desde 900 € hasta casi 5.000 €. Lógicamente, hay muchas diferencias entre ellos. Como con cualquier vehículo, los motores pueden ser más o menos sofisticados, y en función de ello dar más potencia y par para alcanzar mayores prestaciones. Por otro lado, los niveles de equipamiento también varían. Puedes necesitar un scooter para hacer muchos kilómetros de carretera o vías rápidas y pasar mucho tiempo sobre ellos o solo para desplazamientos esporádicos sin salir de una ciudad o un entorno determinado. En este caso, cuanto más ligero y ágil mejor.

¿Cuáles son?

Nos referimos aquí a scooter de motor de aire y bajo precio, con ruedas de 12" y equipamiento justo. Intentan ser lo más barato posible, de compra y de mantenimiento, siendo habitual que lleven tambor de freno trasero, un solo caballete (central y no lateral) y pocas o ninguna concesión al lujo. Podemos encontrar scooter básicos en marcas como KYMCO, con el Agility, un scooter que no alcanza los 1.700 €, muy ligero y ágil. Otro ejemplo es el Goes 125L, un modelo aún más económico (1.395 €) y con una línea algo más sofisticada, también muy ligero y compacto.



¿Para quién?

Si tienes claro que solo te vas a mover por ciudad sin circular por las autovías de entrada a las grandes ciudades, si no necesitas un "look" cuidado, si lo que quieres es una mera herramienta de transporte, barata, efectiva y ágil, un scooter de este tipo te resultará ideal. No corre mucho en la carretera, pero sí lo suficiente en ciudad. Como son muy ligeros es fácil meterte entre huecos o subirlo a las aceras. No suelen tener espacios para carga muy grandes, pero se les puede poner un baúl y elevar esta capacidad hasta donde te sea necesario.

LO MEJOR: Su mayor atractivo es un bajo precio de adquisición, lo que los hace ideales para iniciarse en la movilidad en scooter sin invertir mucho dinero. Suelen ser duros y fiables gracias a motores muy simples y a acabados también poco sofisticados.

LO PEOR: Motores de aire, de carburación y con culatas de dos válvulas, baratos de construir, muy duros pero también no muy potentes. No suelen pasar de los 10 CV, lo que supone quedarse lejos de los 15 CV máximos que permite la ley y que scooter más sofisticados sí alcanzan. Así, sus prestaciones, a pesar de ser scooter ágiles y ligeros, también quedan lejos de las de los más potentes de 125 cc.

RUEDA ALTA

Los scooter convencionales montan ruedas más pequeñas que las motos. Las Vespa originales llevaban llantas de 10", muy pequeñas y responsables de su agilidad, pero también de su escasa estabilidad. Actualmente ya apenas encontramos esta medida de ruedas y lo frecuente es equipar llantas de 12", 13" e incluso en algunos casos 14" y 15". Con estas llantas la estabilidad es superior y, además, con ruedas con más diámetro también se pasa mejor sobre los baches. Ciudades con gran cultura de moto, como Barcelona, aprecian estos detalles y los scooter de rueda alta proliferan gracias a esas ventajas dinámicas.

¿Cuáles son?

Muchas marcas ofrecen alternativas en rueda alta. Se suele hablar de rueda alta cuando ambas o al menos la delantera es de 16". Fue el Honda Scoopy el que "inventó" este concepto allá por los años 80 y esa ventaja inicial le sigue valiendo para ser el más exitoso de ellos. Otros bien conocidos son el Peugeot Tweet, KYMCO Agility y SYM Shympony. Algunas marcas, conscientes de la importancia del segmento, duplican su oferta y tienen scooter básicos y de mayor lujo. Es el caso, por ejemplo, de Piaggio con Liberty y Beverly, el primero de bajo precio y motor de aire y el segundo más sofisticado y caro, pero con el motor de 15 CV de agua e inyección.



¿Para quién?

Tanto si en tus recorridos sueles pasar por asfalto en mal estado como si buscas la mayor estabilidad posible, éstos son los scooters que debes elegir. También son los preferidos, en muchos casos, por quienes suelen montar en moto, ya que con las ruedas grandes sus reacciones y estabilidad son más parecidas a las de estos modelos.

LO MEJOR: Lo mejor que ofrecen los scooter de rueda alta es, sin duda, una estabilidad superior. También, en asfaltos en mal estado y bacheados resultan más cómodos. Hay gran oferta para elegir lo que más te convenga.

LO PEOR: La rueda trasera alta ocupa mucho espacio, por lo que el hueco bajo el asiento no es muy grande. El contrapunto lo pone el Honda Scoopy 125, con capacidad bajo el asiento apto para un casco integral y plataforma plana.

SPORT

Se trata de scooter con una decoración de corte "racing" y con ciertas intenciones de vehículo deportivo. Pero ojo: los scooter son, por definición, vehículos utilitarios y generalmente lo utilitario está reñido con lo deportivo. Por eso, muchos scooters "sport" pueden clasificarse en otros segmentos (GT, básicos?) y solamente por su decoración o aspecto pasan por deportivos.

¿Cuáles son?

Podemos dividir dos tipos de scooter sport. Por un lado encontrarás los "básicos sport", como el Derbi Variant Sport o el Peugeot Speefight 3 125, con colores fuertes y detalles "racing" como los amortiguadores de botella separada del Peugeot. Son scooter básicos y no muy caros, de equipamiento justo y que, en el mejor de los casos, son capaces de transmitir más sensaciones que los básicos normales gracias a mejores frenos o suspensiones algo más duras. Por otro lado los scooter de 15 CV, sofisticados y rápidos, cuyos chasis sí permiten mayores "alegrías", como el Yamaha XMax o el Aprilia SR Max.



¿Para quién?

Son scooter ideales para quienes ya tienen muy claro que no solo quieren un vehículo para moverse a diario, sino que buscan también hacer esos desplazamientos más divertidos. Si hablamos de los básicos deportivos, son una opción para los que buscan un scooter sin más, con un aspecto algo más cuidado y no con una inversión inicial un poco superior.

LO MEJOR: Si te metes en un básico deportivo, son más divertidos de llevar que un básico o urbano convencional, con superior nivel dinámico y más atractivo de terminación. Si te subes a un sofisiticado sport GT dispondrás de los scooter más rápidos del mercado, con buenos chasis y lo mejor posible en parte ciclo.

LO PEOR: Si hablamos de un scooter básico deportivo, estás pagando un plus de dinero por un scooter, en mucho casos, con el mismo motor que un básico estándar y, por consiguiente, consigues poco más por más dinero. Si optas por un GT deportivo, lo harás por los scooter más caros del mercado, aunque son dinámicamente mejores. Un caso especial es el KYMCO K-XCT: no es más caro que un KYMCO SuperDink con el que comparte motor, pero pierde comodidad y espacio con respecto a éste para ser más ágil, "pisar mejor" y resultar más deportivo.

RETRO

Imitar las formas y estética de otras épocas es lo que busca un scooter retro. Lo habitual es que empleen y compartan chasis y mecánica con scooter básicos, por lo que dinámicamente, y salvo algunos casos especiales, son similares a estos, aunque algo mas caros debido a su cuidados detalles.

¿Cuáles son?

No hace falta mucha imaginación para saber cuál es el "rey" de los scooter Retro. Vespa, con una gama completa imitando (en sus formas) a scooter de diferentes épocas, mantiene toda una marca a su alrededor y no solo un modelo. Keeway Zahara o Daelim Besbi, entre otros, son ejemplo de scooter más básicos de formas Vintage. Más especiales resultan los LML Star y Vespa PX, con chapa de acero y cambio manual muy similares a los que se fabricaban en los años 70 y 80.



¿Para quién?

Los de marchas son modelos para el que quiere un scooter prácticamente de colección y disfrutar del encanto de la "Vespa de toda la vida". Los demás, desde los memos a los más baratos, para los que quieren un modelo diferente en cuanto a la estética. Las Vespa Primavera, o Sprint son idóneas porque no pasarán nunca de moda, siempre con un toque elegante y práctico en ciudad. El más grande y sofisticado GTS 125 de 15 CV te dará un plus de posibilidades en carretera.

LO MEJOR: Por poco más dinero que lo que cuesta un scooter básico, te beneficias de una estética muy de moda. Así es el caso de los retro mas básicos, como el KYMCO Like. En cuanto a las variantes Vespa, se trata de un scooter ciudadano y muy polivalente, ágil y más que probado, con un atractivo de marca evidente. Si te decantas por un LML o una Vespa PX, entonces tendrás todo el sabor de otras épocas€. pero con algunos de sus inconvenientes como su menor estabilidad.

LO PEOR: No hay un problema específico de estos scooter. Si hablamos de un básico, nos estamos refiriendo a un scooter con unas prestaciones muy justas. Las Vespa, con muchas ventajas obvias, no son especialmente baratas. Y si hablamos de los de marchas, pecan por escasa capacidad de carga, más consumo. Estos inconvenientes se justifican si, realmente, deseas un scooter de estas características concretas.

GT

Un scooter GT incorpora una carrocería grande, con pantallas altas y gran protección aerodinámica. Tienen mucho espacio de carga y un equipamiento más completo. No faltan cuadros de instrumentos con ordenador en algunos casos, casi siempre con cuentavueltas y motores sofisticados de última generación que garantizan las máximas prestaciones. Aunque no siempre son así: a veces encontramos scooter que buscan abaratar costes, con motores más simples en carrocerías grandes, u otros que mantienen un sentido eminentemente ciudadano, a pesar de su carrocería.

¿Cuáles son?

Si hay un ejemplo claro de scooter GT es el KYMCO SuperDink. Otro ejemplo obvio es el Piaggio X10, scooter muy grandes y espaciosos, con motores de 15 CV, mucho hueco bajo el asiento, cuadros completos y casi todo el equipamiento que se te puede ocurrir. Otras alternativas diferentes de modelos GT lo significan modelos como el Suzuki Burgman, más compactos y pequeños, sin portar motores de 15 CV pero estando muy equipados y con carrocería que protege plenamente. Otro camino lo suponen modelos como el KYMCO Yager GT, con suelo plano, menos espacio bajo el asiento y equipamiento pero más barato y enfocado al uso ciudadano, al igual que el Peugeot Citystar.



¿Para quién?

Son más caros, por lo que debes tener claro que este es el scooter que quieres y que te viene bien. Dentro de eso, te merecerán la pena si vas a salir a carretera, si en tus desplazamientos hay tramos de autovía que compartes con coches o si lo vas a usar todos los días, haga el tiempo que haga. Son más rápidos en carretera y protegen mejor de las inclemencias. Y si vas a pasar mucho tiempo sobre ellos, son más cómodos.

LO MEJOR: La comodidad a bordo es su mejor arma. Grandes, con asientos mullidos y cómodos, con pantallas altas que protegen mucho y con grandes niveles de equipamiento, son modelos polivalentes. Los que añaden motores de 15 CV son buenas opciones para desplazamientos desde las afueras al centro de las ciudades, pues son capaces de mantener la velocidad del tráfico en autovía.

LO PEOR: Obviamente, son más caros. Grandes y muy equipados, en gran parte de los casos recurren a lo mejor de cada casa para sus motores. Y estoy hay que pagarlo. Otro peaje es el del tamaño: a fin de cuentas hablamos de scooter, vehículos que deben ser ágiles en ciudad. Y lo cierto es que muchos de estos GT rozan los 180 kg de peso y tienen el tamaño de un 400 cc, mientras que un básico puede pesar 115 kg y ser poco más grande que un 50 cc.

FUN

Un tipo especial de scooter son los que podemos llamar "fun". Dentro de esta categoría destacan las medidas especiales de neumáticos entre otros efectos diferenciadores, pero siempre con un sentido más juvenil y dinámico. Fue un segmento muy concurrido en su momento, no tanto en la actualidad, destacando un aspecto sumamente divertido.

¿Cuáles son?

El Piaggio Typhoon es casi el inventor del segmento y muy difundido hace años en su versión 50 cc 2T. Ahora está disponible también en 125 4T. El Daelim B-Bone es otro de los pocos integrantes de esta categoría, inspirado en el antiguo Honda Zoomer, todavía comercializado en otros mercados como Honda Ruckus.



¿Para quién?

Si quieres ser diferente y original, un scooter con ruedas de tacos como el Piaggio Typhoon es una forma de distinguirte, com ocurre con un Daelim B-Bone, el scooter "sin carrocería".

LO MEJOR: Scooter ligeros y ágiles, cuyas mecánicas suelen ser las misma que las de otros scooter básicos de sus marcas. Por poco más dinero, al igual que sucede con los modelos retro, tienes un scooter original y atractivo.

LO PEOR: Derivan en sus mecánicas, normalmente, de scooter básicos, por lo que en carretera, en autovías o donde es preciso mayores prestaciones van un poco justos. Además, sus originalidades cuestan dinero: son algo más caros que otros scooter de sus mismas prestaciones.

TRES RUEDAS

Son los únicos que con más de 125 cc podrías llevar con carné de coche. Homologados como triciclos a motor y no como motocicleta, permiten moverte con un nivel de prestaciones muy superior a un 125 cc sin tener que sacarte un carné específico de moto.

¿Cuáles son?

Piaggio fue pionera con sus MP3. Ello les ha llevado a tener ahora una enorme gama en 300 y 500 cc. Peugeot, con el Metropolis, va poco a poco introduciéndose. Peor suerte ha tenido el Quadro, el intento italiano de competir con un sistema diferente que no ha obtenido el reconocimiento del público. Yamaha acaba de llegar con el Tricity, el único 125, seguro y ágil, un modelo de tamaño y precio contenido que quiere "reinventar" este segmento.



¿Para quién?

Si no tienes carné de moto y no quieres sacártelo, no te queda otra: tendrás que elegir entre los tres ruedas si vas a salir a carretera y no quieres que la velocidad del tráfico en autovía te agobie. El caso del Tricity es distinto y es muy recomendable, aunque solo en la urbe, para los que tienen menos práctica y quieren un poco mas de estabilidad y frenada.

LO MEJOR: Además de las prestaciones en el caso de los 300 y 500 de Piaggio y 400 de Peugeot, una frenada fantástica, junto con un agarre muy bueno son las mejores características de estos scooter, muy seguros y fáciles de llevar.

LO PEOR: Piaggio y Peugeot son scooter muy grandes, más que un GT normal. Piaggio ofrece las versiones Yourban que intentan ser más ciudadanos y ligeros, pero en el fondo siguen siendo más anchos y aparatosos que un scooter normal. No es el caso del nuevo Yamaha, muy ligero y compacto, pero también más pesado que otros 125 del mismo porte y, por tanto, más lento.

OTRAS MODALIDADES

Hay más scooter, modelos de difícil clasificación que no pueden entrar en uno de estos segmentos "oficiales", ya que las marcas, como es normal, intentan ofrecer todas las posibilidades que sus estudios de mercado indican que tienen más posibilidades de venderse. Un ejemplo lo constituye el exitoso Honda PCX. Incorpora llantas de 14 con ruedas estrechas, pero no es un rueda alta. Su motor no llega 15 CV, pero es tecnológicamente muy avanzado. Y el equipamiento incluye detalles como los faros LED o el sistema Start&Stop, aunque no es "enorme" y aparatoso como un GT. Yamaha tiene un original D´elight, muy ligero, que no lega a 125 cc, con cierto estilo retro, pero diferente y más ágil que cualquier scooter básico.



En el fondo, entre tanta oferta de scooter de 125, lo que subyace es que hay modelos para cada tipo de persona. Si te vas a iniciar en este ámbito o estás pensando en cambiar tu scooter, no te dejes "convencer" solo por lo que entra por los ojos, por lo que leas en internet o por las ofertas de las marcas. Primero piensa en el uso que le vas a dar y, para ese uso, qué características vas a necesitar. Con ello claro, tendrás muchas más posibilidades de hacerte con el scooter perfecto para ti.



¿Quieres recibir GRATIS
'Fórmulamoto Semanal'?

Si eres aficionado a las motos y quieres estar al día de las últimas novedades, leer las mejores pruebas y recibir la información más útil regístrate aquí y recibirás cada viernes de forma gratuita nuestro boletín Fórmulamoto Semanal.
Registrate y empieza a disfrutar de 'Fórmulamoto Semanal'. Ya somos más de 34.000 usuarios los que disfrutamos de la mejor información del mundo de la moto.
0